Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Don Marcelo y COPE Astorga

Victor in vínculis

10 enero 2018

Hace casi seis años -el 17 de marzo de 2002- Diario de León publicaba este interesantísimo artículo escrito por José-Magín González Gullón, periodista radiofónico del equipo inaugural de Radio Popular de Astorga.
 

LA PUGNA FRAGA - DON MARCELO

Decía el inolvidable Antonio Pereira, aquel ingenioso hidalgo villafranquino que tantas hazañas literarias protagonizara, que Astorga era una ciudad feliz porque tenía obispo pero no tenía gobernador civil. Y así se confirmaba una vez más el 19 de marzo de 1962, hace ahora 50 años, cuando un obispo recién llegado a Astorga hacía realidad una de las mayores ilusiones de la ciudad, inaugurando la emisora Radio Popular, la primera que la Cope instalaba en una ciudad que no era capital de provincia, aunque sí de diócesis. Al tiempo que acababa con cierta sana envidia con la que desde hacía años se miraba a Ponferrada, que había sido elegida por el gobierno para la instalación de la emisora estatal, Radio Juventud.

Aquel obispo era, nada más y nada menos, que don Marcelo González Martín, hasta entonces canónigo en la catedral de Valladolid, que llegaba precedido de una gran fama de orador y de cura progresista en favor de marginados y necesitados. Sus desavenencias con los poderes públicos y a veces con la propia jerarquía eclesiástica no habían pasado desapercibidas para la opinión pública por lo que su entrada en Astorga fue todo un acontecimiento, por más que todos los comentarios apuntaban a que su estancia en la diócesis sería breve, como luego se confirmaría, ya que parecía llamado a ocupar más altos cargos en el gobierno de la Iglesia.

Al poco de tomar posesión consiguió que un grupo de pudientes e influyentes ciudadanos, católicos, apostólicos y astorganos, le respaldasen económicamente para poder llevar a cabo uno de sus primeros objetivos. Una emisora de radio para que su voz, especialmente su homilía en la misa dominical de la catedral, llegará hasta el último rincón de la diócesis.

Dicho y hecho. La Cope dio su conformidad y tras realizarse las pruebas pertinentes los técnicos informaron de que los equipos emisores precisaban de una potencia en onda media superior a la oficialmente autorizada dado que la diócesis de Astorga, de gran extensión y difícil orografía, abarca parte de las provincias de Zamora, y de Orense, incluidos el Barco de Valdeorras y Rúa Petín, y por supuesto las siempre intrincadas comarcas leonesas de la Cabrera y los Ancares. Así que atendiendo tales indicaciones se dotó al equipo emisor de la potencia precisa, que resultó ser tres veces mayor que la del resto de las emisoras provinciales y diocesanas. Más que una emisora local parecía nacional. Su serial llegaba perfectamente a todas partes. Incluso en horario nocturno se recibían controles de audiencia de países europeos.

La nueva empresa, ilusionada por la influencia y el respeto que en todas partes advertía con solo mencionar el nombre de don Marcelo, tampoco reparó en gastos a la hora de convocar oposiciones para cubrir la plantilla de personal, prometiendo progresivas subidas salariales, e iniciando aquella formidable aventura con un envidiable y extenso equipo de profesionales que integraban un director, un subdirector, cuatro locutores, dos redactores, cinco técnicos de sonido, varios auxiliares de discoteca, programación y redacción, cuatro administrativos y hasta un botones. Contando colaboradores fijos y corresponsales sobrepasaban la treintena. Algo increíble en aquellos tiempos para una emisora local, y no digamos en los actuales. El temor ante la potencia radiofónica que se les venía encima obligó a reaccionar de inmediato a la competencia. Las emisoras de León, Ponferrada, Orense y Zamora, sintiéndose perjudicadas y discriminadas, recurrieron al ministerio de Información y Turismo e incluso a los obispos de sus respectivas diócesis solicitando justicia y amparo. La guerra celestial que pudo ser.
 

Se recibieron sucesivos comunicados de la delegación provincial de Información y Turismo primero, y de la dirección general de Radiodifusión después, ordenando que se emitiese en la potencia oficialmente autorizada, a los que se contestó exponiendo las peculiaridades de la diócesis, única de España que se extendía por tres provincias, a las que de otro modo no podría llegar la voz de su prelado.

Hasta que una mañana al llegar el técnico a encender el equipo emisor instalado en Penicas se encontró la caseta precintada por la Guardia Civil. El susto fue mayúsculo. Tras no pocas llamadas, consultas y acaloradas discusiones a media mañana se procedió a romper el precinto iniciándose la emisión normalmente, silenciando lo ocurrido y achacando a motivos técnicos el retraso.

Siguieron unas horas de sobresalto continuo. Hasta que apareció la figura de don Marcelo quien, como luego se sabría, mantuvo una reunión de urgencia con el ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga Iribarne, a quien por cierto había invitado a la inauguración de la emisora y no había asistido por el revuelo que se había organizado. Con la misma rapidez con que celebraron la reunión se conocieron sus consecuencias. Técnicos del ministro se presentaron en Astorga rebajando la potencia de la emisora a lo legalmente establecido, autorizándola, a cambio, a instalar un repetidor en Ponferrada. Y 24 horas más tarde el Boletín del Estado publicaba el cese del director general de Radiodifusión, Roque Pro, y del delegado provincial de Información y Turismo en León, Juan Bautista Serrano. Sin más explicaciones. Y aquí paz y después gloria. Con el nombre de Astorga de por medio se habían enfrentado el genio y la figura de dos admirados y controvertidos personajes de la reciente historia de España, a los que se identifica solo con su nombre, sin necesidad de apellidarles, don Marcelo y don Manuel.

Pasados unos meses, las ilusiones iniciales dieron paso a una realidad muy diferente y hubo que rebajar algo más que la potencia. Sin don Marcelo como garante, aquella plantilla inaugural, tan ilusionada como desorbitada, pasó de intentar comerse el mundo a no alcanzar el pan nuestro de cada día. Las promesas salariales se incumplían una y otra vez. Y poco a poco, silenciosamente, la mayoría de los iniciadores de aquella aventura hubieron de buscarse, bien a su pesar, otras salidas laborales más rentables. Los pocos que optaron por seguir en la profesión radiofónica y periodística hubieron de hacerlo en ciudades con gobernador civil, sin la virtud por tanto que el poeta atribuía a la sede asturicense, pero donde a cambio, y sin duda debido al buen nombre y la fama que hacía alcanzado aquella formidable empresa, recibieron ofertas profesionales y económicas difícilmente rechazables.
Los supervivientes de tan inolvidable aventura se van a reunir en los próximos días [el artículo, como decíamos al principio, apareció el 17 de marzo de 2012] para recordar y celebrar aquel acontecimiento, porque aún hoy, 50 años después de haberla protagonizado, siguen compartiendo un mismo pensamiento y es que, pese a todo, para ellos cualquier tiempo pasado fue Astorga.
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
ENERO 2018

Don Marcelo: hace 100 años

Maestro, ¿dónde habitas?, por Don Marcelo

Don Marcelo y Barcelona (2)

Don Marcelo y Barcelona (1)

Don Marcelo y COPE Astorga

Don Marcelo: 23 de enero de 1972

El Bautismo del Señor por Don Marcelo

Epifanía del Señor ante los Magos

Don Marcelo: un lema, un Amigo y un modelo

La belleza de la Misa por Don Marcelo
DICIEMBRE 2017

María, Madre de Dios (B) y pincelada martirial

La Sagrada Familia (B) y pincelada martirial

"La cambo me fai mau…"

La Natividad del Señor

4º Domingo de Adviento (B) y pincelada martirial

Francisco, el Papa de los 944 mártires

Los 55 Beatos del Valle de los Caídos

3er Domingo de Adviento (B) y pincelada martirial

Roma, 1995. San Juan Pablo II (6)

Roma, 1993. San Juan Pablo II (5)

El médico mártir de Malagón

2º Domingo de Adviento (B) y pincelada martirial

España, tierra de María

Roma, 1992. San Juan Pablo II (4)

1er Domingo de Adviento (B) y pincelada martirial

Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2017 (15 artículos)

OCTUBRE 2017 (27 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (24 artículos)

AGOSTO 2017 (17 artículos)

JULIO 2017 (21 artículos)

JUNIO 2017 (14 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (23 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (12 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS