Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Grotesca innovación funeraria

Grotesca innovación funeraria

Mientras el mundo gira

14 julio 2015

La revista Robb Report no está entre mis lecturas habituales, pero el otro día, le eché un vistazo a un ejemplar expuesto en la sala de espera de un aeropuerto. Iba pasando páginas cuando, de repente, mi vista se detuvo ante la mirada sugerente de dos hombres barbudos que responden a los nombres de Bruno Mezcua e Íñigo Zurita. Bajo sus nombres aparece la siguiente leyenda: "Fundadores de Omneo Group".

Sigo leyendo, y lo que leo me parece tan revelador de nuestro tiempo que uno casi no tiene ninguna palabra más que añadir. Reproduzco el texto:

"Estos dos hombres han logrado superar los tabúes que rodean a la muerte con Omneo, la primera gran innovación en el sector funerario en décadas, muy en la línea con la era tecnológica en la que vivimos. Su propuesta consiste en la solidificación de las cenizas del fallecido para convertirlas en una pieza de cuidado diseño que toma la forma de un prisma de tacto suave y delicado, que se presenta recostado sobre un estuche protector cuyas líneas transmiten la misma sensación de pureza. Su objetivo es dar una respuesta más digna a la muerte de sus seres queridos".

Sublime. Brutal. Tremendo.

Desconozco quien ha redactado la nota, pero ¿es consciente de lo que ha hecho?

¿De verdad cree que con un prisma se superan los tabúes que rodean la muerte? Con lo fácil que era y nosotros aquí, atrapados por los tabúes...

¿Qué tiene que ver la figurita, estilo fetiche, con la supuesta era tecnológica en que vivimos?

¿Por qué seguimos muriendo en esta era tecnológica y posthumana? ¡Qué fastidio!

Por fortuna la pieza (que en realidad es el abuelo, o la tía, o quien sea...) es de cuidado diseño. El diseño ante todo. ¿Qué ocurriría si la pieza tuviera un diseño poco armónico? ¿Y si fuera, directamente, hortera?

El tacto, qué maravilla, es suave y delicado. Por fin. Es posible que el difunto fuera áspero y basto. La pieza no. La pieza es el triunfo final y póstumo de la urbanidad.

El estuche protector... porque, ¡qué tragedia si la pieza se nos cae y rompe! ¡El muerto hecho añicos! ¿Será lo suficiente segura? ¿Estará a prueba de nietecitos traviesos y gatos inadvertidos?

Las líneas del estuche, que transmiten sensación de pureza. ¿Sabrán lo que es la pureza? Poco importa si al menos nos ofrecen sensación de la misma. ¿Se dan cuenta que esa sensación no es más que una estafa? ¿Llamas pureza a cenizas contrachapadas?

Una respuesta digna a la muerte. Estamos en plenas rebajas. ¿Sabrán lo que significa dignidad?  No. No es digno. Es grotesco. ¿Cuál será la próxima "gran innovación del sector? ¿Superaremos los sosos y monótonos prismas por figuritas de Lladró? ¿Por reproducciones en 3D del finado, integralmente jibarizado?

Permanece la realidad de la muerte. Definitiva. Misteriosa. A la que un mundo materialista es incapaz de dar respuesta; ni siquiera una mala respuesta.

ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Tannhuser
14/07/2015
La próxima chorrada.
¿Qué cual será la próxima chorrada?, pues la próxima ya está aquí y es reducir las cenizas a carbono elemental y luego introducirlas en un horno a presión de fabricar diamantes artificiales; así la señora puede llevar a su padre en el dedo.

Si no lo cree, búsquelo y compruébelo, porque existe.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge Soley
Jorge Soley Climent es un barcelonés cuarentón, felizmente casado y padre de seis hijos. Apasionado por la lectura, la historia y el fútbol humilde y auténtico, su profesión de economista le impone el agradable deber de viajar con frecuencia a la América hispana. Está convencido de que ser católico significa ser universal, de que lo razonable es la fe y de que la Iglesia, a pesar del empeño que ponemos los hombres para afear su rostro, es Madre y Tesoro de criterio seguro.

Jorge Soley, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Mientras el mundo gira, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2017

Noche de los Testigos en Barcelona

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2017 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (2 artículos)

JULIO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (3 artículos)

ENERO 2017 (1 artículos)

DICIEMBRE 2016 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (2 artículos)

JUNIO 2016 (2 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (2 artículos)

MARZO 2016 (2 artículos)

FEBRERO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (2 artículos)

DICIEMBRE 2015 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (1 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (3 artículos)

MAYO 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (3 artículos)

ENERO 2015 (4 artículos)

DICIEMBRE 2014 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (3 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (8 artículos)

MAYO 2014 (6 artículos)

ABRIL 2014 (10 artículos)

MARZO 2014 (6 artículos)

FEBRERO 2014 (6 artículos)

ENERO 2014 (7 artículos)

DICIEMBRE 2013 (7 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (3 artículos)

OCTUBRE 2013 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (7 artículos)

AGOSTO 2013 (2 artículos)

JULIO 2013 (3 artículos)

JUNIO 2013 (5 artículos)

MAYO 2013 (7 artículos)

ABRIL 2013 (5 artículos)

MARZO 2013 (4 artículos)

FEBRERO 2013 (3 artículos)

ENERO 2013 (9 artículos)

DICIEMBRE 2012 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (6 artículos)

OCTUBRE 2012 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (6 artículos)

AGOSTO 2012 (3 artículos)

JULIO 2012 (5 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (15 artículos)

ABRIL 2012 (10 artículos)

MARZO 2012 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS