Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Domingo 16 T.O. (A) y pincelada martirial

Victor in vínculis

22 julio 2017

Jesús nos manda que en nuestra oración digamos al Padre venga tu reino (Mt 6,10)… Esta cuestión hay que tenerla presente a la hora de ocuparnos del Evangelio de Cristo como “Buena Nueva” del reino de Dios. Éste era el tema “guía” del anuncio de Jesús cuando hablaba del reino de Dios, sobre todo, en sus numerosas parábolas.

Primero, podemos meditarlo en el Evangelio de este domingo, se compara el reino de los cielos con un grano de mostaza, que es la más pequeña de todas las semillas (cf. Mt 13, 31-32). En Oriente abundan las diversas clases de mostaza. Esta, de la que habla el Señor, crece rápidamente y puede llegar a tener tres o cuatro metros de altura; su base se hace leñosa, posándose en ella los pájaros en bandadas. La comparación fundamental es ésta: de lo mínimo se hará lo máximo. El árbol alto era imagen corriente del poder terreno; pero aquí no se habla tanto de la instauración del Reino como de la extensión del mismo. Se habla en proyección de la universalidad de la Iglesia. Y eso, bien lo ha probado la Iglesia.
 

Jesucristo compara también, en segundo lugar, el crecimiento del reino de Dios con la levadura que hace fermentar la masa para que se transforme en pan que sirva de alimento a los hombres (Mt 13,35). La escena es de un gran realismo palestino. Las tres medidas de harina de las que habla el Evangelio equivalen a unos trece litros. Aquí el tema también es claro: el vigor que tiene el Reino para fermentar a todo el mundo. Si en el grano de mostaza se habla del hecho de la universalidad, en esta comparación se atiende más directamente al vigor que tiene para la fermentación, para la extensión de la Palabra de Dios.

En estas dos parábolas se habla ya de la presencia del Reino. No importa su insignificancia aparente: unas medidas de harina o una pequeña semilla. Lo más importante es su fuerza transformadora, pues su crecimiento es irreversible. La gracia de Dios no ha dejado de seguir actuando con vigor en las almas y hoy como ayer continúan verificándose abundantes conversiones al catolicismo. Y no sólo de gente sencilla, o pertenecientes a grupos determinados, como por ejemplo hace unos años ocurrió con los anglicanos, sino también entre personas de reconocida talla intelectual y de los más diversos ambientes y posiciones de la vida.

De especial relevancia es el caso del médico norteamericano Bernard Nathanson. De un pasado ateo y amoral, en la década de los 70, su experiencia médica -con más de 75.000 abortos practicados- le llevó a cambiar y a convertirse en un entusiasmado militante pro-vida.

En el libro que narra su conversión[1] recuerda, con el cardenal Newman: nadie se ha convertido con un argumento. Una pequeña anécdota refleja muy bien de qué modos se sirve Dios para atraer un alma. Nathanson recuerda que un doctor internista, amigo suyo, le contó cómo un día visitaba a uno de sus pacientes, enfermo de cáncer. Aquel hombre estaba continuamente rezando. El médico le preguntó por qué rezaba y el enfermo le dijo que por nada en especial. Pero -dijo el médico- si la oración no es pedir algo, ¿qué es entonces? El hombre respondió:
-No pido nada; principalmente me recuerda que no estoy solo.
No volveré a estar solo, pensó Nathanson…
Es la semilla más pequeña, pero luego anidan los pájaros.
 
Se dice que Galileo Galilei citaba con frecuencia a San Agustín cuando afirma que la razón de ser de la Iglesia no es explicar a la gente cómo funciona el Cielo, sino cómo ir al Cielo. Se trata de la difusión del Evangelio, del Reino auténtico, no de esas mercancías trasnochadas que algunos, hoy todavía, pretenden vendernos. Cuando el Catecismo de la Iglesia Católica (números 2.816 y siguientes) expone la petición venga a nosotros tu reino del Padrenuestro, afirma:

En la oración del Señor, se trata principalmente de la venida final del Reino de Dios por medio del retorno de Cristo. Pero este deseo no distrae a la Iglesia de su misión en este mundo, más bien compromete… Discerniendo según el Espíritu, los cristianos deben distinguir entre el crecimiento del Reino de Dios y el progreso de la cultura y la promoción de la sociedad en que están implicados. Esta distinción no es una separación. La vocación del hombre a la vida eterna no suprime, sino que refuerza su deber de poner en práctica las energías y los medios recibidos del Creador para servir en este mundo a la justicia y a la paz.
 
Sin embargo, Jesús dedica todavía la parábola del trigo y la cizaña al crecimiento del reino de Dios en el terreno, que es este mundo. En el campo del mundo, el bien y el mal, simbolizados en el trigo y la cizaña, crecen juntos hasta la hora de la siega; es decir, hasta el día del juicio divino; otra alusión significativa a la perspectiva escatológica de la historia humana, a la salvación: cómo ir al cielo. En cualquier caso, Jesús nos hace saber que el crecimiento de la semilla, que es la Palabra de Dios, está condicionado por el modo en que es acogida en el campo de los corazones humanos; en cómo tú acoges su Palabra. De esto depende que produzca fruto según las disposiciones y respuestas de aquellos que la reciben[2].
 

El enemigo sembrando cizaña (1540), Heinrich Füllmaurer, pieza de un altar en Montbéliard (Francia).

Llegados a este punto de la existencia de la “cizaña”, es donde se unen las tres comparaciones que realiza el Maestro. Y es cuando debemos preguntarnos: pero, ¿cuál es la aplicación para nuestras vidas? La cizaña está mucho más presente de lo que creemos.

Cuenta don Justo López Melús, en sus Pinceladas que un día se fue a confesar una mujer muy aficionada a murmurar. El confesor la escuchó y le dijo: “Como penitencia, coge una gallina y recorre las calles del barrio, arrancando lentamente las plumas y soltándolas al viento poco a poco. Luego regresa otra vez a mí”.

La mujer obedeció. Cuando volvió al confesor, éste le dijo: La penitencia no ha concluido. Ahora debes volver a andar por las calles y recoger todas las plumas que has sembrado.
-Pero eso es imposible, contestó la mujer.
-Así es la murmuración, respondió el confesor. Tú la esparces alocadamente, y no te das cuenta de que algunas personas van a sufrir un daño irreparable.

Igual que el Divino Sembrador no deja de echar la semilla, el maligno, el diablo, del que habla hoy Jesucristo en el Evangelio, seguirá haciendo crecer la cizaña. Estemos, pues, alerta y por lo tanto perseverando en la vida de gracia.
 
PINCELADA MARTIRIAL
Los Beatos Mártires Claretianos de Barbastro son los 51 misioneros claretianos martirizados y asesinados por milicianos anarquistas en el inicio de la guerra civil española en la localidad oscense de Barbastro, y cuya festividad se celebra el día 13 de agosto.

Estuvieron presos en el colegio de las Escuelas Pías de Barbastro junto con el obispo de Barbastro, beato Florentino Asensio Barroso, los benedictinos, los propios escolapios, el beato Ceferino Giménez Malla, de etnia gitana, y algunos laicos que corrieron la misma suerte que ellos. Los claretianos fueron asesinados en diversas sacas entre el 2 y el 18 de agosto de 1936. En la diócesis de Barbastro durante la persecución religiosa vivida en la guerra civil fue asesinado el 88% del clero.

En un papel de chocolatina
El grito de ¡Viva Cristo Rey! fueron las últimas palabras que brotaron de los labios de la mayoría de los mártires del siglo XX después del perdón a sus verdugos. A falta de otro papel, 40 religiosos claretianos escribieron en un papel de chocolatina el 12 de agosto de 1936 una hermosa carta colectiva de despedida, expresando su perdón a los verdugos, su amor a los obreros, a la Iglesia, a la Congregación y a sus familias.

El beato Teodoro Ruiz de Larrinaga García suscribió la carta de despedida a la Congregación con estas palabras: Venga a nos el tu reino (segunda despedida, margen superior derecha).
 


El Hno. Teodoro había nacido en Bargota (Navarra) el 9 de noviembre de 1912. Ingresó en el colegio de Alagón (Zaragoza), continuó en Cervera (Lérida), Vic (Barcelona), Solsona (Lérida), de nuevo Cervera. Y, finalmente, Barbastro. Sufrió el martirio en la saca del 13 de agosto de 1936. Era clérigo profeso, estudiante de teología, tenía 23 años.
 
 
 
[1] Dr. Bernard NATHANSON, La mano de Dios, (Madrid 1997). Nathanson era judío y durante más de diez años antes de convertirse en provida se describía a sí mismo como un "ateo judío". Tras convertirse al catolicismo, en diciembre de 1996 recibió el bautismo en la Catedral de San Patricio de Nueva York.
[2] SAN JUAN PABLO II, Audiencia General, 27 de abril de 1988.


 
Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

ricardo de Barcelona
22/07/2017
Dr Nathanson. .
Sorprendente la conversión del Dr Nathanson.
Les he enviado a mis hijos la conversión.
Muy interesante el resto de la carta,

Mártires de Barbastro, rogad por nosotros.

muchas Gracias !!
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
OCTUBRE 2017

[21.10] 08. San Antonio Mª Claret en Sallent y en Vic

[21.10] 07. «Ellos no tuvieron miedo»

Domingo 29 T.O. (A) y pincelada martirial

[21.10] 06. El Cardenal Amato en la Sagrada Familia

[21.10] 05. Los mártires claretianos de Barcelona

[21.10] 05. ¡Vaya mentira tan mal pergeñada!

[21.10] 04. Los mártires claretianos de Vic

[21.10] 03. Vic, julio de 1936

[21.10] 02. San Antonio Mª Claret (2)

Hace cien años... a estas mismas horas

[21.10] 01. San Antonio Mª Claret (1)

Domingo 28 T.O. (A) y pincelada martirial

1917 - 13 de octubre - 2017

¿Qué hacían las Hermanas de la Cruz en 1936? (2)

Domingo 27 T.O. (A) y pincelada martirial

¿Qué hacían las Hermanas de la Cruz en 1936? (1)

¿Qué hacía padre Pío en 1936?

¿Qué hacía Santa Genoveva en 1936?
SEPTIEMBRE 2017

Domingo 26 T.O. (A) y pincelada martirial

"Dos coronas" (Padre Kolbe)

¿Qué hacía Don Orione en 1936?

La Merced, 1936 y Mn. Luis Pelegrí

Domingo 25 T.O. (A) y pincelada martirial

Virgen de Nuria: sacrílego robo en 1967

Virgen de Nuria, el exilio de 1936

Concurso nacional de dibujo. BARBASTRO 2017

V Jornadas Martiriales: 27-29 de octubre

¿Qué hacía Pío XI en 1936? (y 2)

¿Qué hacía Pío XI en 1936? (1)

Domingo 24 T.O. (A) y pincelada martirial

¿Qué hacía el beato Anselmo Polanco en 1936?

¿Qué hacía el beato Álvaro del Portillo en 1936?

¿Qué hacía San Josemaría en 1936?

¿Qué hacía Santa Faustina en 1936?

Domingo 23 T.O. (A) y pincelada martirial

¿Qué hacía el Hno. Rafael en 1936?

¿Qué hacía Don Manuel en 1936?

¿Qué hacía M. Maravillas en 1936?

Burlas y sacrilegios fotografiados

Domingo 22 T.O. (A) y pincelada martirial

Fátima y los Mártires de España (y 2)

Fátima y los Mártires de España (1)

Ver posts de otros meses

AGOSTO 2017 (16 artículos)

JULIO 2017 (21 artículos)

JUNIO 2017 (14 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (23 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (12 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS