Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Tu matrimonio como Dios lo pensó.

La fórmula es "confluir". Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 17, 20-26

http://proyectoamorconyugal.es/

17 mayo 2018

EVANGELIO

Que sean completamente uno
Lectura del santo Evangelio según san Juan 17, 20-26
 
En aquel tiempo, levantando los ojos al cielo, oró, Jesús diciendo:
«No solo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también lo sean en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.
Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno; yo en ellos, y tú en mí, para que sean completamente uno, de modo que el mundo sepa que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amado a mí.
Padre, este es mi deseo: que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy y contemplen mi gloria, la que me diste, porque me amabas, antes de la fundación del mundo.
Padre justo, si el mundo no te ha conocido, yo te he conocido, y estos han conocido que tú me enviaste. Les he dado a conocer y les daré a conocer tu nombre, para que el amor que me tenías esté en ellos, y yo en ellos».
 
Palabra del Señor.
 
 
La fórmula es “confluir”
 
¿Puede haber una manera mejor de hacernos uno entre nosotros y a la vez con Dios, que rezar juntos? Más allá de los pactos o el respeto a la individualidad del otro, a la vista del Evangelio proponemos la fórmula “confluir”: Dos caminos que confluyen en un mismo Proyecto, dos pensamientos que confluyen en uno común, dos que se reúnen en un punto, dos que apuntan al mismo sitio y, en la medida en que se van acercando a ese sitio, se van aproximando entre ellos, hasta hacerles uno. Y ese punto es un “Puntazo” en todos los sentidos, porque ese punto donde “confluir” es Cristo, el que lo resume todo en Sí mismo. ¿Cómo podríamos confluir si no existiese una Verdad a la que apuntar?
 
Normalmente, nos casamos y empezamos caminos divergentes ¿Cuántas ideas o experiencias que nos separan, no existían cuando éramos novios?. Somos dos vectores en forma de “V” que parten del mismo punto pero que, cuanto más avanzan, más se alejan el uno del otro. La propuesta es hacer la “V” inversa, de manera que, apuntando a un mismo Centro, nos vayamos aproximando a medida que pasa el tiempo. Esta “V” inversa, se llama “Oración Conyugal”. Conociendo a Dios, el Amor de Dios se va haciendo presente en nosotros. Así que, esposos, démosle la vuelta a la “V”.

 
Aterrizado a la vida matrimonial:
 
Maria: Él pensaba que necesitaba desfogar.
Pedro: Ella pensaba que necesitaba invertir mucho en su imagen. Compras, estética…
Ambos: En la oración, descubrimos dónde está la paz y contemplamos que la verdadera belleza está en el alma.
María: Él pensaba que yo era muy complicada.
Pedro: Y ella, que yo era demasiado simple.
Ambos: En la oración aprendimos, él a profundizar y ella la sencillez de corazón.
María: Él pensaba que había que hacer a los niños duros para enfrentarse al mundo.
Pedro: Ella pensaba que tenían que sentirse muy queridos para tener una base fuerte sobre la que construir.
Ambos: Descubrimos juntos la paternidad/maternidad de Dios, que ama mucho y a la vez no te ahorra realidad para que aprendas.
María: Él pensaba que amar a su familia era trabajar mucho.
Pedro: Ella pensaba que amar a su familia es estar todo el día haciendo cosas en la casa.
Ambos: Hemos descubierto orando, que el amor siempre debe estar por encima de nuestras leyes.
María: Él estaba empeñado en llevar razón.
Pedro: Ella también.
Ambos: Descubrimos en el Evangelio que está en la verdad el que más ama, no el que más se empeña en llevar razón.
Ahora estamos más unidos que nunca, en nuestros criterios y lo que es mejor, por los lazos del Espíritu Santo.
 
Madre,
 
Ser una sola carne es una pasada, y la experiencia de ser un solo corazón es una experiencia brutal, pero no hacer más que una sola alma es algo que transporta nuestra relación a otra dimensión, sólo accesible a los hijos de Dios. Eso sí que es ser completamente uno. Alabado sea Dios por habernos elegido para hacernos uno a través del matrimonio. Amén.
 
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Religión en Libertad te invita a salir

Religión en Libertad te invita a salir

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Proyecto Amor Conyugal
Proyecto Amor Conyugal surge por iniciativa de María, que convierte en Fátima a un matrimonio que tenía una fuerte crisis matrimonial. Ella les encomienda esta misión para matrimonios. Desde entonces, comienzan su formación en la fe y en su vocación apoyándose sobre todo en las catequesis de San Juan Pablo sobre el amor humano. Ellos dicen que allí encontraron un itinerario, un camino a seguir paso a paso, que no habían encontrado en ningún otro sitio, encontraron también la belleza de su vocación, lo que les animó a seguir aprendiendo, y por último encontraron que San Juan Pablo les mostraba las raíces del árbol del amor. Sanando las raíces, se sana el árbol. Proyecto Amor Conyugal se ha ido extendiendo por diversas provincias de España y actualmente lo siguen muchos matrimonios. No es un movimiento, sino que es un proyecto que se puede arrancar o en el que puede participar cualquier movimiento o parroquia. Ofrecen este itinerario para matrimonios que descubrieron con San Juan Pablo, retiros para matrimonios, el Evangelio comentado para matrimonios y acompañamiento personalizado. Proyecto Amor Conyugal, lleva el milagro de la Virgen a todos los matrimonios que desean vivir su vocación como Dios la pensó.

Proyecto Amor Conyugal, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog BlogProyectoAmorConyugal.es, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MAYO 2018

¿Tonto el último? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 9, 30-37

Con la "garantía" sellada. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 9, 14-29

Esposos poco originales y muy originarios. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 20, 19-23

¿A ti qué? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 21, 20-25

A quien Dios elige. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 21, 15-19

La fórmula es "confluir". Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 17, 20-26

Salvavidas. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 17, 11b-19

Testamento para la eternidad. Comentario del Evangelio para matrimonios: Juan 17, 1-11a

La lucha interior. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 9-17

La gran transformación. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 16, 15-20

En el nombre de… Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 16, 23b-28

Todo un parto. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 16, 20-23a

A caballo ganador. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 16,16-20

No viene de Google. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 16, 12-15

La "ilusión" de Dios. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 16, 5-11

Se respiraba el Espíritu de la Verdad. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 26–16,4a

Alcanzar el misterio. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 9-17

Del espíritu del mundo al Espíritu de Dios. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 18-2

Nos vamos de misiones. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 12-17

La "brújula" que usó Cristo. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 14, 6-14

Como plantas "samurái". Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 1-8

Lo que Él alcanza. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 14, 27-31a
ABRIL 2018

Ya lo tenemos todo. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 14, 21-26

Enchufe con "adaptador". Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 1-8

El modelo al que aspiramos. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 14, 7-14

Enfrentarnos juntos. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 14, 1-6

De cara al exterior. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 5, 13-19

El verdadero credo. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 16, 15-20

La puerta del amor. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 10, 1-18

[email protected] Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 10, 22-30

¿Esposos asalariados? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 10, 11-18

Para los que no piensan echarse atrás. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 6, 60-69

El problema no está fuera. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 6, 52-59

Atraídos. Lectura del santo Evangelio según san Juan 6, 44-51

Que no se me pierdan. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 6, 35-40

Matrimonio y Redención van unidos. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 6, 30-35

A pie de obra. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 6, 22-29

Las consecuencias del Resucitado. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 24, 35-48

La prueba. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 6, 16-21

Mi pobre amor. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 6, 1-15

¿Cuál es tu dieta? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 3, 31-36

En el lecho nupcial. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 3, 16-21

¿Dónde está el verdadero cambio? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 3, 5a. 7b-15

En los peores momentos. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 1, 26-38

Tu lucha ¿Es por defenderte? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 20, 19-31

Ahí está mi secreto. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 20, 19-31

Todo Su poder a nuestro servicio. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 21, 1-14

El medio para expresar amor. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 24, 35-48

Tu final feliz. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 24, 13-35

Más allá de mi dolor. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 20, 11-18

Ver posts de otros meses

MARZO 2018 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS