Jueves, 22 de agosto de 2019

Religión en Libertad

Un gigantesco mural de la Inmaculada de Murillo ya preside una conocida plaza de Sevilla

ReL

Esta reproducción gigante de la Inmaculada, "La Colosal", de Murillo está en la Plaza del Duque de la Victoria en Sevilla
Esta reproducción gigante de la Inmaculada, "La Colosal", de Murillo está en la Plaza del Duque de la Victoria en Sevilla
Este pasado 2017 se cumplió el cuarto centenario del nacimiento de uno de los grandes referentes de la pintura en España, Bartolomé Esteban Murillo. Este sevillano universal ha dejado grandes obras para la historia, pero han sido sus pinturas de la Inmaculada Concepción las que marcaron su trayectoria.
 
La más famosa es la conocida como “La Colosal”, una imagen de la Inmaculada que se conserva en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Ahora Sevilla, gracias a la colaboración de El Corte Inglés, ha querido hacer un homenaje a este hijo de la ciudad.

La Inmaculada, a la vista de todos
Para ello, se ha desplegado en la fachada del centro comercial que está situado en la céntrica plaza del Duque de la Victoria un gigantesco mural que muestra parte de esta Inmaculada por la que es mundialmente conocido.


 
El lienzo tiene unas dimensiones de 26x14metros ocupando 364 metros cuadrados de la fachada de El Corte Inglés de la Plaza del Duque y en el montaje de su estructura se han empleado más de dos semanas. Estará colocada en este lugar, al menos, hasta final de año.
 
La iniciativa se enmarca en el Año de Murillo con el que se sigue celebrando el centenario y ha sido coordinada entre la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Sevilla y El Corte Inglés, que además conmemora así los 50 años de su presencia en la capital andaluza.
 
Además, han participado miles de sevillanos, puesto que el proyecto se denominaba “Pinta tu murillo”.  En total se enviaron 17.000 piezas en la que los ciudadanos pintaban la Inmaculada.  Y con un programa informático se han utilizado para dar forma a esta grn obra de Murillo que ahora preside la plaza.


  
Lo que Murillo innovó
Murillo cambia el estilo de representar a María triunfante que habían traído pintores anteriores a él como Pacheco o Velázquez. ¿La gran novedad? Viste a María de blanco, con una túnica sencilla e inmaculada, y le da vuelo al manto azul. De la lectura del Apocalipsis toma solo la luna bajo sus pies y, para representar aquello de que iba ‘vestida de sol’, coloca una luz anaranjada tras cada Inmaculada, prescindiendo de la corona de estrellas que sí usaron Pacheco y Velázquez.

Una de las primeras Inmaculadas que pintó Murillo fue ‘La Colosal’, que por suerte conservamos en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Se hizo para el arco de la iglesia del Convento de San Francisco, que estaba donde hoy se abre la Plaza Nueva. Dice la tradición que cuando Murillo presentó el cuadro, a los franciscanos no le gustó demasiado. Pero Murillo sabía que su cuadro no estaba realizado para ser visto a ras de suelo. Una vez que se colocó a su altura, los monjes cambiaron su visión sobre la obra. No hay que obviar que este lienzo mide tres metros de ancho y casi cuatro y medio de alto. Por algo es ‘La Colosal’. De hecho, su tamaño fue lo que hizo que el napoleónico Mariscal Soult no pudiera llevársela durante la invasión francesa, y se quedara recluida en el Alcázar.
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA