Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Jueves, 23 de noviembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Polémicas
James Damore ha sufrido una campaña global por hablar de las diferencias biológicas hombre-mujer

Despiden a un ingeniero de Google por cuestionar la ideología de género; la ciencia le da la razón

Despiden a un ingeniero de Google por cuestionar la ideología de género; la ciencia le da la razón
James Damore ha sido duramente criticado en los medios y finalmente despedido por su escrito

J.L / ReL

8 agosto 2017

Enfrentarse a la ideología de género puede acarrear consecuencias nefastas para aquel que se atreva a hacerlo. Pero la "corrección política" ya niega incluso el debate, aunque pueda estar basado en evidencias científicas que han sido aceptadas desde hace siglos.

Que se lo digan al ingeniero de Google, James Damore, que ha sido víctima de una campaña global y que finalmente ha sido despedido tras filtrarse un documento interno que escribió en el que pedía abrir un debate sobre la teoría de género, defendiendo las diferencias entre hombre y mujer y su complementariedad.

Durante días, medios de comunicación de todo el mundo han arremetido duramente contra él por su supuesto machismo, hasta tal punto que Google le ha despedido y ha enviado una carta a todos sus trabajadores asegurando que lo dicho por este ingeniero es inadmisible para esta multinacional.

El fondo del mensaje del ingeniero
Pero una vez que los titulares hablan del “escándalo Google” o del “sexismo en Google”, ¿qué dijo exactamente este trabajador para ser perseguido de esta manera?

"Valoro la diversidad y la inclusión, no estoy negando que el sexismo exista ni respaldo el uso de estereotipos. Al abordar la brecha de representación de la población, necesitamos observar las diferencias de distribución de la misma. […] Las diferencias en la distribución de rasgos entre hombres y mujeres pueden explicar parcialmente por qué no tenemos una representación del 50% de mujeres en puestos de liderazgo tecnológico. .[..] Si no podemos tener una discusión honesta sobre esto, nunca podremos resolver de verdad el problema", aseguraba en su escrito.

De este modo, añadía que "las opciones y las capacidades de hombres y mujeres divergen, en gran parte debido a causas biológicas, y estas diferencias pueden explicar por qué no hay una representación igual de mujeres (en posiciones) de liderazgo".


En las carreras de ingeniería los hombres son una mayoría bastante clara

Según el ingeniero ya despedido, las mujeres presentan "más ansiedad" y "menor tolerancia al estrés", además de centrarse más "en sus sentimientos y la estética en lugar de en las ideas". El hecho de que las mujeres tengan más facilidades para empatizar y los hombres para sistematizar hace que las primeras opten por elegir más carreras relacionadas con lo "social y artístico", mientras que los hombres son mayoría en carreras como la de la informática.

Una víctima más de la corrección política
Para acabar, aseguraba: "Espero que quede claro que no estoy afirmando que la diversidad sea algo malo, que Google o la sociedad ya sean 100% justos, o que no debamos intentar corregir los sesgos existentes […]. A lo que voy es a que mostramos una intolerancia hacia ideas y evidencias que no se ajustan a un determinado marco ideológico. […] Tampoco propongo que debamos restringir a las personas a determinados roles de género; de hecho sostengo más bien lo contrario: que las tratemos como a individuos y no sólo como un miembro más de su grupo social".

James Damore quería fomentar el debate y promover la libertad de opinión y política en el seno de su empresa. Pero cuestionar la ideología de género es hoy en día un deporte de riesgo.

Lo más llamativo es que el fondo del mensaje es algo que es aceptado e incuestionable en distintos ámbitos científicos: la genética, la neurología, la psicología… Hombres y mujeres son diferentes y por ello también actúan y piensan de manera diferente.

De la ideología a la ciencia
Sin embargo, durante estas últimas décadas los “estudios de género” han impuesto el pensamiento, ideológico pero no científico, de que las diferencias entre hombres y mujeres son únicamente una “construcción social”.



 Aun así, la ciencia refleja una realidad y es que hombres y mujeres son diferentes. El profesor de Neurología de la Universidad de Siena, Antonio Federico, asegura que “los datos científicos muestran diferencias claras entre el cerebro masculino y femenino, diferencias que son genéticas, hormonales y en la estructura anatómica y fisiológica, con consecuencias importantes en la función cerebral e incluso de ciertas enfermedades”.

Diferencias palpables y positivas
“Mujeres y hombres son diferentes  no sólo en la anatomía y en la manera de afrontar la vida sino también en el uso de uno de los órganos más importantes del cuerpo, por ejemplo el cerebro”, añadía.

A este respecto, el neurocirujano Giulio Maira agrega que “el hombre tiene un cerebro que sigue los esquemas basados en la racionalidad mientras que las mujeres son más intuitivas. Esto significa que las mujeres son mejores en la multitarea, en habilidades sociales y son más empáticas. Los hombres, sin embargo, sobresalen en actividades motrices y son más capaces de analizar el espacio”.

En otro estudio de la Universidad de Cambridge, Simon Baron-Cohen, también reafirmaba que los hombres tienden a estar más cerca del extremo que sistematiza mientras que las mujeres lo están al empático, aunque pueda haber excepciones. Esto explica por qué haya más informáticos varones o maestras mujeres.
 
Religión en Libertad necesita de tu ayuda para seguir transmitiendo la ternura de Dios
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
7 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Francisco Javier Moreno Ortega
12/08/2017
Libertad para expresars.
Google no admite que alguien opine, me parece terrible. Quiere imponer un único pensamiento
Y yo me rebelo. Seamos libres!
Cecilia
10/08/2017
Comentarios desafortunados.
Tratando de ser objetiva, busque los comentarios originales y los leí ayer. Parecía en algunas cosas un manifiesto de principios del siglo XX. Yo soy Ingeniera de Sistemas, y no soy menos competente que mis colegas hombres.
Querer etiquetar y limitar las profesiones que uno debe estudiar dependiendo el sexo está totalmente fuera de lugar,
María de Betania
09/08/2017
No se despide a nadie por eso o se cae en control del pensamiento.
A mi, personalmente, me da igual si lo que dice este hombre es conforme a lo que yo pienso o no; la cuestión es que lo que dice puede y debe ser materia de discusión, pero no de expulsión.
Tampoco me importa si le han despedido por sus críticas o por el hecho de que se hayan hecho públicas. Tiene derecho a pensar así y tiene derecho a hacerlo público. De lo contrario estamos en una sociedad controladora típica de un totalitarismo.
Lisa
09/08/2017
Google es una dictadura.
Parece que lobby gay también gobierna a google que aparenta ser amigable con sus empleados siempre y cuando permanezcan con la cabeza agachada ante sus directivos/ lobby gay. Vivo en California y llame a Google para reclamar porque me llamaban para hacer su marketing, y me trataron horrible; algo muy inusual en USA porque ace las empresas son muy amables. Pero está empresa es tan dictatorial y soberbia que abusa sin piedad de algunas personas y no admite reclamos.
José
08/08/2017
¡¡¿La empresa no puede admitir esa forma de pensar?!!.
Y¿Quién es una empresa para ir contra Lógica,Anatomía,Fisiología,Psiquiatría,Psicología y en definitiva,contra la Ciencia?¡¡Oh,neoscurantismos!¡¡Tanto airear infamemente a Galileo,para acabar en otra Inquisición!!!Maldito sea Google y las grandes empresas monopolizadoras y dirigistas del pensamiento tanto en Pseudoeducación,como en Tergiversación Informativa!!!Son hijas de Satanás,padre de todas las patrañas y,según veo,del Nuevo Orden Mundial controlador y dictador máximo.Vayan todos a la porra
María G.
08/08/2017
Leer el texto completo (II).
Creo que todos o casi todos los que seguimos a religiónenlibertad tenemos claros que las diferencias entre ambos géneros son biologicas y son reales, no se pueden cambiar a base de leyes por mucho que algunos lo deseen.

Este ingeniero acierta en muchos comentarios sobre la diferencias entre hombre y mujer, pero otros son realmente desafortunados, como el tachar a las mujeres de ser más neuróticas por sorportar menos la ansiedad/ estrés o que gastan más dinero que los hombres y otros abs
María G.
08/08/2017
Leer completo el texto (I).
Aunque lo que más ha trascendido es el tema hombre-mujer, el ingeniero no duda de tachar a google de izquierdista una y otra vez, así como cuestionar algunas de las políticas de recursos humanos, algo que no creo que haya gustado mucho a la compañía.

Habría que preguntarse pues si realmente le han despedido por sus ideas en cuanto a las diferencias entre los sexos o porque no le haya gustado a la compañía que las críticas que formulaba este ingeniero se hubiesen hechos públicas.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS