Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Reflexiones sobre el Evangelio

Los talentos. ¡Cuidado con la creatividad!

La divina proporción

17 noviembre 2017

Vuelvo a leer un post de un conocido teólogo en el que interpreta la parábola de los talentos como una llamada contra la Tradición y a favor de la “creatividad”. Los talentos eran una moneda y todos sabemos a dónde nos lleva la creatividad financiera. Si somos creativos, podríamos recortar papelitos y decir que cada uno vale por 100 talentos. Lo complicado es que Cristo nos valide la creatividad y no la califique de burdo engaño. No sé qué tienen contra la Tradición tantos teólogos contemporáneos. Es como si los arquitectos repudiaran los materiales sólidos de construcción, para centrarse en estructuras basadas en papel. Eso sí, papel pintado que parece ser lo que no es. Si llueve o hace viento, nos daremos cuenta del engaño que hay detrás de las “apariencias creativas” que nos han vendido. ¿Qué nos dice San Juan Crisóstomo sobre esta parábola?

Uno de los siervos dice: «Señor, cinco talentos me entregaste»; otro indica que se le dieron dos. Ellos reconocen que de él han recibido el medio de hacer el bien; le atestiguan un gran reconocimiento y le rinden sus cuentas. ¿Qué les responde el maestro? «Bien, siervo bueno y fiel (puesto que lo propio de la bondad es ver al prójimo»; has sido fiel en lo poco, voy a ponerte al frente de mucho. Entra en el gozo de tu señor». De este modo es que Jesús designa una beatitud completa.

En cuanto al que no había recibido más que un talento, lo fue a esconder. «A ese siervo inútil, échenlo afuera, en las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes». ¿Lo ves? no es solamente el ladrón, el hombre que busca siempre enriquecerse, el que hace el mal; quien al final es castigado, es también aquel que no hace el bien. Entonces ¿Cuáles son esos talentos? Es el poder de cada uno, la autoridad que disponemos, la fortuna que poseemos, la enseñanza que podemos impartir, y cualquier otra cosa de la misma índole. Que nadie venga entonces a decir: solo tengo un talento, no puedo hacer nada. Porque puedes, incluso con un solo talento, actuar de manera loable.
(San Juan Crisóstomo. Homilía sobre san Mateo 78, 2-3)

¿Qué son los talentos? Son los dones, capacidades y vocación que Dios nos ha regalado a cada uno de nosotros. Incluso cuando hemos recibido pocos dones, estos deber ser utilizados para mayor gloria de Dios y no para guardarlos o engañar a los demás. La Iglesia posee dones maravillosos, pero tiende a guardarlos dentro de estructuras cerradas y por lo tanto, es muy difícil que puedan multiplicarse. Algunos postulan que es mejor tirar los dones y utilizar la creatividad para generar otros valores mejor vistos por la sociedad. Sólo hace falta ver todo el empeño que demostramos en construir estructuras eclesiales y lo que nos cuesta dialogar fraternalmente entre nosotros.

Pensemos en otra parábola, la de la casa construida en roca y la casa construida sobre arena. ¿Sobre qué estamos fundando nuestro entendimiento, camino y vida? Tal vez estemos apostando demasiado en creatividades aparentes, shows, marketing y cuando cualquiera mira detrás del escenario se da cuenta que todo es un simulacro. Hace pocos días un relevante religioso decía que “los jóvenes no entienden el 99% de nuestras homilías”. No creo que no entiendan lo que se les dice, sino que al ver qué hay detrás, sólo encuentran aspectos socio-culturales, shows, complicidades y apariencias diversas. No entienden lo que nos dicen desde muchos ambones cada domingo porque lo que se les ofrece no es realmente sustancial para ellos. Valga recordar el empeño pastoral que existe con cuestiones ecológicas. Para desarrollar estos aspectos de forma consistente, es mejor reunirse con biólogos e ingenieros, ya que ellos saben qué es paja social y grano sustancial en estos temas. Lo mismo podríamos decir en otros muchos aspectos en los que invertimos esfuerzos, mientras dejamos lo sustancial escondido en una urna de museo.

Cuando Cristo nos pida cuentas de qué hemos hecho con los Tesoros que nos ha prestado, seguramente le digamos, avergonzados, la misma media verdad que dijo el receptor de un único talento: “lo guardé para no perderlo”. ¿Cómo vamos a decirle que lo tendíamos escondido porque nos daba vergüenza socio-cultural mostrarlo y utilizarlo? Siguiendo el texto del Evangelio:

… a quien tiene, se le dará y tendrá de más, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene. Echen afuera, a las tinieblas, a este servidor inútil; allí habrá llanto y rechinar de dientes
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Néstor Mora Núñez
Soy católico, casado con tres hijos en el mundo. Nací en 1965 en San José (Costa Rica) de padre costarricense y madre española, por lo que me enorgullezco de ser español de América. Estudié en colegio Santa Catalina de Sena en Costa Rica y San Felipe Neri en Cádiz (España). Mi formación universitaria parte de la ingeniería electrónica, pero ha ido evolucionando hacia el campo de los computadores, conocimiento y nuevas tecnologías de la información.

En el plano de servicio a la Iglesia me ocupo del diseño y mantenimiento de diversas webs de asociaciones católicas y la web de mi parroquia.

Néstor Mora Núñez, es autor, editor y responsable del Blog La divina proporción, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
DICIEMBRE 2017

Él los bautizará con el Espíritu Santo

No sabemos cuándo el dueño de la casa regresará
NOVIEMBRE 2017

Tuviste sed y te di de beber, sin aplausos ni fotos

Los talentos. ¡Cuidado con la creatividad!

Si nos quedamos sin aceite, la lámpara se apaga

Ellos dicen y no hacen

No temas, pequeño rebaño, resto fiel.

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (4 artículos)

JULIO 2017 (15 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (6 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (8 artículos)

DICIEMBRE 2016 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (5 artículos)

OCTUBRE 2016 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (10 artículos)

AGOSTO 2016 (8 artículos)

JULIO 2016 (11 artículos)

JUNIO 2016 (12 artículos)

MAYO 2016 (13 artículos)

ABRIL 2016 (12 artículos)

MARZO 2016 (15 artículos)

FEBRERO 2016 (9 artículos)

ENERO 2016 (13 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (11 artículos)

OCTUBRE 2015 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (13 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (12 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (10 artículos)

MARZO 2015 (13 artículos)

FEBRERO 2015 (12 artículos)

ENERO 2015 (13 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (14 artículos)

JULIO 2014 (12 artículos)

JUNIO 2014 (11 artículos)

MAYO 2014 (10 artículos)

ABRIL 2014 (13 artículos)

MARZO 2014 (11 artículos)

FEBRERO 2014 (11 artículos)

ENERO 2014 (9 artículos)

DICIEMBRE 2013 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (12 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (13 artículos)

AGOSTO 2013 (5 artículos)

JULIO 2013 (13 artículos)

JUNIO 2013 (13 artículos)

MAYO 2013 (12 artículos)

ABRIL 2013 (11 artículos)

MARZO 2013 (14 artículos)

FEBRERO 2013 (10 artículos)

ENERO 2013 (12 artículos)

DICIEMBRE 2012 (14 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (12 artículos)

OCTUBRE 2012 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (11 artículos)

AGOSTO 2012 (11 artículos)

JULIO 2012 (12 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (11 artículos)

ABRIL 2012 (12 artículos)

MARZO 2012 (13 artículos)

FEBRERO 2012 (15 artículos)

ENERO 2012 (12 artículos)

DICIEMBRE 2011 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (12 artículos)

OCTUBRE 2011 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (12 artículos)

AGOSTO 2011 (14 artículos)

JULIO 2011 (15 artículos)

JUNIO 2011 (12 artículos)

MAYO 2011 (13 artículos)

ABRIL 2011 (11 artículos)

MARZO 2011 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS