Lunes, 20 de mayo de 2019

Religión en Libertad

Mensaje del Rey: la convivencia siempre es frágil, es incompatible con el rencor y el resentimiento

ReL

TAGS:
El Rey Felipe VI hizo su discurso de Nochebuena con un pequeño belén detrás... el  tema en el que insistió más fue la convivencia entre españoles
El Rey Felipe VI hizo su discurso de Nochebuena con un pequeño belén detrás... el tema en el que insistió más fue la convivencia entre españoles

En el tradicional mensaje televisado de Nochebuena, el Rey Felipe VI ha prevenido contra "el rencor y el resentimiento", que amenazan a la convivencia entre españoles. Su mensaje no ha tenido alusiones religiosas, excepto por el uso de las palabras "Feliz Navidad" y la presencia de un pequeño belén en la imagen tras el monarca.

"En estos días tan especiales, en los que siempre nos deben unir los mejores sentimientos, os deseo, junto a la Reina y nuestras hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, una Feliz Navidad y que en el año 2019 podáis ver cumplidos vuestros anhelos y aspiraciones", ha declarado al inicio de su mensaje.

Después, ha explicado el tema principal de su intervención esta Nochebuena: "Quiero hablaros de nuestra convivencia, de los principios en los que se inspira, pensando en el presente y también en el futuro, en nuestras generaciones más jóvenes".

Insistió en remarcar el tema al final del discurso: "Esta es la reflexión que quería haceros llegar esta noche: que la convivencia -que siempre es frágil, no lo olvidemos- es el mayor patrimonio que tenemos los españoles. La obra más valiosa de nuestra democracia y el mejor legado que podemos confiar a las generaciones más jóvenes; y, por ello, debemos evitar que se deteriore o se erosione; debemos defenderla, cuidarla, protegerla".

Usó la palabra "convivencia" 7 veces en su discurso.

Describió así la convivencia que los españoles han logrado en los últimos 40 años, gracias a la Constitución y al proceso de transición política de 1978.

rey_navidad_2018

"Una convivencia que se basa en la consideración y en el respeto a las personas, a las ideas y a los derechos de los demás; que requiere que cuidemos y reforcemos los profundos vínculos que nos unen y que siempre nos deben unir a todos los españoles; que es incompatible con el rencor y el resentimiento, porque estas actitudes forman parte de nuestra peor historia y no debemos permitir que renazcan; una convivencia en la que la superación de los grandes problemas y de las injusticias nunca puede nacer de la división, ni mucho menos del enfrentamiento, sino del acuerdo y de la unión ante los desafíos y las dificultades. Una convivencia, en fin, que exige el respeto a nuestra Constitución; que no es una realidad inerte, sino una realidad viva que ampara, protege y tutela nuestros derechos y libertades. Todos los proyectos necesitan unos cimientos sólidos, y la España de hoy los tiene, porque están hechos de una voluntad decidida de concordia, de paz y de entendimiento".

También se dirigió especialmente a los jóvenes, que precisamente han vivido siempre arropados por la Constitución y no vivieron la transición. 

"Como sociedad tenemos una deuda pendiente con nuestros jóvenes", afirmó el monarca.

"Os tenemos que ayudar: a que podáis construir un proyecto de vida personal y profesional, con un trabajo y un salario dignos, a tener un lugar adecuado donde vivir y, si así lo queréis, a formar una familia y poder conciliar con la vida laboral", añadió, en lo que quizá era la única alusión a los graves problemas de natalidad de España.

El discurso terminó pidiendo colaborar en el "bien común" y deseando de nuevo "una muy feliz Navidad". 

"Todos podemos hacer mucho por el bien común, y superarnos cada día; haciendo cada uno lo que nos corresponde y apoyando a quien cumple con su obligación; animando a quien lo precisa -sin que nadie quede atrás-, y sumando todas nuestras fuerzas en el deseo de una España siempre mejor, porque los españoles lo merecemos. A todo esto os animo. Gracias por escucharme y os deseo nuevamente a cada uno de vosotros y a vuestras familias, una muy feliz Navidad. Eguberri on. Bon Nadal. Boas festas. Buenas noches. Y feliz y próspero 2019”.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA