Viernes, 03 de julio de 2020

Religión en Libertad

Ora a medianoche

Gabriela Bossis

1391. 21 de septiembre. Nantes, en la capilla de los Recoletos. Hora Santa.

Yo me preguntaba si en mi vida diaria tengo suficiente espíritu de Fe.

Me dijo: Hay que aumentar por todos los medios la Fe que el Espíritu Santo deposita en el alma como un embrión. Frecuentes ejercicios, oraciones. ¿Cómo podría Yo no escuchar la voz de un alma que Me dice: 'Amigo mío, en Quien creo, haz que crea todavía más para poder amarte mejor'?

Tú llegarás a creer como si Me hubieras visto y oído. A veces sientes envidia por aquellos que vivieron cuando Yo viví sobre la Tierra; pero esos, con la excepción de los Apóstoles, no comulgaron con la frecuencia que tú. No Me tenían, como tú, en el fondo del corazón, todos los días.

Piensa en la felicidad de la comunión; trata de aumentarla con intensos deseos; dile a la noche, cuando te despiertes: 'noche larga, ¿cuándo acabarás?' Es durante la noche cuando puedes explayarte más íntimamente conmigo. De noche, nada te distrae. Llégate a la noche que Yo pasé del Jueves al Viernes, sin dormir un solo instante y sufriendo por ti. Piensa en la hora del Jardín, de la traición, los golpes y el odio; la hora de la negación de Pedro y de la prisión; piensa en el despuntar del alba de aquel día, cuando el primer rayo de luz penetró en Mi Calabozo. . . Entonces di gracias a Mi Padre porque se llegaba ya la hora de vuestra Redención.

Ofréceme. Piensa en los pecados que se cometen favorecidos por las tinieblas. Pídeme perdón para ellos. Pídeme la conversión de quienes los cometen, recordándome todo lo que sufrí por ellos. Con esto Me consolarás. ¡Cuánto te amaré, hija, si consigues arrancarme una Gracia de retorno! Dime esto a la media noche, con toda tu ternura, con todo tu ardor. Mi Oído estará cerca de tu boca y Mi Corazón sobre tu corazón; solo que esto, tú no lo sientes. Es el espíritu de Fe el que te da la seguridad de que eres escuchada. ¡Qué pena Me daría si Me pidieras las cosas sin confianza! Aquí estoy y te escucho. Te amo con el más tierno Amor.

 Gabriela Bossis (1874-1950) fue la menor de cuatro hijos en una familia católica francesa que la educó cristianamente. Se diplomó en enfermería y sirvió como tal en las misiones de Camerún, por lo que fue condecorada. Fue una persona abierta y comunicativa muy entregada a Cristo, pero que no sintió la vocación religiosa. En 1923 escribió su primera comedia, alcanzó celebridad por obras entretenidas y edificantes que se estrenaron en  numerosos países, incluso interpretando ella algún papel. En 1936 comenzó a transcribir sus diálogos con el Señor, una experiencia mística que vivió durante años. Fue dirigida espiritualmente por varios sacerdotes, que dieron luego testimonio de su paz interior. En uno de sus cuadernos escribe las siguientes palabras que escuchó de Cristo: "Tú has estado siempre bajo mi dirección". Todos esos escritos se agruparon en volúmenes agrupados bajo el título Él y yo. Murió después de experimentar durante varios meses dolencias respiratorias y pérdida de visión, que sobrellevó con el mismo espíritu de conformidad con la voluntad de Dios que guió toda su vida.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA