Viernes, 14 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Es El que me lo da

Gabriela Bossis

1318. 19 de mayo.

Yo dudaba en aceptar un encargo para un enfermo. El: "Si tú no tomas parte en
llevar los fardos de los otros, no eres digna de tenerlos por hermanos."

1319. 20 de mayo. En la iglesia de Ingrandes.

"Calienta tu amor. No pierdas un solo paso, ve siempre hacia adelante. Entra todavía más lejos. No basta con la lectura de Mi Pasión, sino que debes tomarla en ti. Dondequiera que estés toma en ti Mis Sufrimientos, que fueron Sufrimientos deseados, queridos, esperados. Mi Amor por vosotros todos, por ti en particular. Cuando se ha sufrido todo esto, ¿qué se puede rehusar?
Pídeme la Gracia de responder a este Amor de tu Dios y Yo encenderé en ti un fuego
nuevo, que te asombrará. No podrás atribuírtelo a ti misma, sino que dirás: 'Es El que me lo da'. Y esta será la verdad. Tú por ti no tienes fuerza ninguna. Reconócelo así, para que Yo te socorra.

Si tú vieras a un enfermo complacido en su enfermedad, no tratarías de curarlo; pero si ves que clama hacia ti, le tiendes la mano. Y si él luego te manifiesta su agradecimiento, tú lo abrazas con efusión. Abre para Mí tu cámara secreta, para que podamos hablar de nuestro nuevo Amor. Las palabras serán las mismas, pero tendrán un alcance nuevo y entonces no podrás ya comprender cómo puedes pasar un solo instante sin Mí. Donde esté tu tesoro, allí estará tu corazón.

En fin, ¡hace tanto tiempo que lo deseo! Pídeme ser toda para Mí y Yo seré todo para ti. Recordarás que esto ya Me lo habías dicho, allá, cuando estabas en Corte; ahora es preciso que lo vivas. Cuando no tengas nada que decirme, vendrás a la cámara secreta para mirarme. No tendrás que aguardarme, pues ahí estará ya y Yo sabré lo que piden tus miradas y te lo daré. Y te daré más todavía. Y si no sabes cómo decirme las cosas, te quedarás ahí, a Mis Pies como Magdalena y Yo leeré en ti. Conserva pues tu lugar en la cámara secreta. ¡Cuántas alegrías te tengo ahí preparadas!
No tengo sobre la Tierra muchas de estas cámaras secretas. Ahora escojo la más miserable. Igual que antes..."

 

 Gabriela Bossis (1874-1950) fue la menor de cuatro hijos en una familia católica francesa que la educó cristianamente. Se diplomó en enfermería y sirvió como tal en las misiones de Camerún, por lo que fue condecorada. Fue una persona abierta y comunicativa muy entregada a Cristo, pero que no sintió la vocación religiosa. En 1923 escribió su primera comedia, alcanzó celebridad por obras entretenidas y edificantes que se estrenaron en  numerosos países, incluso interpretando ella algún papel. En 1936 comenzó a transcribir sus diálogos con el Señor, una experiencia mística que vivió durante años. Fue dirigida espiritualmente por varios sacerdotes, que dieron luego testimonio de su paz interior. En uno de sus cuadernos escribe las siguientes palabras que escuchó de Cristo: "Tú has estado siempre bajo mi dirección". Todos esos escritos se agruparon en volúmenes agrupados bajo el título Él y yo. Murió después de experimentar durante varios meses dolencias respiratorias y pérdida de visión, que sobrellevó con el mismo espíritu de conformidad con la voluntad de Dios que guió toda su vida.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA