Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Martes, 17 de octubre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Personajes
Raquel Blaya es hoy una evangelizadora callejera veterana y entusiasta

Iba a cosas New Age, no creía en Dios y una amiga dijo: «Un cura me hace exorcismos, estoy poseída»

Iba a cosas New Age, no creía en Dios y una amiga dijo: «Un cura me hace exorcismos, estoy poseída»
La New Age ofrecía cristales, energías, luces... pero Raquel Blaya se ha quedado con la alegría del Evangelio

Pablo J. Ginés/ReL

23 junio 2017

Raquel Blaya Andreu es profesora de latín en un instituto y desde 2011 es una entusiasta evangelizadora callejera con el grupo Kerygma, de la diócesis de Alcalá, y una de las promotoras de Arde Complutum, la escuela de evangelización veraniega de esta diócesis. 

Pero durante muchos años Raquel estuvo muy alejada de la fe católica, decidió que Dios no existía y se enmarañó en el mundo de la Nueva Era, las "energías" y otras espiritualidades vaporosas... y de pago. Empezó a salir de allí por dos razones. Por un lado, reflexionó sobre la existencia del mal y lo preternatural. Por el otro, conoció la alegría de la alabanza al estilo carismático. Este es su testimonio que ha explicado a ReligionEnLibertad.

Familia de misa dominical
"En mi familia había una fe tradicional", recuerda Raquel. "Íbamos los domingos a misa, pero en casa no se hablaba de Dios. Mi madre rezaba mucho por todos nosotros y especialmente por mí, cuando empecé mi adolescencia".

"Cuando yo tenía 15 años se murió Franco y entró la democracia en España. En ambientes estudiantiles hablábamos de Dios y de su existencia y casi siempre llegábamos a la conclusión de que Dios no existía. La religión católica era algo que se asociaba al régimen anterior y muchos jóvenes nos alejamos de la fe, porque no teníamos una fe muy firme", recuerda.

Aunque había recibido una educación religiosa y había ido a varios colegios de monjas, "en la adolescencia me volví rebelde y bastante soberbia".


  La New Age, con sus cristales, energías, terapias, "positividad"... fascina, pero es falsa y hace que la persona se haga más y más centrada en sí misma

Depresión y New Age
"Cumplidos los treinta, tuve una depresión que me duró varios años y cuando estaba saliendo de ella, encontré apoyo en las terapias alternativas, tipo New Age, pero allí nada era gratis. Pagabas cada consulta, cada curso y cada sesión terapéutica. Lo que yo buscaba era recuperar la salud, la paz, el control sobre mí misma. Unos te iban llevando a otros y unos eran más fiables que otros, pero siempre necesitabas una consulta más, un curso más, una sesión más. Nada te llenaba". 

¿Qué fallaba en este mundo New Age? "Hoy veo que todas esas terapias se centran en uno mismo. Te conviertes en el centro de tu vida: ejercicios, dietas, estética, imagen personal… y crees que no necesitas a Dios", avisa Raquel.

"Me están haciendo exorcismos", dijo una amiga
"Yo estaba metida en todo este ambiente de energías y a los cuarenta años yo no creía en Dios ni en el demonio. Un día una amiga que me había tratado en varias ocasiones me confesó que le estaban haciendo exorcismos porque estaba poseída. Esta revelación me dejó paralizada y en un momento de gracia, entendí que existía el demonio y que si existía el demonio también existía Dios. Entendí entonces que yo llevaba muchos años equivocada, ofendiendo gravemente a quien me había creado, a quien me amaba y sufría por mí. En ese mismo instante decidí que si había dos bandos, yo quería estar en el grupo de los buenos".

Aquel fue el momento clave en el que inició su vida de vuelta a la Iglesia. "Desde entonces sigo en ella, intentando servir a Dios, amándole y queriendo desagraviarlo por todas las ofensas, ultrajes y sacrilegios con que le ofendemos cada día". 

Una confesión... y descubrir la alabanza  
En esa fase Raquel conoció a un sacerdote que le confesó y después la llevó a la Asamblea Nacional de la Renovación Carismática Católica (www.rcc-es.org), el gran encuentro anual de oración, música y alabanza que se celebra cada verano en Madrid con miles de personas de toda España, abierto a todo el mundo. (Este año se celebra el 7,8 y 9 de julio en el Pabellón Arena, más datos aquí).



A ella siempre le había gustado la música, y el estilo carismático, muy alegre y musical, le consolidó en la Iglesia. "Me encantó ese modo de orar, cantando, alabando a Dios con todo el cuerpo, por fuera y por dentro. La Renovación me ayudó mucho a acercarme a Dios y estuve en varios grupos carismáticos de la diócesis de Alcalá".

Con los años sentía que Dios trabajaba en sus sentimientos. "Me ha hecho experimentar su amor por mí y también por los demás, especialmente por los más pobres, por los que se han perdido y todavía no le han encontrado. Poco a poco he ido conociendo a Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, a la Virgen María y a los Santos. Vivir como Dios quiere no es difícil ni complicado. Lo difícil es renunciar a uno mismo para poner a Dios en el centro".


  Raquel habla con un fraile a la entrada del templo...

Evangelizar en la calle... cien veces y aún tiembla 
En 2011, en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, conoció al grupo Kerygma de evangelización callejera. "Me caían bien, pero no quería ir con ellos porque sabía que salían a la calle a evangelizar y yo no quería salir a la calle de ninguna de las maneras. Pero empecé a ir a sus oraciones y después a las evangelizaciones. Un día me propusieron salir a la calle y acepté". 

¿Cómo fue esa primera experiencia de hablar de Dios a desconocidos en la calle?

"Fue en Madrid, en la iglesia de San Ildefonso, en pleno centro de Malasaña. Paramos a mucha gente, pero nadie nos hacía caso. Yo sabía que estaban equivocados, que Dios sí existía y que los amaba, que sufría porque se hubiesen alejado de Él. En un momento determinado, viendo a todas aquellas personas, entendí que el Señor me preguntaba si quería ayudarle, porque había mucho trabajo por hacer. Interiormente le dije que sí y desde entonces salgo a la calle cada vez que toca, consciente de mi pobreza y de mi torpeza, pero confiada en su Misericordia. Creo que se lo debo".


  Gente de Kerigma "hace lío" en las calles de Alcalá... pero es más común salir en parejas y hablar con la gente con tranquilidad, o animar a los viandantes a entrar en la iglesia, poner una vela... y quizá confesarse

Después de 6 años con el grupo Kerygma y unas cien experiencias de evangelización callejera aún sigue poniéndose nerviosa, y también sus compañeros, pero perseveran. "Muchas tentaciones nos sugieren quedarnos en casa, no insistir, que no sirve para mucho, que es mejor no molestar a la gente..." Saben, por otra parte, que la Virgen les ayuda. "Cuando hay una evangelización y se prevén lluvias, le pedimos a María que no llueva durante la evangelización y siempre nos lo ha concedido. Es uno de sus regalos", comenta.

Lo que se aprende saliendo a la calle
En este tiempo ha aprendido 3 cosas: 

1) "Que Jesús está en la Eucaristía,  vivo,  y que actúa cuando alguien se presenta ante Él. En las evangelizaciones se nota mucho la presencia de Dios. Y le agrada lo que hacemos. Siempre nos regala su alegría".
 
2) "Que nosotros, los que salimos a la calle, somos solo unos instrumentos y que estos instrumentos mejoran cuanto más dóciles son al Espíritu Santo".
 
3) "Que evangelizar asiduamente te cambia la vida, porque Jesús necesita que seamos totalmente de Él. Cuando dejas una pequeña parte de tu vida cerrada a Cristo, el Enemigo aprovecha para entrar y tumbarte. Jesús nos fortalece purificándonos, permitiendo pruebas en nuestra vida para que dejemos que Él crezca y nosotros disminuyamos".



Y hay momentos de alegría desbordante.

"La experiencia más alegre es cuando ves la mano de Dios sobre una persona, que estaba alejada y que, frente a Jesús, se rompe, abre su corazón y empieza a llorar. Y la alegría ya se desborda cuando ves que se acerca al sacramento de la confesión y se reconcilia con Jesús. Por cada vez que esto ocurre, merecen la pena todas las evangelizaciones que hacemos".

"Vivir con Dios es vivir de verdad"
Ella, que pasó tantos años lejos de Dios, tiene un mensaje para los que se están pensando si vale la pena explorar la fe. 

"A los que están lejos de la fe les digo que no les dé vergüenza volver, que Jesús está vivo, que les quiere mucho y que siempre les está esperando. Que yo perdí a todos los amigos que tenía antes de mi conversión, pero que he encontrado a mucho más. Que  vivir con Dios es vivir de verdad. Lo demás son imitaciones".


  Asistentes a un curso veraniego de Arde Complutum, en Alcalá de Henares, para aprender a evangelizar 

Arde Complutum, del 17 al 23 de julio
Arde Complutum es una semana de formación, oración y evangelización por la calle que se organiza cada verano en la diócesis de Alcalá desde 2012. Kerygma es su impulsor, con Raquel en primera fila. Ya han pasado muchas personas que hoy evangelizan de distintas formas, pero siempre valientes y alegres.

"En los primeros días intentamos enseñar, como decía San Juan Pablo II,  que el misionero es un contemplativo en acción. Cada día por la mañana los sacerdotes nos dan unos puntos de meditación, hacemos oración personal frente al Santísimo, adoramos y celebramos la Eucaristía. Por la tarde la formación es más práctica, hablamos sobre cómo y por qué evangelizar y salimos a la calle. Los días de misión en las parroquias son también una bendición. Se lo recomiendo a todo católico que quiera vivir su fe en plenitud y quiera dejarse transformar por Cristo". 

Arde Complutum: del 17 al 23 de julio en Alcalá de Henares, para aprender a evangelizar y compartir la fe. Más datos en kerygmadiocesisalcala.blogspot.com.es
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
En medio de la convulsión, Religión en Libertad sigue transmitiendo la misericordia de Dios

En medio de la convulsión, Religión en Libertad sigue transmitiendo la misericordia de Dios

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
3 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

ANGEL
05/07/2017
Gloria a Dios.
Gloria a Dios
Alejandra González
25/06/2017
Hermoso testimonio.
Que hermoso testimonio Raquel! Me encanto saber cómo Dios actuó en tu reencuentro con El, y como ahora tu acercas a las personas a Su Amor es como una cadena, que una vez que formas parte de ella quieres que más personas experimenten ese Amor y esa felicidad que se siente en el alma que solo estando cerca de Él se puede experimentar¡ qué bonito movimiento al que perteneces, y como bien dices, se pierden ciertos amigos anteriores, pero muchos vuelven al ver que eres feliz por Su Amor
Mari Carmen
23/06/2017
Muchas gracias.
Muchísimas gracias Raquel, y a ti Pablo, por transmitirnos este testimonio. Un abrazo muy fuerte a los dos. Gracias por que podemos conocer de primera mano un testimonio del mal que supone la Nueva Era en nuestras vidas y en nuestra sociedad. Nos vos en la Asamblea Nacional de la RCCE, si Dios quiere, para dar gloria al Señor por todas sus maravillas.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS