Miércoles, 22 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

"Añoranza de guerra". La novela de un viejo soldado de la División Azul

Blanco Corredoira



Este libro contiene un recado de amor para el lector. Podría ser un ruego, pero su razón es tal que, en realidad, es casi un mandato.

Y es que, de los muchos episodios heroicos de la historia de España hay uno muy concreto que me ha llamado y cautivado hasta la obsesión. Hubo días en que los pasé enteramente en el alma de uno de nuestros soldados perdidos en Rusia en los años cuarenta. Embargado de la fuerza y la moral de aquellos hombres quise conocer todas sus gestas de armas y todos sus días; me exilié en los libros y en las fotografías hasta recibir la revelación de esta historia. Su verdad es tal que no puedo contarla a los amigos sin emocionarme.

Es una historia de guerra y cautiverio, de encuentro y esperanza. Es la historia de los voluntarios españoles de la División Azul y de los que quedaron en Rusia. De los que allí murieron soñando con sus madres y hermanos; y de los cautivos en los campos de trabajo de Rusia y de su encuentro con otros prisioneros españoles que, para su sorpresa, eran republicanos.

El protagonista quiere dejar testimonio de todo —de unas y otras verdades— a su manera, haciendo un sereno balance de lo que fue su vida. Él nos dice que no supo, o no pudo, en su día, escribir el relato del cautiverio de un soldado español en Rusia. Y que, sin embargo, otros veteranos sí lo supieron hacer.

Son los libros de memorias sobre el cautiverio del capitán Palacios, del capitán Oro-quieta, del alférez Ocañas, del sargento Ángel Salamanca, de Ramón Pérez Eizaguirre, de Juan Negro, de Joaquín Poquet Guardiola, de Eusebio Calavia, de Miguel Velasco... Y la gran crónica que trenza, con los pasajes de unos y otros, Fernando Vadillo en su libro “Los prisioneros”. Por eso, porque esta historia de guerra está ya tan bien contada, nuestro protagonista, don José Maseda Castro, ha decidido hacer un inventario más amplio: el de una vida en la que la guerra y el cautiverio han sido una parte sustancial, pero no lo han sido todo.


2 de Abril de 1954: un grandioso recibimiento fue tributado por sus compatriotas a aquellos primeros españoles esclavos de Stalin que arribaban en el “Seminamis"

El protagonista de esta historia trae aquí sus recuerdos y reflexiones, sus amores y razones; y en ellos está ese capítulo mágico de la historia reciente de España. Un capítulo muy desconocido, pero de una hermosura majestuosa que hace que sea nuevamente escrita con la vocación de que llegue a ser contada y se convierta aún en leyenda de nuestro pueblo.

Los primeros españoles liberados de Rusia llegaron a España en abril de 1954 a bordo del Semíramis —buque propiedad de una familia griega—, que había sido fletado por la Cruz Roja Internacional con la misión específica de repatriar a los prisioneros españoles en Rusia. A bordo se encontraba el hijo del armador, Giorgios Potamianos. Cuando, cincuenta años más tarde, un periodista español viajó hasta Grecia para entrevistarle, éste le describía la siguiente escena: Cuando dejó de verse en el horizonte la tierra rusa, se quitaron las ropas gruesas y bastas que llevaban y las tiraron al mar. Nadie que lo haya visto podría olvidar aquella escena de casi trescientos prisioneros llorando sobre la cubierta de un barco. Se me saltan las lágrimas cuando lo recuerdo.
 
Los ojos del viejo marino quedaron también impresionados por el recibimiento de Barcelona: “Había un entusiasmo como no he vuelto a ver nunca”. He aquí la historia de uno de aquellos españoles.

Blanco Corredoira

Nació en Madrid en 1968. Era aún muy pequeño cuando surgió su afición por la poesía y la historia, sus dos primeras debilidades escolares. En uno de aquellos veranos, obligado a permanecer en casa por un castigo paterno, recibió una Olivetti Lettera 25 y un curso de mecanografía con los que aprendió a escribir y a volar. Sus primeras colaboraciones literarias fueron unos artículos taurinos entregados puntualmente a su maestro, el director del periódico escolar, anticipo de su inconclusa carrera de novillero. Años más tarde estudió Derecho, trabajó de «chaquetilla» en selectos cócteles y sirvió de marinero en el Juan Sebastián de Elcano. En 1994 comenzó el ejercicio de la abogacía, que ha alternado con colaboraciones en la radio y con labores de profesor universitario. Ha publicado los libros “Todo un verano” (2002) y “Madrid no tiene arreglo” (2007).
 
 FICHA TÉCNICA  COMPRA ONLINE
Título: Añoranza de guerra La Esfera de los Libros
Autor: Blanco Corredoira Web del autor
Editorial: La Esfera de los Libros  
Páginas: 398 páginas  
Precio 24 euros  
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda