Viernes, 23 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Os doy todo lo que poseo

Gabriela Bossis

1344. 9 de diciembre. Iglesia de Fresne.

No dejes a tu Madre Inmaculada y tampoco Ella te dejará. Te ama más que tu madre de la Tierra y mucho es lo que sufrió para engendrarte. Ella, la Reina de los mártires, sufrió por ti los horrores de Mi Muerte.

Siempre se ama más a aquellos por los que más se sufre; imagínate, si puedes, la ternura que Ella tiene. Nada podría detenerla, ni siquiera tu ingratitud. Dile seguido que la amas y le agradeces. Los coloquios con Ella te acercarán a Mi. Ella es demasiado humilde para referir a Ella misma lo que es Mío; Ella, que no vivió sino para Dios; pero lo Mío es suyo. Pídele que te enseñe a no vivir sino para Mí, pon en Ella toda tu confianza y Ella te ayudará a escalar la dura montaña de la perfección. Y cuán dura sea, sólo se ve cuando se resbala creyendo que se subía. ¿Quién podrá purificarte y encender la luz en tu espíritu, sino aquellos que ya la poseen, los santos y la Reina de todos los santos? Siéntete muy pequeña junto a Ella, porque Ella no es una mujer, sino la Mujer, la segunda Eva, la que aplasta la cabeza de la serpiente.

Vive con nosotros en familia, con toda simplicidad, como si vivieras con nosotros en Nazareth, porque nada de nuestra intimidad te queda prohibido. Yo os doy todo lo que poseo, aun el Amor de Mi Madre.  Así, cuando te sientas sola y débil, entra en la intimidad de 
nosotros dos, Mi Madre y Yo. No es necesario que nadie te presente, pues de largo tiempo te
conocemos y mejor de como tú misma te conoces. Hija Mía y de Mi Madre, humíllate ante nuestro gran Amor por ti. Y ámanos para consolarnos de los otros, de los que no nos aman.

 Gabriela Bossis (1874-1950) fue la menor de cuatro hijos en una familia católica francesa que la educó cristianamente. Se diplomó en enfermería y sirvió como tal en las misiones de Camerún, por lo que fue condecorada. Fue una persona abierta y comunicativa muy entregada a Cristo, pero que no sintió la vocación religiosa. En 1923 escribió su primera comedia, alcanzó celebridad por obras entretenidas y edificantes que se estrenaron en  numerosos países, incluso interpretando ella algún papel. En 1936 comenzó a transcribir sus diálogos con el Señor, una experiencia mística que vivió durante años. Fue dirigida espiritualmente por varios sacerdotes, que dieron luego testimonio de su paz interior. En uno de sus cuadernos escribe las siguientes palabras que escuchó de Cristo: "Tú has estado siempre bajo mi dirección". Todos esos escritos se agruparon en volúmenes agrupados bajo el título Él y yo. Murió después de experimentar durante varios meses dolencias respiratorias y pérdida de visión, que sobrellevó con el mismo espíritu de conformidad con la voluntad de Dios que guió toda su vida.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA