Sábado, 24 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Todo es simple con tu Dios

Gabriela Bossis

1451. 12 de julio. Hora Santa.

Yo había venido tarde, pues había tenido visitas todo el día.

El: La Caridad para con el prójimo es Caridad para conmigo. Recuérdalo bien. Si no puedes encontrarme en la iglesia, siempre puedes hallarme en los otros. Siempre Yo. Adquiere ese hábito, pequeña esposa Mía, que tan fácilmente se distrae: mírame en todos los acontecimientos de la vida y Yo asistiré a tu muerte. No te asustarás, pues sabrás que Soy Yo. 

¡Qué encanto ofrecerás al prójimo si Me ves a través de él! Hija Mía, vive de Fe. No seas de los que dicen 'Señor, Señor', pero no tienen espíritu cristiano. No te fatigues de Mi Amor, que es siempre nuevo. ¡Yo no acabo de acostumbrarme al tuyo! Lo veo cada noche, como si se tratara del primer abrazo. Tú puedes no comprenderlo, pero también puedes creerme, aun cuando a veces no Me atrevo a decir el gozo que Me procuran ciertas almas por temor de que se envanezcan y pierdan con ello su perfume. Y luego, el Amor de Dios hacia Sus creaturas causa siempre un cierto asombro.

Pero Yo hablo de un amor como el Mío. ¡Cree en El! Me consolarás. Es poco lo que te pido. ¿No es dulcísimo pensar que eres amada por un Dios Infinito? Vé hasta el fin de este pensamiento y apenas habrás entrevisto la Verdad. . .
¡Pobre niña, que tanto trabajo tiene para creer! Implora Mi Socorro y Yo vengo a ti.

1452. 19 de julio.

Hija, no desperdicies ninguna oportunidad de penetrar en Mi Corazón y de hacerme entrar en los corazones de tus hermanos; ¡es tanta la Alegría para Mí! Más tarde verás las gavillas que Me diste y que nunca creíste haber segado.

Alégrate conmigo y háblame de todas las cosechas que te gustaría encerrar en Mis Graneros.
¡Tanto pecador, tanto pagano! ¡Y tantos fieles que Me son infieles! Y ofrécete para ganármelos.

No te dé miedo ofrecerte, aunque bien sabes que es poco lo que ofreces y que lo ofreces a un
Dios. ¿No tienes en ello una ganancia pura? Porque con ello esperas en Su Longanimidad y te
compenetras con Su Trinidad. Ofrécete, es sencillo. Todo es simple con tu Dios. Ofrécete, Yo te tomaré.

 

 Gabriela Bossis (1874-1950) fue la menor de cuatro hijos en una familia católica francesa que la educó cristianamente. Se diplomó en enfermería y sirvió como tal en las misiones de Camerún, por lo que fue condecorada. Fue una persona abierta y comunicativa muy entregada a Cristo, pero que no sintió la vocación religiosa. En 1923 escribió su primera comedia, alcanzó celebridad por obras entretenidas y edificantes que se estrenaron en  numerosos países, incluso interpretando ella algún papel. En 1936 comenzó a transcribir sus diálogos con el Señor, una experiencia mística que vivió durante años. Fue dirigida espiritualmente por varios sacerdotes, que dieron luego testimonio de su paz interior. En uno de sus cuadernos escribe las siguientes palabras que escuchó de Cristo: "Tú has estado siempre bajo mi dirección". Todos esos escritos se agruparon en volúmenes agrupados bajo el título Él y yo. Murió después de experimentar durante varios meses dolencias respiratorias y pérdida de visión, que sobrellevó con el mismo espíritu de conformidad con la voluntad de Dios que guió toda su vida.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA