Lunes, 18 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Los voluntarios llevan las comidas a las casas

«Los nuevos pobres de pueblo son distintos a los de ciudad»: temen ser vistos en la cola de Cáritas

En la ciudad pueden pasar desapercibidos con más facilidad, pero en los pueblos y ciudades pequeñas es más difícil ocultar la nueva pobreza.

Pablo J. Ginés/ReL

La crisis ha generado una oleada de nuevos pobres en España, de gente que nunca había acudido a Cáritas o los servicios de asistencia social pero que ahora no le queda más remedio. Estos nuevos pobres sienten vergüenza de su situación, no quieren que sus vecinos conozcan su situación. En la ciudad pueden pasar desapercibidos con más facilidad, pero en los pueblos y ciudades pequeñas es más difícil ocultarlo.

Por eso, el director de Cáritas diocesana de Alicante, Jaime Valcaneras, señala que "los nuevos pobres de pueblo son distintos a los de ciudad". Eso requiere que Cáritas dedique voluntarios, por ejemplo, a llevar las bolsas de comida a las casas de los que la necesitan pero no se atreven a ponerse a la cola de la parroquia o el centro diocesano.

Huertos urbanos: dan autoestima
Con la crisis nacen más y más iniciativas. En algunas parroquias los voluntarios organizan servicios de guardería para atender bebés, o aportan los pañales, los potitos... En algunas zonas se estudia la creación de pequeños huertos urbanos para ceder a algunas familias. "Es útil para el consumo propio pero a veces es más útil, sobre todo, para la autoestima de la persona", explica Valcaneras.

Voluntarios católicos y practicantes
"Atendemos a todos los que nos piden ayuda, de cualquier color, país, religión, etc... Los voluntarios de Caritas son casi siempre cristianos católicos, creyentes y practicantes. Sí hay casos, a veces, de personas alejadas de la Iglesia que pueden venir y ofrecerse como voluntarios. La caridad es una forma de evangelizar, de acercar a todos a Dios, ¡al voluntario y al beneficiado! Y hay personas alejadas de la Iglesia que así se reincorporan a la comunidad cristiana", detalla Valcaneras.

Según el director de Cáritas de Alicante, si los feligreses preguntasen más sobre lo que se hace en su parroquia quedarían admirados de los voluntarios (Cáritas tiene 1.200 voluntarios en la diócesis alicantina) y esa admiración les llevaría a apuntarse como socios o voluntarios y ofrecer sus servicios.

Con más información, más voluntarios
"Cuando explicas los programas, salen voluntarios", asegura. "Tenemos 2 casas de acogida para personas sin hogar, cursos de idiomas, español para extranjeros, cocina, costura, programas de enfermos de sida, etc... Y al verlo la gente piensa: yo podría ayudar en eso", concluye Valcaneras. 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA