Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

De ese judío convertido al catolicismo, autor de la Segunda Sinfonía de Mahler

En cuerpo y alma

18 octubre 2017


 
            Es una de las grandes sinfonías del s. XIX. Gustav Mahler, su autor, empieza a componerla en 1888, cuando apenas tiene 28 años, joven edad para un compositor –aunque a esa edad, Mozart ya hubiera compuesto unas 450 obras del total de las 628 que tiene catalogadas-, y le llevará nada menos que seis años terminar de construirla.
 
            Mahler era profundamente creyente. Un creyente que comparte con otro de los grandes compositores del XIX, Félix Mendelsson, con el que sin embargo no coincide, -Mendelssohn muere trece años antes de nacer Mahler-, un rasgo bien singular: el de nacer, los dos, judíos, y morir, los dos, católicos(1). Las coincidencias son tantas que Mahler se convierte donde Mendelssohn nace, es decir, en Hamburgo.
 
            De los dos compositores ha sido cuestionado, como es fácil de comprender, su cambio de fe, pues en unas coordenadas históricas en las que la condición judaica cerraba puertas, a los dos estaba llamado a reportar su conversión pingües beneficios.

            En el caso de Mahler, dicha conversión allanará, sin duda, su acceso a la dirección de nada menos que la Opera de Viena. Lo que no es óbice para que sus biógrafos coincidan en la autenticidad y lealtad de la misma, de la que existen múltiples testimonios, como el que otorga su propia esposa, la célebre Alma Mahler, que habla de él como “Christglauber” (creyente en Cristo) y reconoce que “se sentía atraído por el misticismo católico”… y eso que la que no creía era ella. En la última correspondencia que Gustav sostiene con Alma, no falta una apasionada defensa de la figura de Cristo, inimaginable en un judío que no hubiera transitado por una conversión sincera.
 
            La Segunda Sinfonía es, en sí misma, testimonio irrebatible de la gran fe del compositor austríaco. Mahler la dedica a la resurrección de la carne, al fin y al cabo, uno de los dogmas en los que sus dos religiones, su judaísmo natal y su catolicismo sobrevenido, discrepan poco, por no decir nada. Algo que no cabe decir, en cambio, de la pervivencia del alma, creencia que cristianismo y judaísmo no perciben de igual manera, pues mientras para el cristiano es una situación de vida plena con la única limitación de la ausencia de cuerpo, para el judío, de existir, apenas consiste en una especie de pesado sueño mortecino. Es la diferencia existente entre lo que se da en llamar “escatología de doble ciclo”, alma inmortal + resurrección de la carne, propia del cristianismo, frente a “escatología de ciclo único”, sólo resurrección de la carne en este caso, propia del judaísmo. Quizás quepa atisbar algo de esa discrepancia en la parte de la Segunda Sinfonía en la que el coro canta: “Auferstehn, ja auferstehn wirst du, mein Staub, nach kurzer Ruh'!”, “Resucita, si, resucitarás, polvo mío, tras breve descanso”.
 
            Y es que la conversión de Mahler al cristianismo se culmina en 1897, es decir, tres años después de terminar la Segunda Sinfonía, que escribe, por lo tanto, desde su judaísmo natal todavía. Lo contrario, desde este punto de vista, de lo que se puede decir de su otra gran sinfonía de tema religioso, la Octava, escrita en 1906, cinco años antes de morir y nueve después de su conversión, dedicada a la condición eterna del alma en la que, como se ha dicho, los judíos no creen, donde las referencias cristianas son ya explícitas.
 
            Los cinco movimientos de la Segunda Sinfonía recorren musicalmente la trayectoria de cada ser humano desde la vida terrenal hasta la resurrección, pasando por el juicio final. Un recorrido que es narrado por el propio Mahler, autor no sólo de la música según acostumbra a acontecer entre los creadores de la más espiritual de las bellas artes, sino, lo que es muy importante en el caso que nos ocupa, también, a partir de un poema de Friedrich Gottlieb Klopstock del texto que, al modo en que ochenta años antes hiciera Beethoven en su Novena Sinfonía por primera vez en la historia de la música, se incorpora en el quinto movimiento de la Segunda de Mahler. Un texto muy poético, espiritual y gozoso, en el que Mahler vierte desbocado su fe profunda en la resurrección, el cual reza como sigue:

 
 
 CORO
 Auferstehn, ja, auferstehn wirst du,
 mein Staub, nach kurzer Ruh'!
 Unsterblich Leben
 wird, der dich rief, dir geben!
 
 Wieder aufzublühn wirst du gesät!
 Der Herr der Ernte geht
 und sammelt Garben
 uns ein, die starben!
 
 ALTO
 O glaube, mein Herz, o glaube:
 Es geht dir nichts verloren!
 Dein ist, ja dein, was du gesehnt!
 Dein, was du geliebt, was du gestritten!
 
 SOPRANO
 O glaube.
 Du wardst nicht umsonst geboren!
 Hast nicht umsonst gelebt, gelitten!
 
 CORO
 Was entstanden ist, das muß vergehen!
 Was vergangen, auferstehen!
 Hör auf zu beben!
 Bereite dich zu leben!
 
 SOPRANO Y ALTO
 O Schmerz! Du Alldurchdringer!
 Dir bin ich entrungen!
 O Tod! Du allbezeinger!
 Nun bist du bezwungen!
 
 CORO
 Mit Flügeln, die ich mir errungen,
 in heißem Liebesstreben,
 werd’ ich entschweben
 zum Licht, zu dem kein Aug’ gedrungen!
 Sterben werd' ich, um zu leben!
 
 Auferstehn, ja auferstehn wirst du,
 mein Herz, in einem Nu!
 Was du geschlagen,
 zu Gott wird es dich tragen!
 

 Resucita, si, resucitarás,
 polvo mío, tras breve descanso
 ¡Vida inmortal
 te dará el que te llama!
 
 ¡Para florecer de nuevo fuiste sembrado!
 El señor de la tierra va
 y nos recoge en haces
 a los que morimos.
 
 
 Oh créetelo, corazón mío, créetelo
 ¡Nada se va a perder de ti!
 ¡Tuyo es, sí tuyo, lo que anhelas,
 tuyo lo que amas, por lo que has luchado!
 
 
 Oh, créetelo.
 ¡No has nacido en vano!
 ¡En vano no has vivido ni sufrido!
 
 
 ¡Lo que ha nacido debe perecer!
 ¡Lo que pereció, resucita!
 ¡Deja de temblar!
 ¡Prepárate para vivir!
 
 
 ¡Oh dolor! ¡Tú que todo lo atraviesas
 te soy arrebatado!
 ¡Oh muerte! ¡Tú que a todos doblegas,
 eres ahora doblegada!
 
 
 Con alas que me he ganado,
 en ardiente afán de amor
 desapareceré
 hacia la luz por ningún ojo atravesada.
 ¡Moriré para vivir!
 
 ¡Resucitarás, sí, tú resucitarás
 corazón mío, en un instante!
 ¡Cada uno de tus latidos
 a Dios te ha de traer!
 
 
            Es curioso, algunos de Vds. lo recordarán, pero el primero que habló en España de Mahler, en los años ya remotos de la Transición, fue Alfonso Guerra, adalid de la progresía del momento. A pocos molestaría entonces la inquietud religiosa del gran compositor del XIX y principios del XX, -de hecho muere en 1911-, una religiosidad que, sin duda, resulta de peor trago para esta neoprogresía del s. XXI que, por desgracia, asume de nuevo como seña de identidad el visceral y virulento anticlericalismo que tantas y tan penosas manifestaciones ha producido ya en la historia de España.
 
            Y bien amigos, esto es todo por hoy. Tan sólo añadir que si quieren conocer mejor esta maravillosa Segunda Sinfonía de Mahler, la ocasión la pintan calva, pues pasado mañana 20 de octubre, en el Auditorio Nacional de Madrid, a las 22:30 hs. la Orquesta y Coro Filarmonía dirigidas por Pascual Osa hará una sin duda maravillosa y sentida interpretación de la misma, que no deberían Vds. perderse. Entretanto, que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos. Por aquí nos vemos.
 
 
                (1) Es curioso cuánta actividad e inquietud registra el sentimiento religioso de los grandes músicos (pinche aquí para conocer el caso de Wagner y Cosima Litz, o aquí para conocer el de John Lennon).
 
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en [email protected]. En Twitter  @LuisAntequeraB
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
De ese judío convertido al cristianismo que compuso la Marcha Nupcial de Mendelssohn
El judío Leonard Cohen le canta a la Virgen de la Soledad
Del extraño caso Wagner: ¿se convirtió o no se convirtió al final de sus días el gran músico alemán?
De la relación de Mozart con la masonería
La curiosa historia del villancico “Happy Christmas” de John Lennon
De Santa Cecilia, patrona de la música, en el día de su festividad
 
 
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Luis Antequera
De formación jurídico-económica, profesionalmente hablando Luis Antequera ha trabajado tanto en el mundo de la banca como en el de la enseñanza. Las tres pasiones a las que dedica su tiempo son la literatura, la historia de las religiones y la actualidad socio-política. Ha publicado tres libros, “Jesús en el Corán”, “El cristianismo desvelado” y “Derecho a nacer”. Ha colaborado en diversos programas de radio y televisión. Actualmente es director del programa de radio “Iglesia perseguida”, quincenalmente los sábados a las 15:00 hs., y colaborador del programa “Diálogos con la Ciencia”, los viernes a las 00:00 hs., emitidos ambos en Radio María. En cuerpo y alma ofrece cada día su punto de vista sobre el mundo convulso que vivimos.

Luis Antequera, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog En cuerpo y alma, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2017

D.Q. Asesinado el cuarto califa. Se descubre Dominica. Luisiana, española. Vuelve la División Azul.

Del día de los fieles difuntos que celebramos hoy: una breve reseña histórica

De la fiesta de todos los santos que celebramos hoy: una breve reseña histórica
OCTUBRE 2017

De las muchas palabras japonesas que derivan de la hermosa lengua portuguesa

D.Q. Constantino ve la cruz en el cielo. Se descubre Cuba. Nacen Erasmo y Paganini, muere Servet.

¿Es correcto hablar de "Descubrimiento" de América?

D.Q. Guerras y mas guerras en América desde que España se va. Juegos olímpicos de Zappas. Y más...

De ese judío convertido al catolicismo, autor de la Segunda Sinfonía de Mahler

¿Sabes por qué hemos celebrado Santa Teresa ayer 15 de octubre, y no el 4 como habría correspondido?

D.Q. La rojigualda, bandera nacional. Golpe a los templarios. Nace la Thatcher, muere Claudio.

Maduro, ya te explico yo por qué los españoles estamos orgullosos de haber descubierto América

Del jesuíta español Pedro Paéz, verdadero descubridor de las fuentes del Nilo

Del tratamiento de la violencia de género en los telediarios

D.Q. España legaliza el aborto. Nacen el cine y Mateo Ricci, mueren Bette Davis y Amalia Rodrigues

Del "hecho diferencial" de la Leyenda Negra Española frente a otras leyendas negras

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2017 (10 artículos)

AGOSTO 2017 (12 artículos)

JULIO 2017 (7 artículos)

JUNIO 2017 (10 artículos)

MAYO 2017 (11 artículos)

ABRIL 2017 (13 artículos)

MARZO 2017 (10 artículos)

FEBRERO 2017 (14 artículos)

ENERO 2017 (9 artículos)

DICIEMBRE 2016 (14 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (14 artículos)

OCTUBRE 2016 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (3 artículos)

JULIO 2016 (8 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

ABRIL 2016 (7 artículos)

MARZO 2016 (4 artículos)

FEBRERO 2016 (16 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (13 artículos)

OCTUBRE 2015 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (13 artículos)

AGOSTO 2015 (10 artículos)

JULIO 2015 (31 artículos)

JUNIO 2015 (30 artículos)

MAYO 2015 (31 artículos)

ABRIL 2015 (27 artículos)

MARZO 2015 (31 artículos)

FEBRERO 2015 (26 artículos)

ENERO 2015 (31 artículos)

DICIEMBRE 2014 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (30 artículos)

OCTUBRE 2014 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (30 artículos)

AGOSTO 2014 (31 artículos)

JULIO 2014 (31 artículos)

JUNIO 2014 (30 artículos)

MAYO 2014 (31 artículos)

ABRIL 2014 (30 artículos)

MARZO 2014 (31 artículos)

FEBRERO 2014 (28 artículos)

ENERO 2014 (30 artículos)

DICIEMBRE 2013 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (29 artículos)

OCTUBRE 2013 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (29 artículos)

AGOSTO 2013 (29 artículos)

JULIO 2013 (31 artículos)

JUNIO 2013 (30 artículos)

MAYO 2013 (31 artículos)

ABRIL 2013 (30 artículos)

MARZO 2013 (31 artículos)

FEBRERO 2013 (29 artículos)

ENERO 2013 (31 artículos)

DICIEMBRE 2012 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (23 artículos)

OCTUBRE 2012 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (30 artículos)

AGOSTO 2012 (30 artículos)

JULIO 2012 (30 artículos)

JUNIO 2012 (29 artículos)

MAYO 2012 (31 artículos)

ABRIL 2012 (29 artículos)

MARZO 2012 (29 artículos)

FEBRERO 2012 (29 artículos)

ENERO 2012 (29 artículos)

DICIEMBRE 2011 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (30 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (20 artículos)

AGOSTO 2011 (21 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (30 artículos)

ABRIL 2011 (29 artículos)

MARZO 2011 (30 artículos)

FEBRERO 2011 (26 artículos)

ENERO 2011 (26 artículos)

DICIEMBRE 2010 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (30 artículos)

OCTUBRE 2010 (23 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (30 artículos)

AGOSTO 2010 (25 artículos)

JULIO 2010 (27 artículos)

JUNIO 2010 (27 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (19 artículos)

MARZO 2010 (21 artículos)

FEBRERO 2010 (24 artículos)

ENERO 2010 (20 artículos)

DICIEMBRE 2009 (24 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (25 artículos)

OCTUBRE 2009 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (8 artículos)

JULIO 2009 (11 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS