Viernes, 03 de julio de 2020

Religión en Libertad

Tú, crea justicia y paz

Gabriela Bossis

1406. 29 de noviembre. Hora Santa.

El segundo mandamiento es tan grande como el primero: entonces, no te lamentes de tener que dejarme para ir a tu prójimo. Porque si tu prójimo es tuyo, es porque Yo te lo di. Si lo tienes enfrente a él y no a otro, es porque Yo así lo he querido. Por eso tienes en él una tarea que cumplir, tienes que influir en él. Pon en ello tu atención. Cuando Yo vivía en Palestina, creaba en torno Mío una atmósfera; los que Me rodeaban eran felices y Me llevaban otros. Tú, crea justicia y paz. No lo podrás por ti misma, sino porque Yo hablaré por ti y pensaré por ti. Pídemelo para que seamos uno, para la dulzura de los otros, como un rayo de sol entre la lluvia.

¿Puedo Yo acaso estar en alguna parte sin llevar a ella la alegría? Es una de las facetas del prisma de Mi Amor.

Entonces le dije:  Señor, soy tan miserable, que ni siquiera sé lo que debo pedirte.

Me contestó: Yo estoy pronto a darte lo que te falta. Soy como un padre que antes de enviar a su hijo a recorrer el mundo, se preocupa por guardarlo de los malos contactos y dispone todo lo que va a serle necesario.

Este Padre tiene el don de ver a su hijo dondequiera que esté y cuida de que nadie Se lo arrebate. Y el hijo, sabiendo que es así, recorrerá su camino lleno de amor y de
agradecimiento, pues atribuirá a su Padre todos los acontecimientos felices y su pensamiento, como por una fuerza centrífuga, huirá de él hacia su Padre. Y el Padre quedará tan contento, que multiplicará Sus Bondades sin manifestarse nunca claramente, para no perturbar al objeto de Sus Cuidados.

 

 Gabriela Bossis (1874-1950) fue la menor de cuatro hijos en una familia católica francesa que la educó cristianamente. Se diplomó en enfermería y sirvió como tal en las misiones de Camerún, por lo que fue condecorada. Fue una persona abierta y comunicativa muy entregada a Cristo, pero que no sintió la vocación religiosa. En 1923 escribió su primera comedia, alcanzó celebridad por obras entretenidas y edificantes que se estrenaron en  numerosos países, incluso interpretando ella algún papel. En 1936 comenzó a transcribir sus diálogos con el Señor, una experiencia mística que vivió durante años. Fue dirigida espiritualmente por varios sacerdotes, que dieron luego testimonio de su paz interior. En uno de sus cuadernos escribe las siguientes palabras que escuchó de Cristo: "Tú has estado siempre bajo mi dirección". Todos esos escritos se agruparon en volúmenes agrupados bajo el título Él y yo. Murió después de experimentar durante varios meses dolencias respiratorias y pérdida de visión, que sobrellevó con el mismo espíritu de conformidad con la voluntad de Dios que guió toda su vida.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA