Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Jueves, 23 de noviembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vida y familia
El doctor Chazan, directivo en la ONG católica MaterCare.org

Despedido un prestigioso ginecólogo católico por no implicarse en un aborto: él no se arredra

Despedido un prestigioso ginecólogo católico por no implicarse en un aborto: él no se arredra
El doctor Bogdan Chazan, ginecólogo, asesor en demografía, director de hospital, voluntario en maternidades en África... acosado por no implicarse en abortos

ReL

24 julio 2014

Los títulos profesionales y humanitarios del ginecólogo polaco Bogdan Chazan son impresionantes: asesor nacional en ginecología en el Instituto Nacional (polaco) de  Investigación Materna e Infantil, miembro del Comité de Demografía de la Academia Polaca de las Ciencias, gran promotor de la regulación natural de la fertilidad (y su avriante moderna, la naprotecnología), dos veces nominado al Premio Totus por "actividades valientes a favor de la cultura de la vida", y presidente del consejo de la ONG de médicos católicos MaterCare International (www.matercare.org) que ayuda médicamente a las embarazadas y bebés en circunstancias difíciles, sobre todo en el Tercer Mundo.  

Este médico ejemplar y reconocido se negó por escrito y de forma pública a realizar un aborto en Polonia: fue demasiado visible, y el sistema quiere castigarlo para recortar al máximo la objeción de conciencia y amedrentar a otros objetores, como por ejemplo los 3.000 sanitarios que firmaron un documento recientemente comprometiéndose a ejercer la ciencia médica en coherencia con su fe cristiana. Él no se deja asustar y dice que si no le dejan ejercer en Polonia lo hará con la ONG en África, siempre defendiendo la vida.

En el portal provida LifeSIteNews lo entrevistan en inglés. ReL lo traduce. 

Linchado, multado y despedido: entrevista con el Dr. Bogdan Chazan, de Polonia
A principios de julio, el Dr. Bogdan Chazan, célebre médico pro-vida de Polonia y jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Sagrada Familia, fue despedido y multado por haberse negado a participar en un aborto. Ha hablado con LifeSiteNews sobre su terrible experiencia.

-Dr. Chazan, usted ha sido linchado por los medios de comunicación, su hospital ha sido multado y usted ha sido despedido de su cargo de director médico. ¿Sucede a menudo que los médicos en Polonia sean castigados tan severamente como usted?
- No, no sucede muy a menudo. Diría incluso que es raro que suceda. Normalmente, con personas como yo, las cosas se gestionan de manera más discreta. Por ejemplo, muy a menudo, las grandes corporaciones no suele contratar a ginecólogos que no prescriben anticonceptivos. Nadie habla abiertamente sobre el uso de la "objeción de conciencia". Las cosas se hacen encubiertamente, sin dejar pistas escritas.

»Por ejemplo, conozco un caso en el que a una mujer muy conocida se le negó un post-doctorado por sus posiciones pro-vida. Recientemente, a uno de los candidatos para la plaza de jefe de Servicio de Ginecología de la Universidad Médica se le preguntó si había firmado la Declaración de Fe/Conciencia (Nota del editor: esta declaración es una carta abierta firmada por miles de médicos de Polonia; entre otras cosas, expresaba su oposición al aborto). Él admitió que la había firmado y no se le dio el cargo. Tal vez hubo también otras circunstancias, pero las desconozco.



Los niños que el doctor Chazan ha ayudado a nacer en Polonia
y en África llenarían muchas maternidades como esta


-Su hospital fue multado porque, supuestamente, usted hizo un mal uso de la cláusula de conciencia al no remitir a su paciente a un médico que practica abortos. ¿Puede un médico polaco verdaderamente negarse a verse involucrado en un aborto?
- Sencillamente: no, no puede. Y sobre todo no puede negarse de una manera tan patente y ostentosa, como hice yo.

-¿Ostentosa?
-Hablo de una situación en la que un médico, de una manera clara y firme, se niega a remitir a su paciente a otro médico u otro organismo para conseguir un aborto. Lo que suele suceder más a menudo es que los médicos simplemente usan la cláusula de conciencia para negarse a realizar un aborto. Tiene Usted que recordar que en Polonia, estadísticamente hablando, en cada sala de ginecología "sólo" se pueden practicar dos abortos al año. La mayoría de los médicos - una mayoría significativa de ginecólogos - no realizan abortos en los hospitales donde trabajan, como tampoco en sus clínicas privadas. Muchos de ellos no quieren hacerlo por razones morales.

-¿Por qué se ha multado al hospital con 23.000 dólares?
-La multa ha sido disciplinaria. Tal vez un modo de evitar estos problemas en el futuro sea firmar contratos con el Fondo gubernamental de Sanidad Pública (NHF sus siglas en inglés, N.d.T.) que, de manera específica, excluye los procedimientos de aborto. Pero, ¿lo permitirá el NHF? Mi opinión es que mientras tengamos la actual ley del aborto en la que se permite el aborto eugenésico, sólo las instituciones médicas que realizan el diagnóstico prenatal "deberían" realizar aborto. No obstante, obviamente soy contrario al aborto en cualquier lugar y por el motivo que sea.

-Le despidieron tras una investigación llevada a cabo por la ciudad de Varsovia. ¿Puede usted comentar esta decisión?
-El castigo fue doloroso e injusto. Durante mi mandato como director el hospital creció, se amplió y modernizó y se mejoraron las relaciones médico-paciente. El hospital se hizo popular en toda Varsovia.

»No obstante, me gustaría aclarar que técnicamente aún no he sido despedido. El alcalde de Varsovia sólo anunció mi dimisión.

-Según el informe de la ciudad de Varsovia, la paciente pidió un aborto después de la semana 24 de embarazo. Usted podría haberse negado diciéndole sencillamente que después de este tiempo el aborto ya no es legal. En cambio usted objetó sobre la base de la conciencia. ¿Por qué eligió hacer esto?
-Quiero aclarar que no es exacto decir que el aborto después de las semana 24 es ilegal en Polonia. No hay una ley que especifique después de cuantas semanas no debe permitirse la realización de un aborto. Todo depende de la opinión del médico.

»Cuando — tal como me pidió la paciente — puse por escrito mi negación basada en la objeción de conciencia, escribí honestamente por qué no estaba de acuerdo en que se realizara un aborto en mi hospital.

»Lo dije también en la televisión: no podía imaginarme abortos en el Hospital de la Sagrada Familia a no ser que se cambiara el nombre del mismo a Hospital Felix Dzerzhinsky, el infame asesino de la NKVD.

[Nota del Editor: Dzerzhinsky nació en Polonia. NKVD son las siglas de la violenta policía secreta soviética, predecesora del KGB].

-Según el mismo informe, otros dos hospitales negaron a esta misma mujer un aborto. Uno lo hizo antes que el suyo. ¿Sabe usted si ambos hospitales serán investigados por el gobierno?
-Seguramente lo serán. Nos gustaría saber qué ha pasado. Sin embargo, en esos dos hospitales nadie puso su negativa a practicar el aborto por escrito. Todo se dijo en una conversación. No hay rastro de la negación en la documentación médica de la paciente.

-El bebé que usted se negó a abortar, que había sido concebido in vitro, estaba enfermo y tenía una minusvalía…
-Durante una ecografía y una resonancia magnética realizados en el Instituto de la Madre y el Niño (no en mi hospital), los problemas del niño no parecieron tan serios. Parecía que una operación era posible. Sin embargo, según el Profesor Dębski, el nacimiento del niño reveló que su situación era peor y que de hecho su estado era muy grave, irreversible.

-Este médico, el Dr. Romuald Dębski, del Hospital Bielański, describió en la televisión la cara del niño con detalles atroces. El abogado de la mujer dijo que el niño no debería haber nacido nunca. ¿Cuál es su comentario sobre este tipo de discriminación de los niños concebidos in vitro?
Es muy triste que mi colega fuera cruel hacia el niño, violando su dignidad y humanidad. No debemos tratar a la gente por el aspecto que tiene. Dentro de unos años ni el Dr. Dębski ni yo tendremos un buen aspecto, incluso puede ser horroroso. No me gustaría que la gente me rechazara por el mismo. “Trata a los otros como quieres que ellos te traten a ti”. Es una buena regla.

-Hay muchos estudios que demuestran que los niños concebidos in vitro tienen más riesgos de tener defectos al nacer….
-Sí, es verdad y vale la pena repetir que los niños concebidos in vitro tienen más riesgos de tener defectos al nacer. Pero esto no quiere decir que no tenemos que amar a estos niños. Merecen nuestro amor. Son amados por Dios.

»Por cierto, mi temor es también que este tipo de "espectáculo" que el Dr. Dębski ofreció en la televisión aumente el miedo de las mujeres a tener hijos. Tengo miedo de que aumente el nivel de perfeccionismo que algunas madres potenciales ya buscan.



Católicos felicitan con flores y oración al doctor Chazan por su firme defensa de la vida y la buena práctica médica

-¿Cuáles son sus planes para el futuro?
-Tal vez siga como director del Hospital de la Sagrada Familia. Tal vez el alcalde de Varsovia cambie de opinión. Si no lo hace, puedo seguir trabajando en la Universidad, en la Comisión del Gobierno para la Población (Rządowa Rada Ludnościowa), el Comité de Ciencia Demográfica o en MaterCare International… Puedo también seguir haciendo mi trabajo de solidaridad en Isiolo, Kenia. Todo esto siempre que tenga tiempo y Dios me de salud y fuerzas….

El caso que lo desencadenó
Una mujer de 38 años que había tenido cuatro abortos se quedó embarazada por quinta vez en la Clínica de Fertilidad Novum de Varsovia. Debido a que estas clínicas de fertilidad en Polonia rara vez asisten a la paciente durante el embarazo, la mujer fue remitida al Dr. Maciej Gawlak del Hospital de la Sagrada Familia.

Después de que una ecografía mostrara anomalías al final de la semana 21 de embarazo, el Dr. Gawlak explicó la ley polaca del aborto a la mujer y la remitió a un hospital más especializado, el Instituto de la Madre y el Niño, donde se realizaron diversas pruebas. El Dr. Gawlak le había pedido al instituto que considerara la posibilidad de un aborto, pero ellos se negaron.

Cuando la paciente volvió al Hospital de la Sagrada Familia, el Dr. Gawlak vio de nuevo a la paciente junto al Profesor Bogdan Chazan.

La ley polaca permite el aborto eugenésico hasta el momento de viabilidad.

Según los estándares de la OMG (Organización Mundial de la Salud), la viabilidad del niño empieza al final de la semana 22 de embarazo. Chazan se negó al aborto después del final de la semana 24 por objeción de conciencia.

En su lugar ofreció a la paciente asistencia total y la posibilidad de un hospicio para el niño.

El Dr. Gawlak la remitió a otro hospital (el Hospital Bielański), conocido por practicar abortos, pero dijeron que era demasiado tarde (5 días después de la semana 24). Ésta es una zona gris en la ley polaca, pues algunos médicos mantienen que un niño con defectos puede no ser viable en la semana 24.

La paciente decidió dar a luz a su hijo y no salir del país para un aborto en el último trimestre de embarazo.

Dio a luz en el Hospital Bielański y su bebé, un niño, vivió pocos días.

(Traducción de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares)

Lea también: El estudiante de Medicina que plantó cara al adoctrinamiento laicista del rector y el decano
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
¿Te ha gustado esta historia? Ayúdanos a que llegue a muchas más personas
y a que podamos seguir publicando más. Pincha aquí y haz ahora tu donación.
4 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Ene Roa
25/07/2014
¿PACIENTE?.
Esta mujer no es paciente. No estaba enferma de ninguna enfermedad conocida en el catálogo médico. Su mal es de orden moral. Es una asesina rastrera, miserable, degenerada, cobarde, despreciable, como todos los abortistas. Dios no abandona a nadie; ella abandonó a Dios.
Que Dios la complazca, se aparte de ella, venga el diablo y la lleve a los más profundos infiernos es lo que se merece.
Lisa
24/07/2014
LO DESPIDIERON GRACIAS AL LOBBY ABORTISTA, A OBAMA Y A LA ONU.
Es el colmo tanto abuso de los abortistas y de los que promueben todo esto.
soco arano
24/07/2014
Felicitaciones.
Dios te bendiga Dr. hombres con esa rectitud moral necesitamos.
SAULA
24/07/2014
Sólo un ginecólogo.
puede entender el milagro de la vida más que nadie

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS