Sábado, 20 de julio de 2019

Religión en Libertad

Tuvo novia y un buen trabajo pero una amiga monja le hizo despertar su vocación para el seminario

ReL

Martín está en este momento en el quinto curso del Seminario Conciliar de Madrid
Martín está en este momento en el quinto curso del Seminario Conciliar de Madrid
El pasado lunes, festividad de San José, se celebró el Día del Seminario, una gran ocasión para conocer a los jóvenes que han emprendido la aventura hacia el sacerdocio para que muchos puedan eliminar ciertos prejuicios sobre ellos.

Uno de estos seminaristas es Martín Rodajo Morales, estudiante del Seminario Conciliar de Madrid, un joven que un día decidió dejar su trabajo y un proyecto de vida familiar para entregarse por entero a Cristo.

Este madrileño cuenta al diario 20 Minutos que tuvo una vida “normal”, tuvo novia bastante tiempo mientras estudiaba Periodismo y Derecho y posteriormente encontró un trabajo en su ámbito.

El momento que despertó su "inquietud infantil"
Era feliz, tenía aparentemente todo con lo que soñaba pero a los 25 años volvió a él la vocación al sacerdocio que ya había sentido siendo niño. “Una amiga se metió a monja y ese acontecimiento generó en mí el recuerdo de aquella inquietud infantil y volvió con mucha radicalidad”, cuenta.

Fue entonces cuando se planteó “seriamente” la posibilidad de entrar al Seminario. Pero su primera respuesta era negativa porque “significaba dejar atrás una serie de cosas que no me apetecía dejar”.

Las ganancias de dejar todo por Cristo
Al final la vocación pudo más y Martín tiene claro que “lo que ganas es mucho más de lo que pierdes” y que en estos momentos es “absolutamente feliz”. “Llegó el momento en el que tuve que echar las cuentas con Dios y dar un paso para adelante o para atrás. En esa lucha, el 'no' me dejaba bastante insatisfecho, entonces pedí ayuda a un sacerdote que me ayudara a discernir", confiesa.

Martín ya tenía una vida de fe intensa: participaba en la misa dominical y en las actividades juveniles de la parroquia, además de ser catequista. Pero le costó dar el paso, sus padres y sus amigos no se lo esperaban. Siempre estudió en un colegio público y en casa sus padres son gente de fe, pero se habían hecho a la idea de que su vida iba a ir por otro sitio. "La vocación de un hijo y cómo viven los padres esa vocación no siempre va en paralelo. Y poco a poco tomé la decisión de hacer el curso introductorio".
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA