Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Reflexiones sobre el Evangelio

Él los bautizará con el Espíritu Santo

La divina proporción

8 diciembre 2017

En el evangelio que se leerá el próximo domingo podemos ver a San Juan Bautista mostrarse como profeta. La buena noticia que entregaba a todo el que quisiera escucharlo era Cristo. El comunicar que estaba cerca el Señor, no quería suplantar a Cristo. Su objetivo era preparar a quienes necesitaban a Quien es Camino, Verdad y Vida. Fue llamado “el bautista” porque bautizaba con agua, pero él mismo decía que el agua no es el fin. Cristo iba a bautizar con Espíritu Santo. San Jerónimo señala la profundidad de la diferencia:

¿Qué cosa hay diferente entre el agua y el Espíritu Santo, que era llevado sobre las aguas? El agua es misterio del hombre, pero el Espíritu es Misterio de Dios. (San Jerónimo. Tomado de la Catena Aurea Marcos 1, 4-8)

En este siglo XXI, Dios ha dejado de ser necesario. Nuestro becerro de oro actual es la tecnología. Los ingenieros nos creemos sacerdotes de este nuevo dios tecnológico porque utilizamos las herramientas y procedimientos para modificar lo que nos rodea y a nosotros mismos. Pero este hacer y transformar no llega a ser misterio de hombre. Como mucho, se queda en apariencia engañosa. Cristo nos ofrece mucho más. Nos ofrecer el Misterio de Dios verdadero.
Hablar de Misterios es hablar de Sacramentos. Sacramentos que son signos que reestablecen la comunicación entre el ser humano y Dios. Comunicación que, como bien dicen San Gregorio de Nisa y San Basilio, fue lo que quedó roto cuando Adán y Eva dejaron de confiar en Dios. Si al acceder al bautismo sólo vemos el agua y una ceremonia social, es que estamos ciegos. Nada hemos entendido y nada esperamos de Dios.  Nos contentamos con las apariencias del mundo. San Ambrosio de Milán indica que los Sacramentos están más allá de las apariencias que tienen los signos aparentes y mucho más allá del sentido socio-cultural que les damos hoy en día (Los sacramentos I, 4-6).

Limitamos el Misterio de Dios a misterios de hombre, cuando no los reducimos a eventos sociales, llenos de apariencias. Es muy triste ver que los reducimos a actos socio-culturales asociados a estéticas diversas y a veces, contradictorias. Incluso los utilizamos como “herramienta social” para minimizar las consecuencias de nuestros propios pecados. Cuando pensamos que Dios es cómplice, indiferente y se desentiende de nosotros, los Misterios de Dios quedan reducidos a celebraciones humanas. Después nos preguntamos la razón por la que tantos creyentes se alejan de los sacramentos. Quizás deberíamos preguntarnos si realmente somos capaces de comunicar qué es un Sacramento y qué es lo que Dios nos ofrece por medio de ellos. Pensemos en las profundas catequesis mistagógicas que nos han legado San Ambrosio de Milán o San Cirilo de Jerusalén. Hoy en día nos parecen imposibles de imitar aunque los fieles seamos teóricamente más cultos y preparados. Algo falla y ese algo podemos encontrarlo en ejemplo de San Juan Bautista.

¿Qué modelos de evangelizador tenemos actualmente? Se suele pensar simpáticos líderes que organizan actividades socio-religiosas o incluso en productores de shows en las redes sociales, televisión, radio, etc. Se busca emocionar/animar antes que compartir entendimiento. Los sacramentos son signos y como tales, contienen significado o entendimiento. En los signos nos hay sociabilidad o emotividad. Nosotros somos quienes adherimos o incrustamos estos elementos humanos a los signos sacramentales. San Juan Bautista no necesitaba hacer shows en las plazas de Judea. Tampoco organizaba un espectáculo para que las personas se acercaran a confesar sus pecados y bautizarse. Le bastaba esperar a quienes buscaban palabras y signos que tuvieran sentido en sus vida. ¿Eran pocos? Tanto da uno que un millón. El evangelizador es herramienta de Dios, no un segundo salvador delegado que dirige a las masas de fieles hacia su figura humana.

Recordemos que: “el agua es misterio del hombre, pero el Espíritu es Misterio de Dios”. Esto se puede ver en los cuadros de Leonardo Da Vinci. San Juan Bautista siempre indica con su dedo a Cristo. No se indica a sí mismo, porque suplantaría a Quien es Camino, Verdad y Vida.
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Néstor Mora Núñez
Soy católico, casado con tres hijos en el mundo. Nací en 1965 en San José (Costa Rica) de padre costarricense y madre española, por lo que me enorgullezco de ser español de América. Estudié en colegio Santa Catalina de Sena en Costa Rica y San Felipe Neri en Cádiz (España). Mi formación universitaria parte de la ingeniería electrónica, pero ha ido evolucionando hacia el campo de los computadores, conocimiento y nuevas tecnologías de la información.

En el plano de servicio a la Iglesia me ocupo del diseño y mantenimiento de diversas webs de asociaciones católicas y la web de mi parroquia.

Néstor Mora Núñez, es autor, editor y responsable del Blog La divina proporción, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
DICIEMBRE 2017

Él los bautizará con el Espíritu Santo

No sabemos cuándo el dueño de la casa regresará
NOVIEMBRE 2017

Tuviste sed y te di de beber, sin aplausos ni fotos

Los talentos. ¡Cuidado con la creatividad!

Si nos quedamos sin aceite, la lámpara se apaga

Ellos dicen y no hacen

No temas, pequeño rebaño, resto fiel.

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (4 artículos)

JULIO 2017 (15 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (6 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (8 artículos)

DICIEMBRE 2016 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (5 artículos)

OCTUBRE 2016 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (10 artículos)

AGOSTO 2016 (8 artículos)

JULIO 2016 (11 artículos)

JUNIO 2016 (12 artículos)

MAYO 2016 (13 artículos)

ABRIL 2016 (12 artículos)

MARZO 2016 (15 artículos)

FEBRERO 2016 (9 artículos)

ENERO 2016 (13 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (11 artículos)

OCTUBRE 2015 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (13 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (12 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (10 artículos)

MARZO 2015 (13 artículos)

FEBRERO 2015 (12 artículos)

ENERO 2015 (13 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (14 artículos)

JULIO 2014 (12 artículos)

JUNIO 2014 (11 artículos)

MAYO 2014 (10 artículos)

ABRIL 2014 (13 artículos)

MARZO 2014 (11 artículos)

FEBRERO 2014 (11 artículos)

ENERO 2014 (9 artículos)

DICIEMBRE 2013 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (12 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (13 artículos)

AGOSTO 2013 (5 artículos)

JULIO 2013 (13 artículos)

JUNIO 2013 (13 artículos)

MAYO 2013 (12 artículos)

ABRIL 2013 (11 artículos)

MARZO 2013 (14 artículos)

FEBRERO 2013 (10 artículos)

ENERO 2013 (12 artículos)

DICIEMBRE 2012 (14 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (12 artículos)

OCTUBRE 2012 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (11 artículos)

AGOSTO 2012 (11 artículos)

JULIO 2012 (12 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (11 artículos)

ABRIL 2012 (12 artículos)

MARZO 2012 (13 artículos)

FEBRERO 2012 (15 artículos)

ENERO 2012 (12 artículos)

DICIEMBRE 2011 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (12 artículos)

OCTUBRE 2011 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (12 artículos)

AGOSTO 2011 (14 artículos)

JULIO 2011 (15 artículos)

JUNIO 2011 (12 artículos)

MAYO 2011 (13 artículos)

ABRIL 2011 (11 artículos)

MARZO 2011 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS