Viernes, 14 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Sor Isabel, profesora de colegio, deja un tiempo su comunidad para cuidar enfermos de coronavirus

Sor Isabel García, en la entrada principal del centro Virgen del Puerto
Sor Isabel García, en la entrada principal del centro Virgen del Puerto

ReL

“El día que leí en el periódico Hoy de Extremadura que había problemas en la residencia de ancianos Virgen del Puerto de Ciudad Jardín, que se habían dado casos de positivos tanto entre los residentes como entre los empleados, y que la dirección del centro estaba teniendo dificultades para encontrar a trabajadores, tomé la decisión”. Con estas palabras de Sor Isabel García, comienza la periodista Ana B. Hernández, del diario Hoy, a narrar la historia de esta monja. Sor Isabel estaba en ese momento en su casa, el colegio Santísima Trinidad, adonde regresó hace ahora ocho años para formar parte de la comunidad josefina trinitaria en este centro placentino e impartir docencia en el mismo: Lengua a alumnos de Primaria y Religión a los que cursan Secundaria. Ella estudió Magisterio y se licenció en Pedagogía, y no tiene duda alguna de que no se equivocó, porque su pasión siguen siendo los niños y la enseñanza.

Pero el sábado, 28 de marzo, cuando leyó cuál era la situación de la residencia de Ciudad Jardín a consecuencia del coronavirus, Sor Isabel tomó la decisión de dejar su colegio, dejar su comunidad, a pesar del miedo al contagio, y echar una mano en un centro con más de 80 ancianos.

Sentí que con lo que está pasando no podía quedarme con los brazos cruzados, que tenía que ayudar y que tenía que hacerlo con quienes hoy son los más débiles, los ancianos”, explica. Por eso, ese mismo día contactó con la dirección de la residencia y se ofreció a trabajar. Un día después, el domingo 29 de marzo, Sor Isabel comenzó en el centro. Desde entonces no lo ha abandonado.

La tristeza

Decidí quedarme como interna porque aunque nuestro colegio está cerca de la residencia, tenemos hermanas mayores y no quiero poner en peligro a nadie; pensamos que es lo mejor para evitar al máximo el riesgo de contagios”, aclara.

Desde entonces Sor Isabel trabaja en la residencia de Ciudad Jardín. “Hago de todo, lo que se necesita cada día, ayudo en la cocina, sirviendo comidas, otros ratos estoy en el lavadero... Paso por todos los servicios porque son muchas las cosas que hay que hacer y, en los ratos libres que tengo, me acerco a las habitaciones de los ancianos y hablo con ellos”. La labor que más le gusta, la que le llevó sobre todo a la residencia.

Están solos y tristes, aislados en sus habitaciones por su bien, claro, pero echando muchísimo de menos a sus familiares, a sus amigos en la propia residencia, porque aunque pueden hablar por teléfono con sus seres queridos, no es suficiente; necesitan cercanía y mucho cariño”, asegura esta monja. “De hecho, si esto dura, no lo sé, esta tristeza puede pasar a ser depresión en algunos casos”. A pesar, quiere dejar también claro Sor Isabel, “de la estupenda atención que reciben por parte de todos los trabajadores de esta residencia, para quienes no es ningún sacrificio venir aquí cada día, sino todo lo contrario; son personas que atienden a los ancianos con ilusión, amabilidad y cariño”.

Sor Isabel quiere seguir en la residencia de Ciudad Jardín, “si es posible hasta que esto pase, compaginándolo como estoy haciendo con mi trabajo de profesora, mandando tareas a los alumnos y corrigiéndolas a través del ordenador”.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA