Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Juan Pablo I: Lo que el mundo vio en 33 días

Juan Pablo I: Lo que el mundo vio en 33 días

Duc in altum!

11 noviembre 2017

TAGS Vaticano

Dios, lo sabemos bien, va más allá del tiempo, del calendario o las estaciones, porque es eterno. Así que, aunque para nosotros poco más de un mes no sea la gran cosa, para él puede ser suficiente en el marco de sus planes e intervenciones en la historia. Por eso, el pontificado de Albino Luciano (1912-1978) -Juan Pablo I-, ahora Venerable; es decir, que vivió las virtudes en un grado heroico, fue tan rápido como significativo. En poco más de un mes, la Iglesia recibió un nuevo empuje que, a través de los medios de comunicación, llegó a todas partes del mundo. Después de un gran papa, como lo fue el beato Pablo VI (1897-1978) y de un contexto afectado por las confusiones que las interpretaciones paralelas al Concilio Vaticano II habían provocado, Juan Pablo I, significó una vuelta a la fe práctica, cotidiana, menos sofisticada, sin que por ello se tratara de alguien sin cultura. No olvidemos que Albino Luciani era maestro.
 

En las audiencias generales que tuvo, siempre buscó poner ejemplos que pasaran de lo abstracto a lo concreto. Los archivos de la RAI y del Centro Televisivo Vaticano, son una prueba de todo ello. A veces, cuando toca hablar en público, falta conectar la fe con la realidad de cada día y eso, además de aburrir, genera nuevos distanciamientos. Las  palabras de Juan Pablo I eran sencillas, profundas y persuasivas. De ahí que, en alguna ocasión, tuvieran que abrirse dos audiencias por separado al constatar la inmensa cantidad de peregrinos y visitantes que lo querían conocer. Sin duda, esos treinta y tres días fueron la síntesis de todo un proceso de vida, porque la santidad es justo irse dejando hacer por Dios.

Juan Pablo I, no vivió una fe llena de categorías sociológicas, sino la que surge de la experiencia de la oración que, a su vez, lo comprometía en la transformación del mundo, de los más necesitados. Su claridad, capacidad de síntesis, coherencia y vinculación, lo suman a la lista de hombres y mujeres que han sabido vivir el cristianismo en su máxima expresión y comunicarlo. Al morir a los 65 años y 33 días de pontificado, como consecuencia de un infarto, recientemente confirmado por la labor periodística de Stefania Falasca, nos dejó un nuevo ejemplo sobre cómo vincular la fe con el día a día.
 
-----------------------------------------------------------------------------------
Escucha el siguiente audio, titulado "Fe y ciencia. Dos preguntas": https://mx.ivoox.com/es/fe-ciencia-dos-preguntas-audios-mp3_rf_21759055_1.html
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Carlos J. Díaz Rodríguez
Mi nombre es Carlos J. Díaz Rodríguez. Nací en el Puerto de Veracruz, México, en el año 1989. Soy laico y Licenciado en Derecho. Actualmente, me desempeño como litigante, profesor y expositor. Me mantendré al pendiente de sus comentarios. Espero que el blog contribuya a una mayor difusión y comprensión de la fe católica en el campo de la cultura.

Carlos J. Díaz Rodríguez, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Duc in altum!, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
DICIEMBRE 2017

El reto pastoral de la Ciudad de México
NOVIEMBRE 2017

3 consejos de Concepción Cabrera de Armida sobre familia, fe y economía

Liturgia y no intentar copiar otros espacios

Juan Pablo I: Lo que el mundo vio en 33 días

El error de los jóvenes multitareas en la pastoral juvenil

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2017 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (5 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

JUNIO 2016 (8 artículos)

MAYO 2016 (6 artículos)

ABRIL 2016 (6 artículos)

MARZO 2016 (9 artículos)

FEBRERO 2016 (6 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (8 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (7 artículos)

JUNIO 2015 (8 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (9 artículos)

ENERO 2015 (12 artículos)

DICIEMBRE 2014 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (12 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (10 artículos)

AGOSTO 2014 (7 artículos)

JULIO 2014 (8 artículos)

JUNIO 2014 (13 artículos)

MAYO 2014 (13 artículos)

ABRIL 2014 (12 artículos)

MARZO 2014 (10 artículos)

FEBRERO 2014 (12 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (8 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (7 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (7 artículos)

JUNIO 2013 (9 artículos)

MAYO 2013 (8 artículos)

ABRIL 2013 (7 artículos)

MARZO 2013 (7 artículos)

FEBRERO 2013 (6 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (7 artículos)

OCTUBRE 2012 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (9 artículos)

AGOSTO 2012 (6 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (8 artículos)

MARZO 2012 (6 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (8 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (7 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (7 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS