Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Gianna Beretta: la madre coraje

Vida en abundancia

8 noviembre 2015

 ¿Quién fue Gianna Beretta?

Gianna Beretta Molla nació en Magenta, provincia de Milán, Italia, el 4 de octubre de 1922. Fue la décima de trece hijos de una familia de clase media. Fue una mujer activa y llena de energía que conducía su propio vehículo, algo poco común en aquel tiempo, esquiaba, tocaba el piano y disfrutaba yendo con su esposo a conciertos en el Conservatorio de Milán.

Era una ejemplar y fervorosa católica. Cumplía con sus deberes religiosos, acostumbraba dar conferencias de orientación para jóvenes y realizar obras sociales en ayuda a los ancianos. El marido de Gianna, el ingeniero Pietro Molla, siempre ha recordado a Gianna como una persona con indiscutible confianza en la Providencia divina.

Durante los años de estudios en la Universidad, tradujo su fe en fruto generoso de apostolado en Acción Católica y en la Sociedad de San Vicente de Paúl. Habiendo obtenido el título de Doctor en Medicina y Cirugía en 1949 en la Universidad de Pavía, en 1950 abrió un ambulatorio de consulta en Mésero, municipio cercano a Magenta. En 1952 se especializó en Pediatría en la Universidad de Milán. Su trabajo profesional lo consideró siempre como una misión, ayudando particularmente a madres, niños, ancianos y pobres.

De manera continua se interrogaba orando sobre su porvenir, con el fin de conocer la voluntad de Dios. Al fin llegó a la conclusión de que Dios la llamaba al matrimonio. Llena de entusiasmo se entregó a esa vocación, con la voluntad firme y decidida de formar una familia verdaderamente cristiana. Su esposo Pietro aún conserva con cariño una carta que ella le envió cuando todavía eran novios, donde le decía: ‘Querría hacerte feliz y ser la esposa que tú deseas: buena, comprensiva, preparada para los sacrificios que la vida nos pida. Quiero formar una familia verdaderamente cristiana’.

El 24 de septiembre de 1955 Gianna y Pietro contrajeron matrimonio en Magenta, en la Basílica de San Martín. En noviembre de 1956 Gianna dio a luz a su primer hijo, Pierluigi. En diciembre de 1957 vino al mundo Mariolina y en julio de 1959, Laura. Gianna armonizó, con simplicidad y equilibrio, los deberes de esposa, madre y médico, juntamente con la alegría de vivir.

El último parto

En julio de 1961 Gianna estaba de nuevo embarazada. Pero al segundo mes de su embarazo fue presa del sufrimiento. El diagnóstico fue un tumor en el útero, por lo que se hacía necesaria una intervención quirúrgica. Antes de ser intervenida, Gianna le suplicó al cirujano que salvara a toda costa la vida que llevaba en su seno, mientras ella se confió a la Providencia por medio de la oración.

Se salvó la vida de la criatura, y Gianna pasó los siete meses restantes antes del parto con incomparable fuerza de ánimo y con plena dedicación a sus deberes de esposa, madre y médico, pero sin dejar de pensar que la criatura pudiera nacer enferma. Unos días antes del parto, confiando siempre en la Providencia divina, Gianna estuvo dispuesta a dar su vida para salvar la de su criatura, si ello hiciera falta. Dijo: ‘Si hay que decidir entre mi vida y la del niño, no dudéis, elegid la suya, lo exijo. Salvadle’.

La mañana del 21 de abril de 1962 dio a luz a una niña, Gianna Emmanuela. El 28 de abril de 1962, también por la mañana, entre indecibles dolores y repitiendo la jaculatoria ‘Jesús, te amo’, Gianna Beretta murió santamente a la edad de 39 años. Sus funerales fueron una gran manifestación llena de emoción profunda, de fe y de oración. Gianna Beretta reposa en el cementerio de Mésero, a cuatro kilómetros de Magenta.

El presbítero Rafael Arce Gorgollo comentó que ‘Gianna Beretta se convirtió en mártir del amor materno’. Es decir, que era tan grande su amor a Dios, a su esposo y a sus hijos, que no le importó dar su vida a cambio de que su pequeña Giannina naciera bien y saludable.

Primer milagro y beatificación

La protagonista del milagro ocurrido el 9 de noviembre de 1977 en un hospital brasileño, fue una joven parturienta que se curó de septicemia, una infección generalizada del organismo. Las religiosas del hospital habían pasado la noche encomendando a Gianna Beretta su intercesión para la curación de la enferma. La figura de Gianna era bien conocida ya que el promotor del hospital era un hermano de Gianna, médico y misionero capuchino en dicho país.

En 1978, el Arzobispo de Milán y otros dieciséis obispos de la Conferencia de Obispos de Lombardía, pidieron la introducción del proceso de beatificación de Gianna Beretta, quien fue declarada justamente ‘un ejemplo de gran actualidad en este mundo nuestro, donde el derecho a la vida se desconoce y se niega’.

El Papa Juan Pablo II aprobó el citado milagro atribuido a la intercesión de Gianna Beretta, reconociendo sus virtudes heróicas y la beatificó el 24 de abril de 1994, Año de la Familia, y la propuso como modelo para todas las madres.

Segundo milagro y canonización

Elisabete Arcolino Comparini, con tres meses de embarazo, perdió todo el líquido amniótico. Ella y su esposo oraron pidiendo la intercesión de la Beata Gianna Beretta y la niña nació perfectamente en mayo del 2000. El nacimiento fue científicamente inexplicable. A la recién nacida le pusieron el nombre de Gianna María.

El 16 de mayo del 2004, Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro añadió a Santa Gianna Beretta en el santoral, y declaró solemnemente que ‘Gianna Beretta Molla, de ahora en adelante puede ser llamada santa y se puede celebrar su festividad todos los años en los lugares y del modo establecido por el Derecho’.

Conclusión

Su hija Giannina, ya entonces con más de cuarenta años de edad, no cabía de gozo y agradecimiento para con su madre porque, además de haber dado su vida por ella, ahora era llevada a los altares y venerada como santa por aquel acto heróico y por su admirable testimonio de vida cristiana para las mujeres de nuestra época.

Es particularmente conmovedor el testimonio de su hija Laura, quien escribió: ‘Estoy segura de que el ejemplo de mamá, que ahora muchos conocen, servirá para confortar a todas las madres que se encuentren en las mismas condiciones. Puedo asegurar que estoy verdaderamente orgullosa de haber tenido una madre con tanto coraje, que supo vivir como Dios quería, y que ha servido a la humanidad con su ejemplo y con sus obras’.

‘Quien negare la defensa de la persona humana más inocente y débil, a la persona humana ya concebida, aunque todavía no nacida, cometería una gravísima violación al orden moral. Nunca se puede legitimar la muerte de un inocente. Se minaría el mismo fundamento de la sociedad’.

Juan Pablo II

Novena a Santa Gianna Beretta

Dios, Padre nuestro, te alabamos y te bendecimos porque en Santa Gianna Beretta Molla nos has concedido y dado a conocer a una mujer, testigo del Evangelio, como joven, esposa, madre y médico.

 

Te damos gracias también porque por medio de la entrega de su vida nos enseñas a acoger y honrar a toda criatura humana.

Tú, Señor Jesús, has sido para ella referencia privilegiada: te ha sabido reconocer en la belleza de la naturaleza; cuando se preguntaba qué camino debía tomar en la vida, te buscaba y quería servirte del mejor modo posible; en el amor conyugal ha sido signo de tu amor por la Iglesia y por la humanidad; como tú, buen samaritano, se ha detenido junto a toda persona enferma, pequeña y débil; siguiendo tu ejemplo y por amor, se ha dado totalmente, engendrando nueva vida.

Espíritu Santo, fuente de toda perfección, concédenos también a nosotros sabiduría, inteligencia y valor para que, siguiendo el ejemplo de santa Gianna y por su intercesión, en la vida, personal, familiar y profesional, sepamos ponernos al servicio de todo hombre y de toda mujer para crecer así en el amor y en la santidad.

Amén.

Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Agustín Fabra
Nací en Sabadell (Barcelona) pero actualmente resido en Florida (USA). Redacto diversos textos para la Diócesis de Palm Beach y también doy Talleres en varias parroquias de la Diócesis a Ministros de la Eucaristía y a Lectores.

Agustín Fabra, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Vida en abundancia, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (6 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (7 artículos)

JUNIO 2015 (8 artículos)

MAYO 2015 (7 artículos)

ABRIL 2015 (6 artículos)

MARZO 2015 (8 artículos)

FEBRERO 2015 (12 artículos)

ENERO 2015 (17 artículos)

DICIEMBRE 2014 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (11 artículos)

OCTUBRE 2014 (8 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (7 artículos)

AGOSTO 2014 (6 artículos)

JULIO 2014 (7 artículos)

JUNIO 2014 (9 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS