Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Imagen profesional e Iglesia

Imagen profesional e Iglesia

Duc in altum!

13 enero 2018

TAGS Superación

En muchos programas académicos de posgrado se incluye un módulo sobre la imagen profesional; es decir, la manera de presentarse al momento de ejercer la profesión e incluso más allá del horario laboral, lo cual, también guarda una estrecha relación con la forma de darse a conocer en los perfiles de las redes sociales. Con los avances de la neurociencia, hemos comprendido mejor el funcionamiento biológico del comportamiento humano, así como el efecto de la primera impresión que, aunque no debe ser determinante, pues lo razonable es ver más allá, influye de una u otra forma. Por eso, el arreglo personal, la higiene y la seguridad, van de la mano. Ahora bien, ¿qué tiene que ver con la Iglesia? Ciertamente, en materia de fe, lo primero es la coherencia. Sin ella, por muy cuidadosos que seamos en la presentación, no sirve de nada, resultaría hipócrita; sin embargo, como la evangelización es, ante todo, comunicación, después del ejemplo, sí que aplica la necesidad de presentarse de forma apropiada y, cuando se trata de una institución católica, tipo colegio u hospital, debe ser totalmente profesional, porque últimamente la informalidad y el desprecio exagerado al protocolo, nos ha afectado mucho al momento de querer enviar un mensaje significativo para el mundo de hoy. Luego, por eso no nos toman en cuenta o piensan que vivimos fuera de la realidad. De ahí la urgencia de tomar nota.
 
El fundamento entre la Iglesia y la imagen profesional está en la convicción de comunicar, de compartir la fe mediante la predicación en sus diferentes modalidades. Hay una anécdota interesante en Santo Tomás de Aquino. En una ocasión andaba muy preocupado  por un problema dental que le iba a impedir hablar en público y no paró, por la vía de la fe y de los cuidados médicos de aquella época, hasta que lo resolvió. No fue falta de humildad,  sino el reconocer, ya desde entonces, la necesidad  de cuidar todo aquello que es necesario para sacar adelante la tarea encomendada.
 
Muchas veces, la justificación para descuidar el arreglo personal, la presentación, es que Jesús no vestía como los poderosos y es verdad, pero el atuendo de Cristo nunca fue paupérrimo, fuera de tono, sino apropiado, decoroso. Es decir, cuidado y sencillo. De ahí que nos toque también aprender un punto que no es menor al momento de intervenir en los grandes temas de nuestro tiempo. Hacerlo, sin ostentar, pero que tampoco se confunda con falta de autoestima.
 
Ahora bien, cuando toca trabajar en contextos periféricos, marcados por la pobreza, el arreglo también es importante, porque es decirle a las personas: “Me importas”. La presentación los revindica, ayudándolos a crecer en su desarrollo humano integral. De manera que proyectar una imagen de orden y limpieza, fundamentada en un comportamiento verdadero, no es exceso, sino sentido común.
 
La sencillez no viene de andar mal vestidos. Surge de las acciones, de tener un trato amable con todos sin complicarnos o complicar. Ser católicos implica educación y que se refleje en el interior y en el exterior.
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Carlos J. Díaz Rodríguez
Mi nombre es Carlos J. Díaz Rodríguez. Nací en el Puerto de Veracruz, México, en el año 1989. Soy laico y Licenciado en Derecho. Actualmente, me desempeño como litigante, profesor y expositor. Me mantendré al pendiente de sus comentarios. Espero que el blog contribuya a una mayor difusión y comprensión de la fe católica en el campo de la cultura.

Carlos J. Díaz Rodríguez, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Duc in altum!, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
ENERO 2018

Imagen profesional e Iglesia

¿Qué dicen los fundadores que fueron maestros?

María, ¡madre de la historia!
DICIEMBRE 2017

Propuesta formativa para futuros religiosos(as)

El maestro de la vida interior

Grandes figuras que hoy nos hacen falta

El reto pastoral de la Ciudad de México

Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2017 (4 artículos)

OCTUBRE 2017 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (5 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

JUNIO 2016 (8 artículos)

MAYO 2016 (6 artículos)

ABRIL 2016 (6 artículos)

MARZO 2016 (9 artículos)

FEBRERO 2016 (6 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (8 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (7 artículos)

JUNIO 2015 (8 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (9 artículos)

ENERO 2015 (12 artículos)

DICIEMBRE 2014 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (12 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (10 artículos)

AGOSTO 2014 (7 artículos)

JULIO 2014 (8 artículos)

JUNIO 2014 (13 artículos)

MAYO 2014 (13 artículos)

ABRIL 2014 (12 artículos)

MARZO 2014 (10 artículos)

FEBRERO 2014 (12 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (8 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (7 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (7 artículos)

JUNIO 2013 (9 artículos)

MAYO 2013 (8 artículos)

ABRIL 2013 (7 artículos)

MARZO 2013 (7 artículos)

FEBRERO 2013 (6 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (7 artículos)

OCTUBRE 2012 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (9 artículos)

AGOSTO 2012 (6 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (8 artículos)

MARZO 2012 (6 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (8 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (7 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (7 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS