Domingo, 26 de enero de 2020

Religión en Libertad

Murió con 34 años, pero dejó huella entre todos sus alumnos: Gregorio Suárez, camino a los altares

ReL

TAGS:
Gregorio Suárez falleció con tan sólo 34 años por una tuberculosis
Gregorio Suárez falleció con tan sólo 34 años por una tuberculosis

Este jueves la Santa Sede ha publicado los decretos de la Congregación para las Causas de los Santos que ha aprobado el Papa Francisco. Una vez más, España está muy presente entre los decretos y además de la aprobación del martirio de varios miembros de la Orden Domínica durante la guerra civil, también se ha producido el reconocimiento de las virtudes heroicas del agustino Gregorio Suárez Fernández, doctor y profesor de la Universidad de Salamanca, totalmente entregado a la enseñanza de Cristo y muy querido por sus alumnos. Sus tres amores eran la Eucaristía, la Virgen María y la Iglesia, y esto era lo que transmitía a todo aquel que le escuchaba.

Este filósofo y catedrático apuntaba a una importante figura intelectual católico pero murió con tan sólo 34 años debido a una tuberculosis.  La Real Academia de la Historia publica esta biografía de este siervo de Dios:

“El nombre completo, tal como aparece en su partida de bautismo, es Gregorio Tomás Suárez Fernández, si bien se le conoce como Gregorio Suárez. Sus padres fueron Pedro Suárez y Piera Fernández. Con doce años de edad y realizados los primeros estudios, abandonó su pueblo e ingresó en el Colegio-Seminario de San José de Valencia de Don Juan (León). En este centro, estudió tres años de latín y humanidades (1927-1930). El año de noviciado lo realizó en el Colegio de Valladolid, donde profesó de religioso agustino el 11 de octubre de 1931.

»Luego estudió Filosofía en los colegios de Valladolid y Zaragoza, respectivamente. El 6 de noviembre de 1935 llegó a la Ciudad Eterna y acto seguido se puso a estudiar Teología, siendo ordenado sacerdote antes de su conclusión, el 15 de mayo de 1938. En la Pontificia Universidad Gregoriana consiguió el grado de licenciado en Teología (1939) con nota summa cum laude y concesión de la medalla de oro. También se licenció en Filosofía (1940). Este mismo año de 1940 fue nombrado Sottomaestro de profesos agustinos residentes en el Colegio Internacional de Santa Mónica, dedicándose a tareas de formación, pedagogo y ayudante del maestro de formación, Canisio van Lierde (1907-1995).

»En la Universidad Gregoriana hizo el curso de doctorado y tuvo la lectio coram (junio de 1941) para el doctorado en Filosofía. Los jesuitas McCormick y Delannoye aprobaron, en diciembre de 1940, el esquema de su tesis doctoral, pero su redacción resultó lenta y laboriosa. En efecto, Gregorio Suárez partió de la Ciudad Eterna el 4 de julio de 1941 y en España hubo de concluir la tesis doctoral.

»La Provincia Agustiniana de Filipinas le destinó a la docencia, pero también le confió algunos cargos: ayudante del maestro de profesos en el convento de Zaragoza (1941-1942), maestro de profesos y regente de estudios de los estudiantes de filosofía en el Colegio de Valladolid (1942-1945) y regente de estudios y maestro de los filósofos postulantes en Valencia de Don Juan, León (1945-1947).

»Con el título de El pensamiento de Egidio Romano en torno a la distinción de esencia y existencia en las criaturas presentó y defendió la tesis doctoral en la Universidad de Comillas (Cantabria). La aprobación del extracto para su publicación está fechada en Comillas, a 23 de septiembre de 1946. Al año siguiente se incorporó al claustro de la Universidad de Salamanca como doctor pleno iure, a petición del obispo de la diócesis, Francisco Barbado Viejo (muerto en 1964), en la Cátedra de Metafísica. Además de sus ocupaciones docentes, Gregorio Suárez, se encargó de la atención espiritual de las agustinas recoletas salmantinas.

»Falleció de tuberculosis el 23 de abril de 1949 en el convento dominico de San Esteban, donde residía porque entonces no había convento agustino en Salamanca. Sus libros, apuntes y escritos manuscritos fueron llevados al Colegio de Valladolid por Francisco Aymerich Codina (1888-1979).

»Quienes conocieron a Gregorio Suárez concuerdan en testimoniar que era un hombre de Dios, identificado con Jesucristo, que dedicó su tiempo al estudio y a plasmar en su vida las enseñanzas del Evangelio. Esta fama de sabio y santo motivó la apertura de la causa y el proceso de su beatificación en Valladolid el año 1982 y una vez finalizada fue introducida en la Congregación para la Causas de los Santos.

Otros decretos de la Santa Sede

Estos son el resto de decretos aprobados por el Santo Padre este jueves:

- El milagro, atribuido a la intercesión de la Venerable Sierva de Dios María Luisa del Santísimo Sacramento (en el siglo: María Velotti), Fundadora de las Hermanas Franciscanas Adoratrices de la Santa Cruz; nacida el 16 de noviembre de 1826 en Soccavo (Italia) y fallecida el 3 de septiembre de 1886 en Casoria (Italia).

- El martirio de los Siervos de Dios Ángel Marina Álvarez y 19 compañeros de la Orden de Frailes Predicadores; asesinados, por odio a la fe, durante la Guerra Civil Española, en 1936 (España).

- El martirio de los Siervos de Dios Juan Aguilar Donis y 4 Compañeros, de la Orden de los Frailes Predicadores, y del Siervo de Dios Fructuoso Pérez Márquez, fiel laico de la Tercera Orden de Santo Domingo; asesinado, por odio a la fe, durante la Guerra Civil Española, en 1936 (España).

- El martirio de la Sierva de Dios Isabel Sánchez Romero (en religión: Ascensión de San José), monja profesa de la Orden de Santo Domingo; asesinada, por odio a la fe, durante la Guerra Civil española, el 17 de febrero de 1937 en Huéscar (España).

- Las virtudes heroicas del Venerable Siervo de Dios Vincenzo Maria Morelli, de la Orden de los Clérigos Regulares Teatinos, arzobispo de Otranto; nacido en Lecce (Italia) el 25 de abril de 1741 y fallecido en Sternatia (Italia) el 22 de agosto de 1812.

- Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Carlo Angelo Sonzini, sacerdote diocesano, fundador de la Congregación de las Hermanas Siervas de San José; nacido el 24 de junio de 1878 en Malnate (Italia) y fallecido en Varese (Italia) el 5 de febrero de 1957.

- Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Américo Monteiro de Aguiar, sacerdote diocesano; nacido en Salvador de Galegos (Portugal) el 23 de octubre de 1887 y fallecido el 16 de julio de 1956 en Oporto (Portugal).

- Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Giulio Facibeni, sacerdote diocesano, nacido el 28 de julio de 1884 en Galeata (Italia) y fallecido el 2 de junio de 1958 en Florencia (Italia);

- Las virtudes heroicas de la Sierva de Dios María de los Ángeles de Santa Teresa (en el siglo Dináh Amorim), religiosa profesa del Instituto de las Hijas de María Religiosas de las Escuelas Pías; nacida el 8 de agosto de 1917 en Claudio (Brasil) y fallecida el 1 de septiembre de 1988 en Río de Janeiro (Brasil).

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA