Jueves, 19 de mayo de 2022

Religión en Libertad

San Marcos 7, 1-13

Dejáis a un lado el mandato de Dios por la tradición de los hombres

ReL

Un grupo de fariseos con algunos escribas.
Un grupo de fariseos con algunos escribas.

Evangelio según san Marcos 7, 1-13



En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén, y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos (los fariseos, como los demás judíos, no comen sin lavarse antes las manos, restregando bien, aferrándose a la tradición de sus mayores, y, al volver de la plaza, no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras muchas tradiciones, de lavar vasos, jarras y ollas.)

Según eso, los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús:

«¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?»

Él les contestó:

«Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: "Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos." Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.»

Y añadió:

"Anuláis el mandamiento de Dios por mantener vuestra tradición. Moisés dijo: "Honra a tu padre y a tu madre" y "el que maldiga a su padre o a su madre tiene pena de muerte"; en cambio, vosotros decís: Si uno le dice a su padre o a su madre: "Los bienes con que podría ayudarte los ofrezco al templo", ya no le permitís hacer nada por su padre o por su madre, invalidando la palabra de Dios con esa tradición que os trasmitís; y como éstas hacéis muchas.»



Señor Jesús, algo se nos contagia de los fariseos; aún de manera inconsciente escrutamos y juzgamos el proceder del otro, según nuestro criterio humano, y sin conocer apenas al prójimo.

Cuánto necesitamos cada uno revisar nuestras propias acciones y no tanto las ajenas.

Un examen a fondo sobre el por qué de nuestros actos, nos harían ver si en verdad cuanto hacemos es por ti, Señor, por seguir tus mandatos, o es por otros motivos: costumbres vacías, respeto humano, cobardías...

Ayúdanos, Jesús a ser misericordiosos, a servirte de corazón y a honrarte con obras y palabras.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda