Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Lunes, 23 de octubre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vaticano

Faustino Míguez será santo el domingo: «¿Por qué yo?», pregunta la mujer curada por su intercesión

ReL

13 octubre 2017

Faustino Míguez será santo el domingo: «¿Por qué yo?», pregunta la mujer curada por su intercesión
Verónica Stoberg se encontraba en muerte cerebral y de pronto se produjo el milagro
Este domingo 15 de octubre el Papa Francisco presidirá en la Plaza de San Pedro la canonización, entre otros, del escolapio Fauntino Míguez, próximo santo españo, fundador de las religiosas calasancias de la Divina Pastora. Sus hijas espirituales están exultantes de este suceso extraordinario que se producirá gracias al milagro que por su intercesión se vio en Verónica Stoberg, y cuyo testimonio han presentado las monjas de esta congregación estos días, tal y como recoge la revista Vida Nueva:
 
“Siempre me he preguntado, ¿por qué yo?”. Así se presentaba, con voz dulce, la chilena desahuciada por los médicos a la que el P. Faustino devolvió a la vida. Con la “responsabilidad” que le ha dado “el Señor de ser instrumento de su gracia divina” se plantaba ante la veintena de periodistas que abarrotaban un salón de la Casa General de las calasancias en Madrid. “Soy madre de cuatro hijos y esposa. Una persona normal y corriente”, advertía. Para luego intentar explicar lo inexplicable: su milagro.

“Cuando los médicos me dieron por muerta, Dios dijo: no, ella va a vivir. Y es que Dios es capaz de todo”, relata la laica calasancia. Su relación con la congregación comienza porque dos de sus hijas estudian en el colegio Hijas de la Divina Pastora de su país. Es entonces cuando empiezan a oír hablar del P. Faustino, y ella, poco a poco, se va involucrando en la catequesis del colegio.

Un milagro del siglo XXI
De repente, “un miércoles –ella lo recuerda perfectamente–, vuelvo a casa después de despedirme de las madres de catequesis, puesto que voy a estar un tiempo retirada porque ya estaba embarazada de ocho meses”, cuenta. “Y comienzo a sentirme mal, con un dolor en el estómago que nunca antes había sentido”, continúa. Su hija pequeña llama a un médico y la trasladan a la clínica.



“El viaje fue de película, yo gritaba del dolor y me desmayaba”, explica. Ahí acaban sus recuerdos. Puesto que estuvo tres meses en coma. Su hijo vino al mundo después de practicarle una cesárea de urgencia. Ella mientras se desangraba, ya que le había explotado el hígado.

Pasadas las semanas, sin margen de mejora, los médicos comunicaron a la familia que no se podía hacer nada por su vida. No obstante, una cadena de oración iniciada en el colegio pide por Verónica. La mañana en la que Pedro, el marido de Verónica, va al hospital al despedirse de su mujer junto a sus hijos, la mayor le pide al padre ir a rezar antes. Un lugar donde le iban a abrir las puertas con total seguridad era en la capilla del colegio. Allí se dirigen y rezan por Verónica junto a la madre Patricia Olivares. “Pelaíto, dale una manito a Verónica”, le implora el esposo. La madre Patricia no había dejado de ir a visitar a Verónica en esos tres meses de agonía. En su pecho colocaba siempre la reliquia del P. Faustino. “Yo, aun estando en coma, sentía que algo me quemaba el pecho, pero no de dolor, era una energía buena”, señala Verónica.

Y es al llegar al hospital cuando se obra el milagro. “Los análisis de sangre muestran una mejoría y soy apta para operar”, dice Verónica. Y hasta hoy. Sin secuelas, Verónica cuenta con emoción cómo el P. Faustino le cambió la vida. Sin extravagancias y sin hablar a boca llena de milagro. Así explica este milagro del siglo XXI, que le ha traído “un amigo cercano y muy querido, alguien a quien admirar”: el P. Faustino.

Defensor de la dignidad de la mujer
Por su parte, la madre Sacramento, relató el gozo que vive el instituto por la canonización de su fundador. Además, con el añadido de que tiene lugar en el año jubilar escolapio. “Faustino no nació santo, y ahora se le canoniza porque fue un hombre movido por el amor, un amor que en él se traduce en una fe inquebrantable”, explica. Y su carisma se recoge en la frase que llevaba por bandera: “Dejemos obrar a Dios que para mejor será”.

En su compromiso por un mundo mejor, el P. Faustino “se acercó a los niños y jóvenes y a la realidad de la mujer, para devolverles su dignidad”, dice la madre Sacramento. Así, recuerda que aunque “los derechos de las mujeres nos parezcan una conquista de hoy, hace 132 años ya había un hombre que miraba a la mujer con dignidad”. De hecho, lo hizo visible con las constituciones de la congregación, que él escribió pero luego cedió la voz a las religiosas para que las modificaran y corrigieran porque eran ellas quienes las iban a vivir.
 
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS