Jueves, 17 de octubre de 2019

Religión en Libertad

Muere el cardenal Fernando Sebastián: este sábado se celebrará el funeral en la catedral de Málaga

ReL

El cardenal Fernando Sebastián tenía 89 años y padeció un ictus el pasado martes.
El cardenal Fernando Sebastián tenía 89 años y padeció un ictus el pasado martes.

Este jueves ha fallecido en Málaga, donde residía desde 2007, el cardenal Fernando Sebastián, religioso claretiano, de 89 años. El martes había ingresado en la Clínica Gálvez tras sufrir un ictus.

Su cuerpo será velado desde las 10 hasta las 21 horas del viernes en la iglesia del Sagrario, y el sábado desde las 10 horas hasta el traslado a la catedral, donde se celebrará la misa Corpore Insepulto, a las 12 horas. Recibirá sepultura en dicho templo.

El cardenal Sebastián, elevado a la púrpura por Francisco en 2014, cuando ya se había jubilado por edad, fue secretario de la conferencia episcopal española (1983-1988) y su vicepresidente en dos periodos, 1993-1999 y 2002-2005. Fue obispo de León (1979-1988), arzobispo coadjutor  de Granada (1988-1993), administrador apostólico de Málaga (1991-1993) y arzobispo de Pamplona y Tudela (1993-2007).

Desde 2007, cuando renunció por edad, residía en Málaga, donde seguía colaborando con la diócesis en la formación teológica de laicos y seminaristas en los centros de formación teológico-pastoral y en el acompañamiento espiritual.

La diócesis malacitana ha recordado tras su fallecimiento cómo concebía la labor episcopal: "Es una vida hermosa, atada estrechamente a la vida de Jesús, a su palabra, a sus ejemplos, a su misión y a sus deseos. Ser sucesor de los apóstoles es ser uno de la primera comunidad de Jesús, uno de sus primeros amigos, de los que viven y trabajan con Él al servicio del plan de Dios para el mundo. Esta relación con el Señor te va dominando poco a poco, te separa de los intereses y de las costumbres del mundo y te hace vivir todas las cosas desde otro punto de vista, desde el punto de vista de Jesús. En esta vida singular, la Eucaristía, el Jesús de los Evangelios, el Cristo resucitado y glorioso se va haciendo tu mundo verdadero, tu refugio, el hogar secreto y amoroso de tu vida personal. Ahí estoy, ahí quiero estar, aquí quiero encontrarme con la verdad de todos mis hermanos, con el mundo renacido y verdadero".

En febrero de 2016 publicó sus Memorias con esperanza, una obra donde evocaba diversos momentos de su amplia trayectoria eclesial y también política, en cuanto negociador por parte de la Iglesia con el primer Gobierno socialista de Felipe González. [Pincha aquí para leer la reseña en ReL de este libro.]

Con motivo de la publicación del libro, afirmó que daba gracias a Dios por “llegar a viejo”: "Y no me duele decir la palabra. Creo que un hombre no es del todo él mismo hasta que no vive su propia vejez, porque es la última fase de la cocción que uno tiene que hacer para madurar, para poder ir al cielo. Y yo doy muchas gracias a Dios por estos años de serenidad, de distancia, de humildad… porque el jubilado en la vida no es nadie y se va muy a gusto por la calle sin ser nadie. Y vives muy a gusto con la gente, ves las cosas como no las has visto en tu vida, y tienes una distancia de tu propia vida, que te permite ver las realidades de la sociedad sin aspiraciones, sin pasiones, sin codicias. Eso da paz, serenidad y sabiduría, y una sabiduría que no puedes usar para imponerte sobre nadie sino para madurar tú tu propia vida. Yo me imagino que estoy retocando el conjunto de mi vida, adecentándola en presencia de Dios y tratando de ser mejor cristiano de lo que he sido en los años anteriores".

Fernando Sebastián Aguilar había nacido en Calatayud (Zaragoza) en 1929. Ingresó en la Congregación de Misioneros Hijos del Corazón de María en 1945 y fue ordenado sacerdote en 1953. Hizo estudios de Teología en Roma y en Lovaina, obteniendo el doctorado en 1955. Desde 1956 hasta 1979 centró su actividad en el estudio y la enseñanza de la Teología Dogmática, primero en los centros de la Congregación Claretiana y a partir de 1967 en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, en donde fue Decano de la Facultad y Rector de la Universidad entre 1971 y 1979. 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Necesitamos tu ayuda económica para seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA