Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
El Padre Trampitas

El Padre Trampitas

Un alma para el mundo

23 abril 2012


Con motivo del testimonio que publicamos en el post anterior,  sobre una monja española, Sor Tripi, que comparte tiempo y amistad con presos de larga duración por sus graves delitos,  recibo un comunicado desde Méjico que nos habla de un célebre sacerdote, el Padre Trampitas, que fue más allá. Quiso ser un preso más para compartir todo el tiempo con este tipo de delincuentes. He investigado un poco y aquí ofrezco el testimonio del P. Juan Manuel, que así se llamaba el P. Trampitas

 

                Las Islas Marías. Sí. A algunos nos suena a cárcel, a criminales de siete homicidios para arriba, a gente altamente peligrosa, a seres desalmados purgando su condena, perpetua las más de las veces... Una cárcel “natural”, sin paredes, donde la inmensidad del Océano Pacífico le trunca a cualquiera las ganas de escaparse.

                Durante más de treinta años vivió aquí un preso. Un preso más. Que comía como cualquier otro preso. Sujeto a las leyes de la prisión. Privado de su libertad. Encerrado. Ninguna diferencia. Bueno, una. Este preso... era voluntario.

                Sí. Lo que oyes. Un preso voluntario. Quiere decir que a él nunca le capturó un comando especializado de la Policía después de incontables meses de búsqueda. Quiere decir que no llegó amarrado ni custodiado por seis fornidos guardias de seguridad. Quiere decir que ningún juez le condenó a cadena perpetua en las Islas Marías. Quiere decir que ni mató ni robó ni nada que se le parezca. Preso voluntario.

                Su nombre: Juan Manuel Martínez. Su apodo: el Padre Trampitas. Sí. Un sacerdote católico.

                Tan preso que cuando el Papa Juan Pablo II visitaba por primera vez México en 1979, el P. Trampitas solicitó al Jefe de la cárcel un permiso especial para ir a alguna de las ciudades por donde el Papa iba a pasar. El permiso se atoró a medio camino y nunca llegó. Y se quedó sin ver al Papa. Él, que era sacerdote. Sacerdote hecho preso voluntariamente. Con todas sus consecuencias.

                Numerosos hombres de siete homicidios para arriba, mujeres purgando una larga condena por sus crímenes... pudieron encontrar a Dios y morir en paz gracias al testimonio y labor del P. Trampitas.  Un sacerdote preso voluntario cuyas cenizas están ahí, presas entre los presos de hoy y de mañana.

“Venid benditos de mi Padre, porque estuve en la cárcel y vinisteis a visitarme.”

Un preso llamado Pablo Testimonio relatado por el Padre Juan Manuel Martínez

http://es.catholic.net/sexualidadybioetica/350/1788/articulo.php?id=6904

 

 

Algunas anécdotas del P. Trampitas

                Miren, yo tengo que salir mañana en el avión a las Islas Marías, porque me alargaron cuatro días de permiso, pero primero tengo que ver si el lunes sale un avión vacío de Mazatlán porque el pasaje cuesta cinco mil pesos, o de lo contrario son doce horas de barco, pero ¿quién va a dar cinco mil pesos! A veces, cuando piden el avión de allá, me llevan gratis y yo quiero estar listo por si me toca una de esas para irme.

                El 14 de junio, el día de Corpus, oren por mí, oren porque ese día cumplo 80 años de edad, recuerden al padre Trampitas de las Islas Marías. Miren, esas conversiones de las que tanto hablo, yo se las debo a la oración, no cabe duda, la oración todo lo alcanza, y si alguna madre de familia tiene un hijo que va por malos pasos, haga lo que mi madre hizo, deveras, la oración, la oración, la oración. No, no quiero, en verdad no quiero. ¿Lo digo? No, porque miren, yo fui un perseguidor de Cristo.

                En las afueras de un teatro de Aguascalientes fue donde... ¡hay, me da pena decirlo!, pero para gloria de Dios lo voy a decir, allí azoté a varios sacerdotes. Yo no podía estudiar en México para sacerdote cuando me habló Cristo un dos de febrero por la noche, cuando le juré a mi madre, la encontré llorando ante un Crucifijo y tenía allí tres papeles muy comprometedores. Uno de ellos era el plan que habíamos hecho para volar la Catedral de Aguascalientes el 11 de febrero, los otros eran también malos papeles.

                Me di cuenta por qué estaba llorando y me dice: "Te quiero mucho hijo, pero al mismo tiempo te odio porque eres enemigo de Dios". Todo estaba comprobado con aquellos escritos. Fue en esos momentos cuando le juré lo siguiente: “Mira madre, desde este momento, va a ser otro tu hijo, si te lo cumplo, que este Cristo me bendiga, (puse la mano sobre la cruz) (ese Cristo lo tengo todavía en las Islas Marías) y si no te lo cumplo, que este Cristo me maldiga".

                “Mira, se que lo que voy a hacer me va a costar la vida". Y me dice: “Y, ¿para qué quieres la vida si no la das por Cristo...?". Miren, esas palabras que pronunció mi madre son las que me sostienen allá en la prisión. Cuando me llega la nostalgia de la libertad, cuando quiero abandonar todo aquello, parece que la voz de mi madre hace eco y permanece allí: “¿Para qué quieres la vida, si no la das por Cristo...?". Debido a mis antecedentes anticlericales, tuve que irme a los Estados Unidos. Yo no podía estudiar para sacerdote en México, porque si me veían en el seminario, no faltaría que alguien dijera: “Este hombre está planeando algún buen golpe...".

                Cuando me separé de la fundición donde laboraba, me dice un compañero que era mi ayudante: “¿Es cierto que te vas a ir a trabajar a la fundición de Monterrey?, llévame contigo, hombre, si tu eres buen cuate". “Mira, te voy a decir la verdad -le contesté- me voy a los Estados Unidos a estudiar para sacerdote". –“Pero, ¡cómo! ¿para sacerdote? Él sabía que hacía poco tiempo había apedreado a varios curas en las calles de La Libertad, cruz con Santa Bárbara, y el que resultó más descalabrado fue quien después llegó a ser el Obispo de Sonora, Juan Navarrete.

                Bueno, cosas de Dios, miren ¡si Dios es grande! Y me dice: “¿Tú para sacerdote?, oye, pues te diré como dijo Dimas: acuérdate de mí cuando estés en tu Reino". Entre los compañeros de trabajo le decíamos “el perro pelón", porque no tenía un sólo pelo en la cabeza. Una enfermedad lo había dejado completamente calvo, solamente tenía un mechón de pelitos blancos arriba del ojo derecho por lo que era inconfundible aquel hombre.

                Pasaron varios años. Cuando me ordené de sacerdote -en mi primera misa- (generalmente los que se ordenan de sacerdote hacen dos misas, una por los vivos y otra por los difuntos), me acordé de él, puse en la de los vivos: Juan, “el perro pelón", y en la de los difuntos también, Juan “el perro pelón", porque no sabía si se había muerto. Volvieron a pasar muchos años y en 1973, cuando vine a Aguascalientes a celebrar mis Bodas de Oro, quise celebrarlas en el mismo templo que yo había apedreado, para darle gloria a Dios de su grandeza.

                Después de aquella solemnidad que me hizo sentir en el Paraíso, admirando la misericordia de Cristo, mi sobrino me estuvo acompañando enseñándome las mejoras que había hecho Olivares Santana cuando fue gobernador de Aguascalientes. Veníamos por una calle que va a dar al Parián, cuando pasó una troca muy de prisa, cargada de mercancía, y dio vuelta al mercado en el momento en que bajaba un señor de la banqueta. Se lo llevó, se cogió de la plataforma, lo arrastró, pero como la troca dio vuelta a la izquierda, cayó en el suelo y la rueda trasera casi le separó la cabeza del tronco, no se movió, así se quedó.

                Yo estaba como a unos siete metros de distancia en el carro de mi sobrino, brinqué y llegué con todo el poder que Dios me ha conferido: indulgencia plenaria, bendición Papal, escapulario de la Virgen del Carmen que de inmediato se lo coloqué entre la ropa; todo cuanto pude y que tenía a mi alcance. Llegaron los reporteros y otras personas midiendo los pasos de donde fue el accidente a la banqueta, preguntaron ¿cómo se llama? Se acerca uno y dice: ¡Ah, yo lo conozco!, es un borrachito que hace mandados aquí en el mercado. Si, pero, ¿cómo se llama? Pues no sé, pero le dicen: Juan “el perro pelón".

                ¡Ay, sentí un escalofrío en todo mi cuerpo!, e inmediatamente me fui sobre el cadáver a quitarle la cachucha que le cubría la cabeza. Y, sí, la calva estaba allí. En esos momentos me acordé que hacía 53 años este hombre me había dicho: "Acuérdate de mí cuando estés en tu Reino." ¡Óigame, eso ya no puede ser coincidencia, es Providencia de Dios! De seguro que cuando este hombre me dijo: “Acuérdate de mí cuando estés en tu Reino", me lo dijo de corazón, y Dios ha de haber contestado: “Así será". Y se cumplió después de 53 años... gloria a Dios, Gloria a Dios.

                Bueno, ahora sí me perdonan, ya me tengo que ir. Les encargo mucho sus oraciones. ¡Que Dios los bendiga y los proteja siempre!

NOTA: Dos años después de haber impartido esta plática a un grupo de personas en la ciudad de Aguascalientes, el padre Trampitas falleció y su cuerpo reposa en las Islas Marías. Descanse en paz este gran sacerdote que vivió el Evangelio entre los presos y que resaltó infinidad de veces el trabajo silencioso, oculto y misterioso de la Misericordia Divina que actúa eficazmente a favor del pecador arrepentido.

Habla el P. Trampitas. No te lo pierdas: 
www.youtube.com/watch

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/28079.mas-alla-de-las-palabras-anecdotario-del-padr.html




Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
2 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Ángeles
24/04/2012
Anecdota Padre Trampitas..
Y le dije: ´´Madrecita mía, alcánzame de Dios que esta alma se convierta, te ofrezco las oraciones de muchas almas consagradas que ruegan por mis presos. A mí Madre Santísima, cóbrame lo que quieras: Castigos, enfermedades, humillaciones, lo que sea, pero, alcánzame lo que te pido de Dios´´. Mire, no duré un minuto haciendo esa clase de oración, cuando me dice: ´´Padre Trampitas, Padre, perdóneme lo que le dije hace rato´´. ´´Si -le contesté´´. ´´Pero, perdóneme más, porque ya me siento muy cerca de la muerte´´. ´´¿Quiéres confesarte?´´. ´´Dígame cómo, porque nunca lo he hecho´´.

Comenzamos, pero él lloraba y yo lloraba, él lloraba y yo lloraba. De pronto llegó la gracia de Dios. Me acuerdo que le pregunté: ´´Oye, ¿qué sabes rezar para darte la penitencia?´´. ´´Padre, nunca he rezado en toda mi vida´´. Fue entonces cuando pronunció una frase que me llegó al alma: ´´Padre, nunca he abierto mis labios para bendecir a Dios y sí para maldecirlo. Bendito sea Dios, bendito sea Dios´´. Miren, yo me gozaba al ver una boca de 48 años de edad bendiciendo por primera vez a Dios, oiga, ¿vale la pena sufrir, se da uno por bien pagado al ser testigo de esos derroches, de esas cataratas de misericordia! Entonces le dije: ´´Mira, ofrece tu vida a Dios que ya va a terminar´´. ´´Sí, como no´´ -me contestó. Le expliqué lo que era el Santísimo Sacramento, se lo traje y recibió la Eucaristía.

Ángeles
23/04/2012
Otra anécdota del Padre Trampitas.
Teníamos en la isla a un preso que le decíamos ´´El Chasis´´. Eran las diez de la noche. ´´El Chasis´´ vivía a 18 kilómetros del lugar donde se reunían los presos para ver cada semana una función de cine. Al terminar la película, se subió ´´El Chasis´´ a una troca grande, junto con más de 30 hombres que se dirigían a la misma colonia para descansar.

Iban todos apiñados, y en una de las curvas falló la dirección de la troca, se cayeron al abismo. Fueron muchos los heridos. Cuando acudí a la enfermería, me encontré a ´´El Chasis´´ en una mesa de operaciones esperando su turno para que lo atendieran de una fractura. Tenía la pierna completamente quebrada y estaba goteando sangre. Me acerqué y le dije: ´´Chasis, ¿cómo te encuentras?´´ ´´Mal´´. ´´Oye, ¿quiéres confesarte?´´ ´´No es para tanto, no es para tanto´´. ´´Padre, usted ve que se lo está llevando a uno la tiznada y allí viene usted con la confesadera... no quiero, no quiero. Deje que me lleve el diablo´´. ´´Mira chasis, no te hagas el valiente, desde las diez de la noche estás goteando sangre y son las dos de la mañana y sigues igual, si se te acaba la sangre, te vas´´. ´´Y a usted ¿;qué tiznados le importa?, lárguese´´. ´´No, si el que se va a largar eres tú. Yo aquí me quedo´´. ´´Que no quiero, no quiero´´.

Y me decía: ´´Lárguese de aquí´´, pero, con unas palabrotas... Yo no me retiré, solamente di un cuarto de vuelta y me dirigí a la Virgen de Guadalupe, porque ella es mi brazo derecho, me quiere m
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan García Inza
Juan García Inza quiere «colaborar en la formación doctrinal y espiritual del lector que, desde el humanismo cristiano, quiere contribuir a la aportación de un alma para nuestro mundo». Y así se titula su blog «Un alma para el mundo». Fue ordenado sacerdote en 1965 y ha publicado una quincena de títulos. Es doctor en Derecho canónico y ha ejercido como consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad y de la Renovación Carismática. Es asesor espiritual de la Asociación María Reina de la Paz de Medjugorje.

Juan García Inza, es autor, editor y responsable del Blog Un alma para el mundo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2017

La mentira como arma política

Cuando hables de Dios, pon buena cara

Los secretos de la evangelización

Evangelizar un mundo descreído

El hijo de Tejero: Mi padre sufrió y cumplió su condena
OCTUBRE 2017

En qué consiste la Vida Eterna

El egoísmo absoluto

El Papa emérito Benedicto XVI no morirá nunca

Sectas satánicas en España (y 2)

El satanismo español se organiza (1)

¿Por qué dejé de ser masón?

La masonería y la familia

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2017 (5 artículos)

AGOSTO 2017 (9 artículos)

JULIO 2017 (6 artículos)

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (6 artículos)

ABRIL 2017 (5 artículos)

MARZO 2017 (8 artículos)

FEBRERO 2017 (6 artículos)

ENERO 2017 (7 artículos)

DICIEMBRE 2016 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (7 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (6 artículos)

AGOSTO 2016 (7 artículos)

JULIO 2016 (6 artículos)

JUNIO 2016 (5 artículos)

MAYO 2016 (5 artículos)

ABRIL 2016 (5 artículos)

MARZO 2016 (7 artículos)

FEBRERO 2016 (7 artículos)

ENERO 2016 (7 artículos)

DICIEMBRE 2015 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (8 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (9 artículos)

AGOSTO 2015 (10 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (12 artículos)

MAYO 2015 (16 artículos)

ABRIL 2015 (14 artículos)

MARZO 2015 (12 artículos)

FEBRERO 2015 (13 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (14 artículos)

AGOSTO 2014 (16 artículos)

JULIO 2014 (11 artículos)

JUNIO 2014 (16 artículos)

MAYO 2014 (24 artículos)

ABRIL 2014 (25 artículos)

MARZO 2014 (24 artículos)

FEBRERO 2014 (11 artículos)

ENERO 2014 (13 artículos)

DICIEMBRE 2013 (17 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (13 artículos)

OCTUBRE 2013 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (10 artículos)

AGOSTO 2013 (14 artículos)

JULIO 2013 (15 artículos)

JUNIO 2013 (14 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (20 artículos)

FEBRERO 2013 (17 artículos)

ENERO 2013 (17 artículos)

DICIEMBRE 2012 (22 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (20 artículos)

OCTUBRE 2012 (19 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (17 artículos)

AGOSTO 2012 (20 artículos)

JULIO 2012 (13 artículos)

JUNIO 2012 (17 artículos)

MAYO 2012 (21 artículos)

ABRIL 2012 (24 artículos)

MARZO 2012 (24 artículos)

FEBRERO 2012 (18 artículos)

ENERO 2012 (17 artículos)

DICIEMBRE 2011 (17 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (14 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (14 artículos)

AGOSTO 2011 (16 artículos)

JULIO 2011 (15 artículos)

JUNIO 2011 (18 artículos)

MAYO 2011 (24 artículos)

ABRIL 2011 (22 artículos)

MARZO 2011 (15 artículos)

FEBRERO 2011 (17 artículos)

ENERO 2011 (19 artículos)

DICIEMBRE 2010 (20 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (20 artículos)

OCTUBRE 2010 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (13 artículos)

AGOSTO 2010 (11 artículos)

JULIO 2010 (14 artículos)

JUNIO 2010 (17 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (20 artículos)

MARZO 2010 (19 artículos)

FEBRERO 2010 (15 artículos)

ENERO 2010 (13 artículos)

DICIEMBRE 2009 (21 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (17 artículos)

OCTUBRE 2009 (21 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (12 artículos)

JULIO 2009 (21 artículos)

JUNIO 2009 (17 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS