Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Encontrar a Dios entre personas, facturas y viajes

Encontrar a Dios entre personas, facturas y viajes

Duc in altum!

15 agosto 2017

TAGS Superación

Aunque el título incluye a todos los católicos, tiene un significado especial para los laicos; es decir, aquellos que hemos decidido vivir la fe directamente involucrados con la  construcción del ámbito social, económico, político, deportivo, etc. No obstante la voz del Concilio Vaticano II que nos ha recordado claramente la necesidad de estar en medio del mundo, de lo que sucede en las calles, todavía hay muchos que piensan que esto no es posible y sería bueno empezar a cambiar de idea, porque la crisis que hay en los diferentes campos se debe a que no estamos haciendo la parte que nos corresponde por confundirnos y olvidar que sí toca encontrar a Dios entre las personas, los viajes, las facturas y tantos otros espacios y momentos que necesitan de un estilo de vida profundo, significativo. Los laicos no somos una copia o clon de los sacerdotes. Hacemos equipo con ellos, pues nos proporcionan los medios (sacramentos) para conectar con Dios, pero tenemos un aporte específico y eso implica salir, participar. El día que entendamos la originalidad de nuestra tarea, vendrá un cambio a gran escala.

Ahora bien, para poder entrar de lleno en el reto que tenemos entre manos, hay varios requisitos a considerar. El primero, tiene que ver con la oración. Si nos falta, quizá haremos cosas buenas, pero desde el activismo y no a partir de la relación con Jesús que nos cambia, liberándonos de tantas cosas que obstaculizan nuestra felicidad. Lo segundo, requiere estudio, preparación, pues aunque no es un requisito para ser coherente con la fe, si se tiene la oportunidad, hay que aprovecharla pues el mundo actual cambia muy rápido y hay que saber cómo responder. El segundo, implica evitar “clericalizarnos”; es decir, descuidar lo que toca por lo que no nos corresponde. Por ejemplo, aquellos(as) que, teniendo familia, pasan más tiempo en la parroquia que con ellos. No estamos diciendo que haya que renunciar a prestar un servicio, un apostolado, desvinculándonos de la Iglesia, pues sería una contradicción, sino que nunca lo utilicemos para evadir responsabilidades. A veces, los hijos andan desatendidos y resulta que la mamá o el papá están todo el día en pláticas o cursos de oración. Hay que formarse, crecer en la vida espiritual, pero desde el compromiso, porque la principal característica de una buena oración es que, luego de hacerla, baje a la realidad, al día a día. El cuarto, es comprender que no se trata de saturar a los contactos de chat con frases piadosas todo el día, sino de vivir la fe, de asimilarla y que para transmitirla hay que ser asertivos, inteligentes y no de trato pesado.

Encontrar a Dios en las personas, significa ser amables. Por ejemplo, cuando llega un cliente al despacho no verlo (en el caso de los abogados) como un número de expediente más, sino asumir que se trata de alguien que no la está pasando bien. Cuando hablamos de facturas o viajes, quiere decir que la Misa se prolonga al ser y quehacer. Santa Teresa de Ávila, refiriéndose a las monjas que se ocupaban de las tareas de la cocina, decía que a Dios se le encontraba hasta en el puchero y es verdad. Con mayor razón los laicos en medio de la logística de cada día.

En resumen, se trata de participar en la Iglesia, involucrándonos con la realidad que nos rodea, aplicando la fe en lo concreto, haciéndolo accesible a los demás; especialmente, a los que poco o nada saben de esto que nos ha servido como punto de partida y llegada.
-----------------------------------------------------------------------------------
Audio: Comunicar la fe católica. El mensajero es la carta de presentación del mensaje: https://mx.ivoox.com/es/comunicar-fe-el-mensajero-es-carta-audios-mp3_rf_20141401_1.html
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Religión en Libertad te invita a salir

Religión en Libertad te invita a salir

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Carlos J. Díaz Rodríguez
Mi nombre es Carlos J. Díaz Rodríguez. Nací en el Puerto de Veracruz, México, en el año 1989. Soy laico y Licenciado en Derecho. Actualmente, me desempeño como litigante, profesor y expositor. Me mantendré al pendiente de sus comentarios. Espero que el blog contribuya a una mayor difusión y comprensión de la fe católica en el campo de la cultura.

Carlos J. Díaz Rodríguez, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Duc in altum!, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MAYO 2018

No existe nada que no haya sido pensado antes

Pentecostés y recuperar la fe

Así conocí a Sta. Teresa de Lisieux
ABRIL 2018

Los partidos políticos deben hacer "fichaje"

Conversos famosos y formación teológica

¿Te preocupa la pobreza? Ocúpate de los empresarios

Jesús resucitó. Nadie da la vida por un fraude

Ver posts de otros meses

MARZO 2018 (3 artículos)

FEBRERO 2018 (3 artículos)

ENERO 2018 (5 artículos)

DICIEMBRE 2017 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (4 artículos)

OCTUBRE 2017 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (5 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

JUNIO 2016 (8 artículos)

MAYO 2016 (6 artículos)

ABRIL 2016 (6 artículos)

MARZO 2016 (9 artículos)

FEBRERO 2016 (6 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (8 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (7 artículos)

JUNIO 2015 (8 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (9 artículos)

ENERO 2015 (12 artículos)

DICIEMBRE 2014 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (12 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (10 artículos)

AGOSTO 2014 (7 artículos)

JULIO 2014 (8 artículos)

JUNIO 2014 (13 artículos)

MAYO 2014 (13 artículos)

ABRIL 2014 (12 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (12 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (8 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (7 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (7 artículos)

JUNIO 2013 (9 artículos)

MAYO 2013 (8 artículos)

ABRIL 2013 (7 artículos)

MARZO 2013 (7 artículos)

FEBRERO 2013 (6 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (7 artículos)

OCTUBRE 2012 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (9 artículos)

AGOSTO 2012 (6 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (8 artículos)

MARZO 2012 (6 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (8 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (7 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (7 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS