Martes, 04 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Al ver a las gentes, se compadecía de ellas

ReL

Os 8,4-7.11-13

Así dice el Señor:
Se nombraron un rey en Israel sin contar conmigo,
se nombraron príncipes sin pedirme consejo.
Con su plata y su oro se hacían ídolos
para hundirse.
Tu toro, Samaría, es abominable,
contra ellos arde mi cólera.
¿Hasta cuándo no podréis ser limpios,
hijos de Israel?
Un escultor lo hizo,
y no es Dios.
Se romperá en pedazos el toro de Samaría.
Siembran vientos y cosechan tempestades.
No brotan tallos las espigas no tienen harina,
y, si la diesen, la comerían extraños.
Efraín multiplicó sus altares para pecar,
para pecar le sirvieron sus altares.
Cuando les escribía mi doctrina,
la consideraban extraña.
Que sacrifiquen sus víctimas
y se coman la carne,
que al Señor no le agradan.
Recordará sus iniquidades,
castigará sus pecados,
volverán a Egipto.

Sal 113B,3-4.5-6.7-8.9-10

Israel confía en el Señor.

Nuestro Dios está en el cielo,
lo que quiere lo hace.
Sus ídolos, en cambio, son plata y oro,
hechura de manos humanas.

Tienen boca y no hablan,
tienen ojos y no ven,
tienen orejas y no oyen,
tienen nariz y no huelen.

Tienen manos y no tocan,
tienen pies y no andan.
Que sean igual los que los hacen,
cuantos confían en ellos.

Israel confía en el Señor:
él es su auxilio y su escudo;
la casa de Aarón confía en el Señor:
él es su auxilio y su escudo.

Mt 9,32-38

En aquel tiempo, llevaron a Jesús un endemoniado mudo.
Echó al demonio, y el mudo habló.

La gente decía admirada:
-Nunca se ha visto en Israel cosa igual.

En cambio, los fariseos decían:
-Este echa los demonios con el poder del jefe de los demonios. Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, anunciando el evangelio del Reino y curando todas las enfermedades y todas las dolencias.

Al ver a las gentes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, «como ovejas que no tienen pastor».

Entonces dijo a sus discípulos:
-La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA