Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Lunes, 20 de noviembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vida y familia

La intervención de un Síndrome de Down en el Capitolio se hace viral: «Mi vida merece la pena»

ReL

2 noviembre 2017

TAGS Aborto - Provida

La intervención de un Síndrome de Down en el Capitolio se hace viral: «Mi vida merece la pena»
Frank Stephens compareció en el Capitolio con una intervención clara y contundente
Frank Stephens es escritor, actor, ha impartido clases en la universidad y además es síndrome de Down, por lo que es también portavoz de la Global Down Syndrome Foundation. Sin embargo, este ciudadano estadounidense se ha hecho conocido mundialmente por su reciente intervención en el Capitolio, concretamente en la Cámara de Representantes, que se ha convertido en viral.

Esta persona con síndrome de Down comparecía en el marco de una comisión sobre investigación científica, en una intervención brillante, llena de determinación pero también de humor, que duró siete minutos.

“Sólo por si hay alguna confusión, permítanme decir que no soy un científico investigador. Sin embargo, nadie sabe más de la vida con Síndrome de Down que yo. Sea lo que sea que aprendan hoy, recuerden esto: soy un hombre con Síndrome de Down y mi vida merece la pena”.

"No creo que deba justificar mi existencia"
Stephens denunció también aquellos que desde esa misma Cámara defienden y justifiquen que un ser humano puede ser asesinado antes de nacer por el mero hecho de ser Down. En su opinión, esta mentalidad “está profundamente influida por un prejuicio desfasado”.

“He estado dos veces en la Casa Blanca y no he tenido que saltar la valla”, bromeó, antes de asegurar ya con otro tono: “En serio, no creo que deba justificar mi existencia”.


Vídeo con la interevención de Frank Stephens en el Capitolio subtitulado por Actuall

No a las "soluciones finales"
De este modo, Frank Stephens agregó que “tengo una gran vida. He dado clases en universidades, actuado en una película premiada, en un programa de televisión galardonado en los Emmy y he hablado a miles de jóvenes sobre el valor de la inclusión”.

Recordó además que hay países como Islandia o Dinamarca, donde las autoridades presumen de que ya se abortan el 100% de los bebés que detectan con este síndrome. “Seamos los EEUU. No Islandia ni Dinamarca. Persigamos respuestas, no ‘soluciones finales’”, agregó, haciendo referencia al exterminio nazi perpetrado contra los judíos.

Stephens habló a los presentes de tres argumentos a su favor frente a los que “cuestionan el valor de las personas con síndrome de Down".

"Somos una fuente inusual y poderosa de felicidad"
El primero de ellos es –aseguró- que “somos un regalo médico a la sociedad, un plan para la investigación médica sobre cáncer, Alzheimer y trastornos del sistema inmunitario”.

El segundo punto se centra en la felicidad de estas personas. Citó un estudio realizado por la Universidad de Harvard, que muestra que las familias con una persona down perciben su vida con un grado de felicidad mayor que la media. “Somos una fuente inusual y poderosa de felicidad. Sin duda la felicidad tiene un valor”.

Por último, quiso hacer reflexionar a los presentes asegurando que la existencia de personas como él sirven de termómetro y de alerta. “Somos el canario en la mina de carbón. Le damos al mundo la oportunidad de pensar sobre la ética de elegir qué humanos merecen una oportunidad de vivir”.
 
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
5 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Ana
04/11/2017
No es UN síndrome de Down.
La frase del titulo contradice la intención del artículo.
Frank NO es UN síndrome de Down
Es una persona con síndrome de Down
´´recuerden esto: soy un hombre con Síndrome de Down y mi vida merece la pena´´.
Un síndrome puede ser suprimido en cambio una persona no.
JoSé
03/11/2017
si tuviera que poner una canción.
a las personas que padecen síndrome de down
sólo se me ocurriría ésta, que nos dan mil sopas con ONDA.
https://www.youtube.com/watch?v=xbMqDydCReE
Alejandro Matus
02/11/2017
Dios lo bendiga.
Es invaluable la vida de estas personas, es un genocidio su aborto.
pedro de madrid
02/11/2017
Benditos niños síndrome de Down.
Si una mujer embarazada con un síndrome de Down, tiene que abortar por deficiendia de su hijo, igual le ocurrirá al niño sano (cualquier persona) que, por desgracia sufra un accidente y quede peor que citado síndrome, a eso se llama exterminio y hay políticos que lo quieren legalizar. Todos llegaremos a deficientes, ¡no a la eutanasia!
JoSé
02/11/2017
Claro que merece la pena..
Cualquiera que haya tenido la fortuna de tener contacto próximo con cualquier chaval con síndrome de down sabe certeramente que nos superan a muchos en NOBLEZA, ALEGRÍA Y CARIÑO; y no digamos en inteligencia emocional. Esto es una perogrullada, lo triste es que haya que reafirmarlo y recordarlo.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS