Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Explicando la expresión "Dios me llamó"

Explicando la expresión "Dios me llamó"

Duc in altum!

10 octubre 2017

TAGS Superación

En muchas pláticas y artículos tipo testimonio o historia vocacional, escuchamos expresiones como: “Sentí la llamada”, “Dios me llamó”, etcétera. Sin duda, una frase que explica una realidad muy profunda: Dios nos suma a su proyecto. Ahora bien, aunque el trasfondo de dichas afirmaciones es cierto, vale la pena explicarlo, pues de otra manera se queda en algo mágico o demasiado subjetivo, casi imaginario. Jesús llamó y llama. No hay duda. Solamente así puede explicarse que la Iglesia, no obstante las crisis internas y externas, siga en pie veintiún siglos después.

Más que aclarar la expresión “Dios me hizo conocer su llamado”, hay que preguntarnos, ¿cómo llama?,  ¿cuál es su “modus operandi”?, ¿de qué manera podemos darnos cuenta si no se trata de una mala jugada de la mente? La palabra clave para responder a las tres preguntas se titula: ¡Realidad! Sí, Dios habla a través de ella; es decir, por medio de las personas y de las circunstancias. Nunca lo hace de forma atemporal o en abstracto. Se vale de las mediaciones. Por ejemplo, Moisés en el libro del Éxodo. Por mediación podemos entender a la persona o situación que nos ayuda a conocerlo, que nos confirma o confronta. Pero, ¿acaso no podemos hablar con Dios directamente en la oración? Claro que sí, pero él, a fin de que tengamos más elementos, quiere confirmarnos al externo lo que hemos recibido al interno. Ahí surge el papel de la Iglesia, de sus enseñanzas y puntos prácticos justamente para no dejarnos confundir o engañar.

¿Cómo saber qué quiere Dios de cada uno? Hay que prestar atención a nuestra línea del tiempo. Tener memoria histórica y, desde ahí, ubicar las certezas, esas constantes que han influido positivamente en nuestra forma de ser y de relacionarnos. Aquello que en medio de los cambios propios de la edad, no solamente ha permanecido, sino que además ha llegado a un punto importante de madurez. ¿Qué me dice, por ejemplo, la crisis de valores? O, para hablar en positivo, ¿el despertar espiritual que se está dando en algunos países secularizados? Todo tiene un sentido que mueve a decidirse. No es magia. Antes bien, oración a partir de la realidad que se percibe. Así es como Dios llama.
-----------------------------------------------------------------------------------
Audio sobre la vida y obra de la Venerable Concepción Cabrera de Armida: https://mx.ivoox.com/es/concepcion-cabrera-armida-audios-mp3_rf_21064709_1.html
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Carlos J. Díaz Rodríguez
Mi nombre es Carlos J. Díaz Rodríguez. Nací en el Puerto de Veracruz, México, en el año 1989. Soy laico y Licenciado en Derecho. Actualmente, me desempeño como litigante, profesor y expositor. Me mantendré al pendiente de sus comentarios. Espero que el blog contribuya a una mayor difusión y comprensión de la fe católica en el campo de la cultura.

Carlos J. Díaz Rodríguez, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Duc in altum!, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
OCTUBRE 2017

Un fin de semana sin señal y el silencio en la Iglesia

Explicando la expresión "Dios me llamó"

Fr. Yves Congar O.P. y su diario
SEPTIEMBRE 2017

¿Quiénes no somos los laicos? (II)

¿Quiénes no somos los laicos? (I)

Los jóvenes, al conocer la DSI, ¡despiertan!

P. Félix Rougier y los talentos

Ver posts de otros meses

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (5 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

JUNIO 2016 (8 artículos)

MAYO 2016 (6 artículos)

ABRIL 2016 (6 artículos)

MARZO 2016 (9 artículos)

FEBRERO 2016 (6 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (8 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (7 artículos)

JUNIO 2015 (8 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (9 artículos)

ENERO 2015 (12 artículos)

DICIEMBRE 2014 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (12 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (10 artículos)

AGOSTO 2014 (7 artículos)

JULIO 2014 (8 artículos)

JUNIO 2014 (13 artículos)

MAYO 2014 (13 artículos)

ABRIL 2014 (12 artículos)

MARZO 2014 (10 artículos)

FEBRERO 2014 (12 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (8 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (7 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (7 artículos)

JUNIO 2013 (9 artículos)

MAYO 2013 (8 artículos)

ABRIL 2013 (7 artículos)

MARZO 2013 (7 artículos)

FEBRERO 2013 (6 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (7 artículos)

OCTUBRE 2012 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (9 artículos)

AGOSTO 2012 (6 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (8 artículos)

MARZO 2012 (6 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (8 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (7 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (7 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS