Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Jueves, 23 de noviembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Mundo

Mueren en vísperas de la Asunción dos obispos chinos que sumaban 39 años de trabajos forzados

ReL

15 agosto 2017

Mueren en vísperas de la Asunción dos obispos chinos que sumaban 39 años de trabajos forzados
A la izquierda, monseñor Li; a la derecha, monseñor Xie.
Según informa Asia News, dos ancianos obispos chinos han fallecido en las vísperas de la Asunción. El domingo 13 murió Silvestre Li Jiantang, obispo emérito de  Taiyuan (Shanxi), de 93 años, y el lunes 14 Pablo Xie Tingzhe, obispo emérito de Urumqi (Xinjiang), de 86 años.

Monseñor Li Jantang nació en 1925 y fue ordenado sacerdote en 1956. Entre 1966 y 1980 estuvo encerrado en un campo de trabajo forzado. Al ser liberado, volvió allí para servir en la parroquia. En 1994 fue ordenado obispo de la diócesis y se consagró a mejorar las condiciones de la misión de la comunidad. Desde 1996 hasta 2008 fue profesor, y dos años rector, del seminario de Shanxi, clausurado por el gobierno comunista local en 2013. También fundó el seminario menor y el convento de Nuestra Señora de los Siete Dolores. En 2010 ordenó a sacerdote Meng Ningyou como obispo coadjutor de la diócesis y se retiró en 2013. La diócesis de Taiyuan cuenta más de 80.000 fieles.


 
Monseños Xie Tingzhe nunca fue reconocido como obispo por el régimen chino. Su vocación nació muy pronto, e ingresó en el seminario menor de Lanzhou en 1945. Hacia fines de los años 50, siendo seminarista, fue llevado a prisión por negarse a pertenecer a la Asociación Patriótica, organismo títere creado por el régimen comunista a modo de Iglesia paralela cismática. Entre 1961 y 1980 estuvo recluido en una fábrica de Urumqui, en un campo de trabajo forzado. Tras ser liberado en 1980, pudo al fin ser ordenado sacerdote, y optó por servir a los católicos de Xinjiang, donde él pasó casi dos décadas como prisionero. En 1991 fue ordenado obispo de Urumqi de modo clandestino, y en 1994 fue recibido en secreto por Juan Pablo II. Fue muy activo en el uso de internet como vía de difusión del Evangelio, y en los chat enseñaba cantos en latín a los jóvenes. Su diócesis cuenta con casi 9.000 fieles, en una región donde la mayoría de la población es musulmana.
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Lisa
16/08/2017
Sahme on China.
Que verguenza para China, que su gobierno practicamente haya asesinado a estos dos inocentes mártires. Pero parece que todos tenemos verguenza ajena por china, menos ellos mismos. Que horror.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS