Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Sábado, 18 de noviembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vaticano
«Falacia profunda»

El Papa refuta a Simone de Beauvoir en su más duro discurso contra la ideología de género

En su alocución navideña ante la Curia recordó también los límites del diálogo interreligioso y la naturaleza del kerigma o «primer anuncio».

ReL

22 diciembre 2012

El Papa refuta a Simone de Beauvoir en su más duro discurso contra la ideología de género
El Papa, ante la Curia.
Este viernes Benedicto XVI congregó en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano a los cardenales y a los miembros de la Curia romana y del gobierno del Vaticano, para el tradicional discurso de felicitación navideña y de recordatorio de los principales hilos conductores del año vencido.

El Papa recordó con especial cariño sus viajes a México y Cuba, y se detuvo con detalle en tres hitos de 2012: la Fiesta de la Familia de Milán, la visita al Líbano y el Sínodo sobre la Nueva Evangelización y la apertura del Año de la Fe.

Diálogo interreligioso y anuncio

En cuanto al diálogo interreligioso que caracterizó su estancia en Beirut, recordó que "no se dirige a la conversión, sino más bien a la comprensión", pero matizó: "Comprender implica siempre un deseo de acercarse también a la verdad. De este modo, ambas partes, acercándose paso a paso a la verdad, avanzan y están en camino hacia modos de compartir más amplios, que se fundan en la unidad de la verdad. Por lo que se refiere al permanecer fieles a la propia identidad, sería demasiado poco que el cristiano, al decidir mantener su identidad, interrumpiese por su propia cuenta, por decirlo así, el camino hacia la verdad. Si así fuera, su ser cristiano sería algo arbitrario, una opción simplemente fáctica. De esta manera, pondría de manifiesto que él no tiene en cuenta que en la religión se está tratando con la verdad".

Anticipó asimismo que el documento postsinodal versará ampliamente sobre "el anuncio", esto es, "el kerigma, que toma su fuerza de la convicción interior del que anuncia" y "es eficaz allí donde en el hombre existe la disponibilidad dócil para la cercanía de Dios".

La "falacia profunda" de la ideología de género
Pero la parte más contundente de su discurso había sido antes su extensa y completa exposición y refutacion de la ideología de género, la más contundente en sus siete años y medio de pontificado.

"El atentado, al que hoy estamos expuestos, a la auténtica forma de la familia, compuesta por padre, madre e hijo, tiene una dimensión aún más profunda", empezó, pues "está en juego la visión del ser mismo, de lo que significa realmente ser hombres".
 
Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sartre, una pareja de gurús de la progresía en la preparación del terreno para mayo del 68.
Benedicto XVI citó la frase de Simone de Beauvoir "Mujer no se nace, se hace" para fulminar con contundencia argumental "lo que hoy se presenta bajo el lema «gender [género]» como una nueva filosofía de la sexualidad. Según esta filosofía, el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido, sino un papel social del que se decide autónomamente, mientras que hasta ahora era la sociedad la que decidía".
 
"La falacia profunda de esta teoría y de la revolución antropológica que subyace en ella es evidente", continuó: "El hombre niega tener una naturaleza preconstituida por su corporeidad, que caracteriza al ser humano. Niega la propia naturaleza y decide que ésta no se le ha dado como hecho prestablecido, sino que es él mismo quien se la debe crear".
 
Seguidamente el Papa recordó que esto va contra las mismas Sagradas Escrituras: "Según el relato bíblico de la creación, el haber sido creada por Dios como varón y mujer pertenece a la esencia de la criatura humana. Esta dualidad es esencial para el ser humano, tal como Dios la ha dado. Precisamente esta dualidad como dato originario es lo que se impugna. Ya no es válido lo que leemos en el relato de la creación: «Hombre y mujer los creó» (Gn 1,27). No, lo que vale ahora es que no ha sido Él quien los creó varón o mujer, sino que hasta ahora ha sido la sociedad la que lo ha determinado, y ahora somos nosotros mismos quienes hemos de decidir sobre esto. Hombre y mujer como realidad de la creación, como naturaleza de la persona humana, ya no existen".
 
Las consecuencias son inmediatas: "El hombre niega su propia naturaleza. Ahora él es sólo espíritu y voluntad. La manipulación de la naturaleza, que hoy deploramos por lo que se refiere al medio ambiente, se convierte aquí en la opción de fondo del hombre respecto a sí mismo. En la actualidad, existe sólo el hombre en abstracto, que después elije para sí mismo, autónomamente, una u otra cosa como naturaleza suya. Se niega a hombres y mujeres su exigencia creacional de ser formas de la persona humana que se integran mutuamente".
 
La familia resulta así la gran perjudicada: "Si no existe la dualidad de hombre y mujer como dato de la creación, entonces tampoco existe la familia como realidad prestablecida por la creación. Pero, en este caso, también la prole ha perdido el puesto que hasta ahora le correspondía y la particular dignidad que le es propia. Bernheim muestra cómo ésta, de sujeto jurídico de por sí, se convierte ahora necesariamente en objeto, al cual se tiene derecho y que, como objeto de un derecho, se puede adquirir".

Por último, sentenció Benedicto XVI, "allí donde la libertad de hacer se convierte en libertad de hacerse por uno mismo, se llega necesariamente a negar al Creador mismo y, con ello, también el hombre como criatura de Dios, como imagen de Dios, queda finalmente degradado en la esencia de su ser. En la lucha por la familia está en juego el hombre mismo. Y se hace evidente que, cuando se niega a Dios, se disuelve también la dignidad del hombre. Quien defiende a Dios, defiende al hombre".
Religión en Libertad necesita de tu ayuda para seguir transmitiendo la ternura de Dios
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
6 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Katty
04/01/2013
´´Mujer no se nace, se hace´´.
Hay otra frase semejante de esta misma escritora : ´´No se nace genio, llega uno a serlo´´. Pienso que Simone de Beauvoir no se está refiriendo al cambio de sexo, sino a la lucha que cada individuo debe hacer por afirmar su identidad biológica natural.
Se dice que un mismo escrito genera diferentes lecturas, tal vez estemos ante un caso así.
Lo cierto es que esta magnífica escritora promovió ´´la emancipación de la mujer´´, no otra cosa.
Rubén
22/12/2012
B XVI un gran intelectual.
Simplemente, este Papa habla con gran sencillez y claridad. Muchos que le critican sin haber leido sus escritos pues se asombrarían de la capacidad intelectual del Papa actual. No tendrá el carisma de JP II pero tiene a un Papa que con lenguaje sencillo desgrana la teología más profunda que Dios revela.
Daniel
22/12/2012
primer mandamiento progre: amaras la homosexualidad sobre todas las cosas.
como dice ´´beda´´: nos dicen que por la sociedad nos hacemos hombres y mujeres y que nos atraiga el sexo opuesto pero sin embargo el ser ´´gay´´ es algo que se trae de nacimiento y por lo tanto no se puede cambiar! bien absurdo! y que me caiga todo el peso de la ley progre con una tanda de insultos, descalificaciones, perdida de empleos, prision, multas, amenazas a muerte a cualquiera que se le ocurra decir que si se puede dejar de ser homosexual.
Daniel
22/12/2012
ideologia de genero enquistada en instituciones catolicas.
me encanta que el Papa directamente se pronuncie contra esa ideologia de genero ya que como muchos catolicos hemos visto hay universidades, colegios, ongs y otras instituciones disque catolicas que se dedican a propagarla generando confusion entre catolicos ya que muchos hemos llegado hasta a pensar que la tal ideologia de genero era avalada por la Iglesia Catolica.
Beda
22/12/2012
Doble moral.
Aja, entonces, hombre y mujer, según ellos, no nacen así, sino que se hacen. Pero los homosexuales no se hacen sino que nacen así. Eso me huele a doble moral, si es que aquí se puede hablar todavía de moral.
Profe
22/12/2012
Pues los materiales de ´´Manos Unidas´´....

...para profesores, están cuajaditos de ideología de género, incluyendo anglicismos propios de feministas radicales de Congreso Internacional como ´´empoderamiento´´ de las mujeres, etc.
Véanse, si no, en su página web.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS