Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Legionarios y medios: la mina llegó a su fin

Jorge Enrique Mújica, LC

23 octubre 2010

La cobertura mediática que se ha dado a la Legión de Cristo, a propósito de las revelaciones sobre la verdadera vida de su fundador, mostró y sigue mostrando el interés que esta joven congregación suscita dentro y fuera del ámbito católico.
 
Ciertamente no toda la atención hacia los legionarios ha sido siempre la de medios deseosos de conocer la verdad y la de reflejarla tal cual; tampoco ha sido la de quien reconoce los límites de sus investigaciones y pesquisas (a un nivel más amplio, sobre el periodismo en general, en otro momento tratamos este tema en el artículo El peligro de una sola historia).
 
A avivar la curiosidad morbosa, la nota amarilla, las cavilaciones infantiles, la sospecha y la suspicacia infundadas, han contribuido no pocos bloggers (véase, por ejemplo, Los vaticanistas, los rumores y los Legionarios de Cristo) y una que otra información filtrada y sacada de contexto.
 
Más recientemente, la enésima diatriba respecto a la situación actual de la Legión de Cristo fue a propósito de una supuesta “negativa” a otra “supuesta” petición que el Delegado Pontificio “habría hecho” a uno de los superiores mayores para que renunciara a un puesto de gobierno (lo han dicho o insinuado, por ejemplo, Andrea Tornielli, Francisco José Fernández de la Cigoña y otro blog menos conocido).
 
Hablar de la Legión de Cristo reditúa en audiencia (lectores o espectadores). Mediáticamente, la Legión se ha convertido en una mina de oro aunque, en no pocas ocasiones, lo que se venda sobre ella sea el rumor o las conjeturas del escritor o blogger en turno –en ese afán propio del estudiante de primer año de periodismo del “yo lo dije primero” o del “me están citando o tomando como fuente” –.
 
Pero la mina de oro se agotó. Si ya el tema en sí mismo comenzaba a cansar por esos tintes de novela danbrowniana, ha sido precisamente el Delegado del Papa quien de modo «tumbativo» ha dado respuestas claras, directas y contundentes sobre la situación de la Legión y del Regnum Christi en una carta dirigida precisamente a los primeros interesados.
 
Se trata de una misiva llena de realismo que, para tristeza de algunas “aves del mal agüero” informativo, matiza, corrige y aclara cuestiones trascendentales para el presente y futuro de esta familia religiosa.
 
A continuación algunos de los puntos mediáticamente más manipulados, tratados con verdad por alguien que los conoce mejor que los mass media: mons. Velasio de Paolis (nombrado cardenal por Benedicto XVI el 20 de octubre de 2010).
 
Delegado Pontificio, no Comisario ni Superior General (y la confirmación de los superiores de la congregación). En su epístola, mons. Velasio De Paolis vuelve a aclarar cuál es su papel en la Legión de Cristo.
 
Lo hace en el punto número I.1 cuando dice: «[…] Con el nombramiento del Delegado Pontificio la Legión no es puesta bajo un «comisario», sino que es acompañada en su camino a través del Delegado Pontificio. De hecho, el Decreto Pontificio reconoce y confirma a los superiores actuales. Esto significa, por una parte, que los superiores permanecen en sus cargos según las constituciones; y por otra parte, que la primera instancia para tratar los problemas de la Legión misma son los superiores, a los cuales los religiosos están invitados a dirigirse en primer lugar”.
 
Más adelante, en el punto I,4, esclarece más todavía: “[…] Mi encargo de Delegado Pontificio no es tampoco el de un visitador apostólico, que tiene la misión fundamental de encontrarse con personas, recoger informaciones para tener un cuadro de la situación real y ofrecer a la Autoridad competente sugerencias y propuestas a modo de soluciones para resolver las situaciones no conformes con el ideal evangélico de la vida religiosa”.
 
Estos datos contrastan con los que han aparecido en diferentes medios de comunicación laicos y también –tristemente– en prensa católica como ya evidenciamos en otro momento (véase RomeReports, los LC´s y los errores de la prensa “especializada” y Los vaticanistas, los rumores y los Legionarios de Cristo) y en otra tendencia sobradamente hostil como la sección de religión de Periodista Digital.
 
Los superiores sabían sobre la doble vida del fundador. Mons. De Paolis resuelve en pocas líneas uno de los prejuicios repetidos no sólo en la prensa laica: la creencia empíricamente infundada de que los superiores de la Legión conocían la doble vida del fundador.
 
Al respecto, en el número III,2 dice: «Una dificultad resulta recurrente y es sentida por algunos, según la cual los actuales superiores no podían no conocer las culpas del Fundador. Al callarlas habrían mentido. Pero se sabe que el problema no es tan simple. Las distintas denuncias publicadas en los periódicos desde los años 90 eran bien conocidas, también para los superiores de la congregación. Pero otra cosa es tener las pruebas de lo fundado de tales denuncias y más todavía la certeza de ellas. Esta llegó sólo mucho más tarde y gradualmente. En casos semejantes la comunicación no es fácil. Se impone la exigencia de reencontrar la confianza, para la necesaria colaboración».
 
Una congregación aprobada y reconocida por la Iglesia. El carisma. Otro de los escollos recurrentes fue el cuestionamiento acerca de la aprobación de la congregación y de su carisma por parte de la Iglesia.
 
Sobre este tema, el Delegado Pontificio escribe en su carta (cf. III.1): «[…] …la Legión ha sido aprobada por la Iglesia y no puede no ser considerada como una obra de Dios, al servicio de su Reino y de la Iglesia. Las responsabilidades del Fundador no pueden ser transferidas simplemente a la misma Legión de Cristo».
 
Y refiriéndose al carisma de esta familia religiosa (cf. III,3) señala la distinción entre normas constitucionales y normas de derecho para, a continuación, decir que es un carisma «actual como nunca», sobre el que se requiere «reflexión y profundización».
 
Considerando que la carta está dirigida a legionarios y miembros consagrados del Regnum Christi, varones y mujeres, el Delegado profundiza en un aspecto del carisma al destacar que la cultura secularizada y una fe reconducida a un nivel privado siguen haciendo vigente el trabajo de liderazgo «o sea de personas en cuyas manos reside la conducción de la sociedad».
 
De ahí que « La sociedad de hoy para ser cristianizada tiene necesidad de personas que puedan asumir la responsabilidad de la sociedad del mañana, que se formen en las escuelas y en las universidades, de sacerdotes, personas consagradas y laicos comprometidos, bien formados, de apóstoles de la nueva evangelización». Y añade que «[…] la congregación de los Legionarios de Cristo encuentra precisamente en este campo su espacio de servicio a la Iglesia. Y esto hace esperar lo mejor para el futuro».
 
Constatación de la intención de perseverar en su vocación por parte de la inmensa mayoría de los legionarios. Uno de los momentos más realistas de la carta del Delegado Pontificio a los legionarios, consagrados y consagradas, es cuando pone de manifiesto que hay un general agradecimiento por la intervención del Papa en la vida de la congregación (cf. II,5).
 
También habla de las inquietudes manifestadas por sacerdotes, tanto sobre aspectos positivos como elementos a mejorar, para después afirmar que en las cartas recibidas por él «se agradece al Señor por la vocación recibida y se expresa confianza en la congregación de los Legionarios, en la que se quiere perseverar. Los seminaristas en general se han limitado a expresar su voluntad de perseverar en la vocación».
 
Ciertamente también dice que «alguno» (lo que pone de relieve la cantidad acerca de cuántos comprende la expresión) ha pedido un tiempo de reflexión como extra domun o su voluntad de abandonar la congregación (cf. II, 5)
 
Confianza renovada del Papa en este camino de la Legión de Cristo e invitación a abandonar sospechas y desconfianzas. Un penúltimo punto de la misiva es la expresión de la cercanía de Benedicto XVI hacia los Legionarios de Cristo y miembros del Regnum Christi: «El Santo Padre, al iniciar esta nueva fase del camino, ha renovado su confianza en la Congregación; tal confianza podrá tener un resultado positivo sólo si a ella sigue la confianza de los Legionarios, que están calurosamente invitados a abandonar sospechas y desconfianzas y a obrar concreta y positivamente para el bien de la Legión, sin quedarse todavía en el pasado y sin alimentar divisiones» (cf. I,4).
 
Disciplina religiosa y el peligro del relajamiento. Por último, refiriéndose a la disciplina religiosa, invita a una «capacidad de leer en una dimensión sobrenatural» la situación actual y pone una alerta sobre el relajamiento en el que podría caer alguno.
 
Sobre lo anterior, escribe: «En el camino que queda por recorrer, se anida quizás un peligro que se ha de mencionar y es típico de las situaciones de este tipo. En el caso de los Legionarios de Cristo se está viviendo una especie de paradoja. Para los institutos religiosos en general se lamenta que en nombre de la renovación postconciliar requerido por el Concilio se perdió la disciplina y el sentido de la autoridad, con un cierto relajamiento también en la práctica de los consejos evangélicos y con una crisis vocacional impresionante, no obstante la riqueza de la teología sobre la vida religiosa que se desarrolló en este período; para los legionarios, en cambio, se trata de abrirse más a esta renovación postconciliar de la disciplina y del ejercicio de la autoridad”.
 
De ahí que advierta con las siguientes palabras: “El peligro de ir más allá y de activar un mecanismo de falta de compromiso en la disciplina y en la vida espiritual es real; y serpentea particularmente entre algún sacerdote y religioso. Este peligro es temido incluso por el Superior General, quien, expresando al Papa su compromiso de obediencia y de fidelidad, pedía sin embargo, que el instituto en este camino de renovación sea preservado de este peligro, o sea del peligro de que el empeño por la renovación se transforme en falta de disciplina y relajación (cf. IV).
 
Conclusión
 
Durante las palabras que mons. Velasio de Paolis dirigió a los Legionarios de Cristo en Roma, el pasado 7 de octubre en el Centro de Estudios Superiores, invitó a no hacer caso a las aves del mal agüero: «No escuchen las “aves de mal agüero”. La gente, el mundo habla y dice cosas fatuas sobre todo, también sobre ustedes. Ustedes lo saben, entonces no les hagan caso” (sic).
 
Esta idea ha quedado recogida de nuevo en la carta cuando escribe: «El shock provocado por las acciones del Fundador fue de un impacto terrible, capaz de destruir la misma congregación, como, por lo demás, tantos vaticinaban».
 
Muchos vaticinaban esa destrucción y ventilaban los rumores e interpretaciones infundadas a mansalva. Su oráculo hoy ya no sirve. Sus “decires”, sus fuentes anónimas, su periodismo de afirmaciones aventuradas, hoy les delata y les avisa que la mina de oro quedó agotada: «[…] las cosas cambian de valencia cuando una sociedad hechizada por la representación y la necesidad de divertirse, su primer designio, ejerce una presión que va modelando y convirtiendo poco a poco a sus políticos, sus intelectuales, sus artistas, sus periodistas, sus pastores o sacerdotes, y hasta sus científicos y militares, en bufones» –escribía el ahora Nobel Mario Vargas Llosa (El País, 19.09.2010), refiriéndose a ese pseudo periodismo de la información hecha espectáculo–.
 
Y agregaba el escritor de origen peruano: «Detrás de semejante espectáculo, muchas cosas comienzan a desbaratarse, las fronteras entre la verdad y la mentira por ejemplo, los valores morales, las formas artísticas, la naturaleza de las instituciones […]».
 
«Hay en el horizonte tantos signos que hacen pensar en una meta positiva al término del camino. En cambio ella –La Legión de Cristo, n.d.r. – no sólo sobrevive, sino que está casi intacta en su vitalidad», recordaba mons. De Paolis a los legionarios. Y esa es la vía ahora, aunque los bloggers y algunos mass media lo sepan, pero convenientemente lo olviden.
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
13 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

luis a
29/10/2010
¿Así que ´´no le gusta el anonimato´´?.
JEM: Además de que no me gusta el anonimato no me gustan las calumnias. Este blog es católico, ergo, a calumniar a otra parte. Lo siento.
Yizac Bernstein
28/10/2010
Respuesta a Jem.
JEM: le agradezco el saludo y además le ofrezco un recuerdo en mi Rosario. Por lo demás, sus apreciaciones subjetivas sin evidencia empírica me hacen borrar el comentario. Ya encontrará dónde hablar mal de mí.
Gerardo Aldana Martínez
28/10/2010
Lástima, oportunidad perdida..
Es de lamentar que la jerarquía de la iglesia católica haya dejado pasar la oportunidad de sancionar a la estructura de los legionarios de Cristo. No es creíble que no se hayan percatado de nada. Son corresponsables de los delitos y de las inmoralidades de Marcial Maciel porque no sólo lo encubrieron sino que forman parte de la red de poder que le permitió perpetrar con impunidad sus inmoralidades. Lástima. La legión presionó y ejerció su cuota de poder avasallando no solo la razón, la justicia sino traicionando a Jesús. / JEM: Si usted tiene pruebas, Gerardo, apórtelas. Cavilaciones y conjeturas se pueden tener por montones. Claro, que de creer al delegado, que está dentro, a alguien que ve las cosas desde fuera (influenciado, quizá por alguno de los medios, blogger o decires como los citados en este artículo...) pues sobradamente uno elige lo correcto. Así las cosas, oportunidad ganada.
Ignacio
28/10/2010
Me lo imagino porque yo también fui muy feliz.
Mire, nuevamnete coincido con usted, y si cada uno, y entre todos sacamos conclusiones de lo que ha hecho y porqué lo ha hecho este hermano y amigo nuestro que es Santiago Oriol más felices seremos. / JEM: Pues ya ve, cuando captamos las realidades desde Dios siempre se coincide en muchas cosas buenas. No sé si se puede ser más feliz... en todo caso, le pido al Señor que me permita seguirlo siendo en su Legión.
Ignacio
28/10/2010
Pienso lo mismo.
Hermano Múgica, gracias por su respuesta y por no ponerse de perfil. Eso le honra. Yo al P. Santiago le conozco desde que fuimos compañeros en Roma y años más tarde coincidí con él en España. Además de un ejemplo como persona y sacerdote es un caballero. Y me alegro enormemente que con él triunfe Cristo. / JEM: Gracias a usted, Ignacio. Cristo triunfa cuando somos fieles a su voluntad. Y además nos premia siendo MUY FELICES. Gracias a Dios yo soy muy feliz en la Legión de Cristo.
Ignacio
28/10/2010
Hubieras esperado tres días y este artículo no lo hubieras publicado.
Hermano Múgica, a la luz de la que está cayendo en Madrid, piensa lo mismo que lo que ha publicado en este artículo innecesariamente triunfalista? / JEM: Ignacio, gracias por el comentario. El titular es obsoleto pero respondo a este mensaje con mi testimonio: yo tuve como superior al padre Santiago Oriol durante seis meses y sólo puedo decir que fue un gran ejemplo para mí. El que triunfa es Cristo, no los artículos. Saludos.
Yizac Bernstein
27/10/2010
Vergonzoso.
Hay en el horizonte tantos signos que hacen pensar en una meta positiva al término del camino. En cambio ella La Legión de Cristo, n.d.r. no sólo sobrevive, sino que está casi intacta en su vitalidad. Es verdaderamente vergonzoso que se hagan estas apologías en el problema de los legionarios, sobre todo tomando en cuenta el nivel de escándalo que la conducta del fundador alcanzó. Parecería que nada importa y que la existencia per se de la congregación está por encima del daño y el resarcimiento. / JEM: lo siento, tuve que editar su comentario pues los insultos no los dejo pasar en mi blog. Y menos de un anónimo. Si yo doy la cara, pido lo mismo. Y hay que tener suficiente valor para darla como la doy.
King Crimson
26/10/2010
Millonarios de Cristo.
Los Legionarios de Cristo no van a desaparecer simple y llanamente porque existe una considerable cantidad de dinero, - unos 650 millones de dólares -, provenientes de connotados empresarios (pseudo - empresarios) mexicanos que han crecido a la sombra del poder. Lo más honesto sería que desaparecieran y devolvieran el dinero. Caballeros, por favor, no defiendan lo indefendible, no sean cómplices de la corrupción.
alucinado
26/10/2010
alucinado.
Después de leer esto saco una conclusión: El cardenal De Paolis tiene un problema muy serio con esta legión de Cristo.
Judit
25/10/2010
La palabra fundador.
No comprendo que el sacerdote Jorge E Mújica LC, escriba este artículo y enfatice la palabra fundador con letra mayúscula; pero, oigame, cómo escribe ud. Fundador con letra mayúscula? pero, es que todavía sigue siendo para ud alguien, que sea posible reseñar con esa F profunda, desgastada, envenenada y diabólica, al sujeto que ha ocasionado tan grave herida en la Iglesia? Porque, yo soy Iglesia y a mi me ha destrozado. Porque, mi Iglesia ha sufrido y sigue arrastrando el tremendo daño que le ha hecho, no se si todavia su fundador.
Los que a diario pedimos por los sacerdotes, pedimos por los que son fieles padres y guardianes de la fe desde hace 2000n años.
Por supuesto que leemos y nos enteramos pero estamos esperando que esta horrible etapa pase cuanto antes y todo lo relacionado con semejante judas, se entierre en los mas profunda de las simas.
/ JEM: Judit, gracias por su comentario, de verdad, Y sobre todo gracias por su amor a la Iglesia, a la que yo también amo tanto. No sé si estamos leyendo la misma versión, porque no recuerdo haber puesto la palabra fundador con mayúscula -yo-.
José Manuel Campos Gallardo
25/10/2010
Cada vez más cerca nuestra liberación por Cristo..
Legionarios: Mejores que ayer pero peores que mañana. Sí, no se me achanten porque diga ´´hoy peores´´ que mañana. No es ataque personal, ni siquiera ataque, sino lo contrario. Dios está atendiendo a los Legionarios y les está hacienod justicia. Sigan corriendo hasta la meta, mantengan su la fe y amor a la venida de Cristo, que está cada vez más próxima, para la que no dejen de entrenarse y prepararse. Como en el evangelio de hoy lunes de la 30 semana, la Legión que ha estado atada durante años, ¿no es ya hora de soltarla y dejarla en paz? No os avergoncéis de los pecados del pasado, porque mañana seremos librados de los pecados de hoy. Así se instaura el Reino de Cristo, ese es el camino de la perfección. Cada día menos alejados de Cristo, más a su imagen. Mientras estamos vivos aún no hemos sido sacrificados. Nosotros aún NO hemos combatido el combate, aún NO hemos llegado a la meta, mientras seguimos en este mundo. Aún estamos esperando cada uno el día de nuestra liberación. Y a cada uno nos va llegando.
Descontento
23/10/2010
No persuade usted..
JEM: El anonimato nunca me ha gustado. Lo siento. Si yo doy la cara por lo que escribo, pido lo que doy.
Celina
23/10/2010
Una Congregacion llena de sentido.
Cada cual sacara sus frutos personales de la carta, pero para mi el mas positivo ha sido la confirmacion del carisma de la Legion en el trabajo por la captacion, formacion y proyeccion de lideres catolicos, tan necesario en estos tiempos. Por supuesto, y en esto es en lo que hay que seguir profundizando, lideres activos para el Reino de Cristo (no para el ´´reino de maciel´´). Despues de tanto tiempo sin saber cual era su fin, de repartir un Manual del RC donde el carisma, para sorpresa de todos era ´´la caridad´´, Mons de Velasio lo aclara y con determinacion y criterio fija el rumbo. Felicidades a la Legion por su Delegado / JEM: Celina, y gracias a usted porque seguro que estuvo rezando por nosotros. Y ahora a seguir siendo muy fieles a Dios y a llevarlo a Él con nuestro testimonio a más almas. La encomiendo en mi Rosario.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge Enrique Mújica, LC
Jorge Enrique Mújica, LC, ha sido coordinador de la sección española de la oficina de prensa del Centro de Estudios Superiores, en Roma, donde también es profesor de estilo de ideas y retórica. Tiene estudios en lenguas clásicas y humanidades por el Centro de Humanidades de Salamanca, España; filosofía por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum; además de diplomados de especialización en teatro, por la Universidad de Guanajuato; de comunicación oral y escrita, por el Centro de Estudios Superiores. Actualmente cursa el máster en Iglesia, Ecumenismo y Religión, en la facultad de teología del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum. Ha sido parte del equipo de trabajo del director territorial (provincial) de los Legionarios de Cristo, en Monterrey, México; imparte pláticas sobre ética de las comunicaciones sociales, además de ser editor y jefe de redacción del semanario Análisis y Actualidad y colaborador del programa de radio “Escuela de la fe” de la red Radio Guadalupe, en Texas. Desde el segundo semestre de 2010 reside en la sede de la dirección general de los Legionarios de Cristo, en Roma, donde colabora como parte del equipo de trabajo de la secretaría general de la congregación. Periodista acreditado para ForumLibertas.com y blogger de ReligionenLibertad.com. Publica ordinariamente en diferentes medios de comunicación y es consultor en ética de las comunicaciones sociales en el conocido portal Catholic.net. Perfil de Twitter: http://twitter.com/mujicaje.

Jorge Enrique Mújica, LC, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Análisis y actualidad, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2017 (1 artículos)

JUNIO 2016 (2 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (2 artículos)

OCTUBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (5 artículos)

AGOSTO 2015 (4 artículos)

JULIO 2015 (3 artículos)

JUNIO 2015 (7 artículos)

MAYO 2015 (2 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (4 artículos)

FEBRERO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (9 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (11 artículos)

OCTUBRE 2014 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (9 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

JUNIO 2014 (7 artículos)

MAYO 2014 (12 artículos)

ABRIL 2014 (9 artículos)

MARZO 2014 (7 artículos)

FEBRERO 2014 (10 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (10 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (9 artículos)

AGOSTO 2013 (11 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (10 artículos)

MAYO 2013 (13 artículos)

ABRIL 2013 (13 artículos)

MARZO 2013 (11 artículos)

FEBRERO 2013 (17 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (13 artículos)

OCTUBRE 2012 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (17 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (7 artículos)

JUNIO 2012 (18 artículos)

MAYO 2012 (17 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (13 artículos)

FEBRERO 2012 (17 artículos)

ENERO 2012 (19 artículos)

DICIEMBRE 2011 (19 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (16 artículos)

OCTUBRE 2011 (17 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (13 artículos)

AGOSTO 2011 (13 artículos)

JULIO 2011 (8 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (11 artículos)

ABRIL 2011 (21 artículos)

MARZO 2011 (19 artículos)

FEBRERO 2011 (13 artículos)

ENERO 2011 (22 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (17 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (14 artículos)

AGOSTO 2010 (11 artículos)

JULIO 2010 (9 artículos)

JUNIO 2010 (18 artículos)

MAYO 2010 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS