Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Del porqué de que a nuestros mayores ya no les guste que les cedan el asiento

En cuerpo y alma

2 octubre 2015

 
 
            Recibí esa educación: en autobuses, en el metro, en los lugares públicos, a los mayores, ¡a toda clase de mayores! (y con ellos a un amplio elenco de colectividades, señoras, sacerdotes, monjas, mujeres embarazadas, mutilados de toda clase) se les cedía el asiento: algunos de ellos se limitaban a ocuparlo y ni lo agradecían, conscientes de que era “su derecho”; la mayoría, es la verdad, obsequiaban al niño o joven de tan gentiles modales con una sonrisa y una palabra amable (¡qué niño más mono! decían muchos), y tomaban asiento.
 
            ¿Se han dado Vds. cuenta de que ya no es así? Por descontado no es así que niños y jóvenes cedan el asiento a un mayor o a una persona más necesitada que ellos. Cuando mi mujer estaba embarazada, y por cierto, bien avanzada su gestación y bien evidente su estado, me contaba que un día en el vagón del metro nadie le cedía el asiento y cuando por fin lo hizo alguien… ¡era una extranjero! (recuerda a lo del samaritano, ¿verdad?)
 
            Ahora bien, cuando digo que ya no es así, ni siquiera me refiero a ese pequeño gesto de educación y convivencia que han dejado de practicar nuestros jóvenes, no, me refiero a que incluso la persona mayor a la que se le hace tan agradable oferta, lejos de sentirse honrada o agradecida, se siente por el contrario… ¡ofendida, agraviada, contrariada! No es así, desde luego, si se trata de un anciano o una anciana de edad muy avanzada, aunque por suerte o por desgracia, a esos los vemos ahora mucho menos en nuestras calles, que también en eso ha cambiado mucho la sociedad, y como ya no pasan sus últimos años en las casas de sus hijos o de sus hijas sino en residencias, tampoco se pasean, en consecuencia, por las calles, sino que realizan sus postreros promeneos por los jardines de los geriátricos en los que les confinamos. Pero sí, en cambio, si se trata de una persona adulta de edad algo avanzada aún capaz de desenvolverse por sí misma.
 
            Y la pregunta que hoy me formulo es la siguiente: ¿qué es lo que ha cambiado? ¿se lo han preguntado también Vds. alguna vez? Porque algo ha tenido que cambiar para que quien ayer aceptaba con alegría lo que tenía por un cuasiderecho, hoy sin embargo se ofenda porque le realicen tan suculenta oferta. Y efectivamente algo ha cambiado en nuestras vidas, verán Vds. como sí: ha cambiado que antes se tenía como plenitud de la vida ese período que va de los cincuenta a los setenta, el momento esplendoroso en el que uno gozaba de mayor prestigio y autoridad, y los jóvenes hasta se apresuraban a dejarse el bigote o la barba o a ponerse una corbata con tal de echarse unos años encima y anticipar ese momento del máximo prestigio vital: que se lo reconocieran a uno por la calle, en el metro, en el autobús, en los lugares públicos era, por lo tanto, algo saludable y gozoso, digno de toda algarabía y festividad.

            Hoy en cambio, el momento cumbre de la vida y de la existencia ya no es esa edad fecunda y sabia que va de los cincuenta a los setenta -de hecho, ahora son los viejos los que se hacen costosas operaciones para parecer más jóvenes y los que se quitan la corbata-, sino por el contrario, la edad vigorosa y exhuberante que discurre entre los veinte y los treinta: la fuerza bruta sobre la fuerza sutil; el vigor sobre el intelecto; el cuerpo sobre el alma. Y por eso, a nadie le gusta hoy, en pleno siglo veintiuno, que le pongan en evidencia afeándole que hace tiempo ya que pasó de los treinta, y que se halla ya en “ese ocaso” de los cincuenta, los sesenta o los setenta. ¡Eso ha cambiado! ¿Es bueno, es malo? Yo no digo ni que sí ni que no, díganlo Vds. si lo desean.
 
            Y bien amigos, esto es todo por hoy. Apenas despedirme como lo hago siempre, con mis mejores deseos de que hagan Vds. mucho bien y no reciban menos. Y si lo tienen a bien, que se paseen por aquí… ¡yo les cedo el asiento!
 
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en [email protected]. En Twitter  @LuisAntequeraB
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
De una sociedad infantil a la que no puede decírsele determinadas cosas para no hacerle pupita
Del culto a la ingenuidad imperante en estos días (nada ingenuo, por cierto)
De ese nihilismo que asoma inexorable en lontananza
Del nihilismo, la envidia y la pereza
¿Y quién ha dicho que la vida sea justa?
 
 
Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
3 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Rafael Marañón.- el viejo
08/10/2015
VEJETE .
Una vez una chica hermosa me pidió la hora en la calle. Yo le dije que me había destrozado, porque si hubiera visto en mí alguien peligroso no me habría abordado. Ahí terminaron todos mis devaneos y convicción de que aun valía para enamorar.
Ahí empezó mi decadencia.
Ahora soy un vejete de 81 años de lo más formal.
¡¿Que le vamos a hacer!?
Amarante
05/10/2015
Me encanta que me cedan el asiento.
Amis casi 80 tacos y andando con un bastón, me encanta que me cedan el asiento, pero lo que pasa que cuando un asiento reservado para ancianos, enfermos o embarazadas está ocupado por una ersona que no cumpla estas condiciones ya te puedes poner a lado, que ni te mira, ni se levanta. A propósito de educación y aunque mucho se habla de civisto, solidadridad etc casi nadie sabe lo que es eso
JAVIER URKO GAVIERE
02/10/2015
Es una cuestión de mala educación.
En mi opinión el hecho de ceder el asiento a un mayor y que éste no lo agradezca o eche una sonrisa obedece más a un aspecto de mala educación y no de que se sienta agraviado por ser considerado de avanzada edad por el joven que cede su asiento.
Como estoy harto de no recibir un gesto de agradecimiento lo que hago directamente es no sentarme en el metro o autobús y si lo hago por estar vacío me levanto cuando empieza a llenarse para que sea otro quien ceda el asiento.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Luis Antequera
De formación jurídico-económica, profesionalmente hablando Luis Antequera ha trabajado tanto en el mundo de la banca como en el de la enseñanza. Las tres pasiones a las que dedica su tiempo son la literatura, la historia de las religiones y la actualidad socio-política. Ha publicado tres libros, “Jesús en el Corán”, “El cristianismo desvelado” y “Derecho a nacer”. Ha colaborado en diversos programas de radio y televisión. Actualmente es director del programa de radio “Iglesia perseguida”, quincenalmente los sábados a las 15:00 hs., y colaborador del programa “Diálogos con la Ciencia”, los viernes a las 00:00 hs., emitidos ambos en Radio María. En cuerpo y alma ofrece cada día su punto de vista sobre el mundo convulso que vivimos.

Luis Antequera, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog En cuerpo y alma, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
DICIEMBRE 2017

Ahora nos quieren enseñar… ¡¡¡a bajar escaleras mecánicas!!!

D.Q. Más ciudades fundadas por los españoles. Pío IX proclama la Inmaculada. Matan a Lennon

D.A. ¡La peste! Felipe IV de España ya no es III de Portugal. ¿Guillotinado Guillotin? Primer SIDA
NOVIEMBRE 2017

Hoy 24 de noviembre no es un Día cualquiera

D.Q. Asesinado el cuarto califa. Se descubre Dominica. Luisiana, española. Vuelve la División Azul.

Del día de los fieles difuntos que celebramos hoy: una breve reseña histórica

De la fiesta de todos los santos que celebramos hoy: una breve reseña histórica

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2017 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (10 artículos)

AGOSTO 2017 (12 artículos)

JULIO 2017 (7 artículos)

JUNIO 2017 (10 artículos)

MAYO 2017 (11 artículos)

ABRIL 2017 (13 artículos)

MARZO 2017 (10 artículos)

FEBRERO 2017 (14 artículos)

ENERO 2017 (9 artículos)

DICIEMBRE 2016 (14 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (14 artículos)

OCTUBRE 2016 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (3 artículos)

JULIO 2016 (8 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

ABRIL 2016 (7 artículos)

MARZO 2016 (4 artículos)

FEBRERO 2016 (16 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (13 artículos)

OCTUBRE 2015 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (13 artículos)

AGOSTO 2015 (10 artículos)

JULIO 2015 (31 artículos)

JUNIO 2015 (30 artículos)

MAYO 2015 (31 artículos)

ABRIL 2015 (27 artículos)

MARZO 2015 (31 artículos)

FEBRERO 2015 (26 artículos)

ENERO 2015 (31 artículos)

DICIEMBRE 2014 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (30 artículos)

OCTUBRE 2014 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (30 artículos)

AGOSTO 2014 (31 artículos)

JULIO 2014 (31 artículos)

JUNIO 2014 (30 artículos)

MAYO 2014 (31 artículos)

ABRIL 2014 (30 artículos)

MARZO 2014 (31 artículos)

FEBRERO 2014 (28 artículos)

ENERO 2014 (30 artículos)

DICIEMBRE 2013 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (29 artículos)

OCTUBRE 2013 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (29 artículos)

AGOSTO 2013 (29 artículos)

JULIO 2013 (31 artículos)

JUNIO 2013 (30 artículos)

MAYO 2013 (31 artículos)

ABRIL 2013 (30 artículos)

MARZO 2013 (31 artículos)

FEBRERO 2013 (29 artículos)

ENERO 2013 (31 artículos)

DICIEMBRE 2012 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (23 artículos)

OCTUBRE 2012 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (30 artículos)

AGOSTO 2012 (30 artículos)

JULIO 2012 (30 artículos)

JUNIO 2012 (29 artículos)

MAYO 2012 (31 artículos)

ABRIL 2012 (29 artículos)

MARZO 2012 (29 artículos)

FEBRERO 2012 (29 artículos)

ENERO 2012 (29 artículos)

DICIEMBRE 2011 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (30 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (20 artículos)

AGOSTO 2011 (21 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (30 artículos)

ABRIL 2011 (29 artículos)

MARZO 2011 (30 artículos)

FEBRERO 2011 (26 artículos)

ENERO 2011 (26 artículos)

DICIEMBRE 2010 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (30 artículos)

OCTUBRE 2010 (23 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (30 artículos)

AGOSTO 2010 (25 artículos)

JULIO 2010 (27 artículos)

JUNIO 2010 (27 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (19 artículos)

MARZO 2010 (21 artículos)

FEBRERO 2010 (24 artículos)

ENERO 2010 (20 artículos)

DICIEMBRE 2009 (24 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (25 artículos)

OCTUBRE 2009 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (8 artículos)

JULIO 2009 (11 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS