Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Martes, 21 de noviembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Mundo
Entrevista en «Avvenire»; su bebé acaba de nacer en prisión

«Mi mujer nunca renunciará a su fe», dice el marido de la sudanesa cristiana encarcelada en Sudán

«Mi mujer nunca renunciará a su fe», dice el marido de la sudanesa  cristiana encarcelada en Sudán
Foto de boda de Daniel y Meryam... pero el Estado islámico sudanés no reconoce el matrimonio y apenas dejan que se vean una vez a la semana

Paolo M. Alfieri / Avvenire

29 mayo 2014

[El diario italiano Avvenire, propiedad de la Conferencia Episcopal Italiana, sigue con atención el caso de Meryam Ibrahim, cristiana ortodoxa sudanesa condenada a muerte en Sudán y encarcelada con cadenas por negarse a renunciar al cristianismo. Ella acaba de dar a luz a su hija Maya este pasado martes en prisión. El diario entrevista a su marido, que es además ciudadano norteamericano. Nota de ReL]

 «Quisiera agradecer la movilización que habéis puesto en marcha en favor de mi esposa. El apoyo de vuestros lectores, así como de todos aquellos que se han movido por Meryam, es fundamental para mí. Y en la situación en la que estamos, todo esto podría tener resultados positivos a nivel de presiones políticas. Esperemos que esta campaña no sea inútil».

Así responde a Avvenire Daniel Wani, el marido de Meryam Ibrahim, en silla de ruedas a causa de una distrofia muscular y que ayer [el martes 27 de mayo] fue padre por segunda vez.

Daniel no está sereno y a menudo, cuando le dirigen preguntas que van demasiado a fondo en el caso legal de su mujer, prefiere responder con un amable «no comment».

-¿Cómo se siente tras el nacimiento de Maya?
Estoy dividido entre la alegría y la frustración. Obviamente estoy contento; después de tanta angustia, mi mujer y mi hija están bien. Pero por otra parte estoy muy decepcionado, porque no me han dado permiso para verlas. Tal vez me permitan hacerlo mañana, tal vez no. Lo único positivo es que las visitas pasarán a ser dos a la semana, en lugar de una como era hasta ahora. Pero hoy me habría gustado estar al lado de mi mujer.

-Su hija recién nacida, ¿le da esperanzas también para el caso judicial?
-Ciertamente, un niño es siempre una bendición, una esperanza. Y en nuestro caso significa mucho más. Lo único que quiero es tener más tiempo para estar con mi familia. Cuando voy a verles no me conceden mucho tiempo para hablar con Meryam y Martin, mi primogénito. Además hay siempre alguien controlándonos. Para las autoridades sudanesas, que consideran nulo nuestro matrimonio, mi mujer y yo, pero también mis hijos y yo, somos unos extraños entre nosotros.

-En los últimos días se ha dicho que Meryam no está siendo tratada bien en la cárcel…
-Camina con cadenas y verla así, para mí, es terrible. Ha tenido complicaciones durante el embarazo, pero no sabemos de qué tipo porque no la ha visitado ningún médico. Pero Meryam es fuerte, es mucho más fuerte que yo. Cuando la condenaron yo me eché a llorar, pero ella se mantuvo firme, ni siquiera se estremeció. También por esto no renunciará jamás a su fe, como le había pedido el juez. Y yo, aunque quiero verla libre, no le pediría nunca que lo hiciera.

-¿Cómo vive su hijo Martin todo lo que está sucediendo?
-Aunque aún no ha cumplido los dos años, entiende lo que está sucediendo. Pero tiene el carácter de su madre. Hay otros dos niños en la cárcel con él, y las condiciones no son buenas: la prisión no es un buen sitio para un niño. Me han dado permiso para llevarles medicinas y alimentos, pero los riesgos higiénicos son enormes, por no hablar de los psicológicos.

-¿Cómo transcurren sus días a la espera de tener novedades sobre el proceso judicial?
-Tengo algunos amigos, tanto cristianos como musulmanes; también estos últimos piensan que la condena de Meryam es injusta. Intento hacer pasar el tiempo, pero para mí estar sin ella es terrible, terrible. Por esto, sentir la cercanía de tanta gente, saber que hay quien se preocupa por nosotros, es muy, muy importante. Y para quien quiera venir aquí, a Jartum, mi puerta está abierta.

(Traducción de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares)
Religión en Libertad necesita de tu ayuda para seguir transmitiendo la ternura de Dios
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
6 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Carmen
30/05/2014
Así es Ricardo.
Nunca hay que imponer, ni siquiera el amor, todo nace de la libertad, es lo que perdura en el tiempo
ricardo chavez
30/05/2014
victimas del fanatismo religioso.
Por que hay hombres, religiones, sociedades que quieren imponer sus propias creencias a personas que no lo desean,por que coartan la libertad de pensamiento de accion a otros.Quien les da esa autoridad.Si ni el mismo Dios impone su vluntad a su creacion.El fanatismo, el totalitarismo,la intolerancia, frutos de la suprema ignorancia hace que demasiadfos actuen asi.Por que no dejar que cada quien manifieste libremente su fe,qyue cada quien en su busqueda particular de Dios, pida la correcta iluminacion para llegar a El.La fe se lleva en el alma, en el espiritu y no hay fuerza humana que pueda destruirla. ÑPodran destruir el cuerpo pero el alma jamas. Condenemos toda intolerancia, todo fanatismo, todo totalitarismo que destruye a la humanidad.
Almudena Ortíz Ruíz del Castillo
29/05/2014
No somos mejores, no..
No somos mejores. El caso de esta madre, como el de Asia Bibi, como el de cientos de cristianos perseguidos es una monstruosidad. Pero, ¿tenemos en Occidente fuerza moral para enseñar algo sobre civilización y respeto por la vida a estos musulmanes? No cientos, millones son las víctimas asesinadas en el vientre materno en nuestro ´´civilizado entorno´´. También decidimos quién puede o debe vivir, o quién no debe ni puede vivir, y encima le llamamos derechos humanos. Amén de las bondades de la eutanasia. No nos engañemos, no somos mejores.
Juan Roshbalam Chilam
29/05/2014
EL PODER DE LA FE CRISTIANA.
Ánimo, querida hermana en la fe, Meryam.
María de Guadalupe, la madre de Jesús, Buen Pastor, está-contigo.
El Espíritu del Señor te guarde, y te libere de todo mal.
Amor y paz.
antonio capel
29/05/2014
Dejadla libre.
Como es posible que, mentalidades como estas, continuen subsistiendo. Dios nos ha dado la vida y la libertad, entre otras cosas, cualquier gobierno o nacion, toda ley y derecho, cualquiera que este sea, esta supeditado a estos valores divinos. Ningun pueblo, gobierno, grupo, religion, etc. puede quitarnos lo que es parte del ser humano. Como es possible, que unos cecatos, sin ley se atreven a quitar o destruir lo que solo Dios podria hacer y nunca hara...?
EL MUNDO ENTERO DEBE GRITAR CONTRA TAMANA INJUSTICIA!
pedro de madrid
29/05/2014
No a la radicalidad del islan, mujeres, educad a vuestros hijos para que no sean fieras.
¿Cuándo comenzaran las femes, las de violencia de género, ONGs, Derechos humanos etc. a trabajar para que se cumpla lo que está legislado? Si esto llega a ocurrir, el islam puede ser tratado como una religión de asesinos, en pleno siglo XXI, el islamismo, por su bien, que se ponga a trabajar.
Buena parte de lo que ocurre en el islam lo tienen las mujeres al no educar constantemente a sus hijos para que no sean islamistas extremistas. Musulmanas, luchad por la educación sosegada, está en vuestras manos en dos otres generaciones, no habrá islamista radicales

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS