Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Del origen del luctuoso "minuto de silencio"

En cuerpo y alma

27 agosto 2017

 
 
            Estos días, por desgracia con demasiada frecuencia, vemos sucederse los minutos de silencio por muchas de las ciudades y países del mundo en triste homenaje a las víctimas de las matanzas con las que unos seres humanos tan malvados como errados, obsequian a otros de los que no conocen nada y a los que odian gratuitamente a pesar de, como digo, ni siquiera conocerles. En esto consiste la magia del discurso del odio, único responsable del mucho mal que producen los terroristas en todo el mundo.
 
            En algún lugar inopinado de nuestra hermosa geografía nacional, lugar que no es otro que la preciosa ciudad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, en una escena sin precedentes pero no por ello menos cargada de emotividad y significado, ese minuto de silencio se convirtió en un sobrecogedor Padrenuestro que todos recitaron con naturalidad, y que desde aquí invitamos a rezar con mayor frecuencia, pues por un lado, en nada puede ofender a nadie, cristiano o no, creyente o ateo, una plegaria tan bella y humana como un Padrenuestro; y por otro, se halla firmemente arraigada en la tradición histórica de la civilización europea y occidental.
 
            Pero la pregunta que me hago hoy es la siguiente: dicha práctica del minuto de silencio… ¿de dónde procede?, ¿es muy antigua?, ¿podemos rastrear su estela?
 
            Y efectivamente, su origen no nos es en modo alguno desconocido. Existe general unanimidad en aceptar que la primera vez que se guardó algo parecido al minuto de silencio –y digo parecido porque en realidad no fue uno sino dos- fue en 1919, el 11 de noviembre a las 11 horas (el 11 del 11 a las 11), la fecha y hora en que un año antes finalizara la Primera Guerra Mundial, y que ello ocurrió por iniciativa del rey Jorge V de Inglaterra en todos los territorios del imperio británico para conmemorar así el sacrificio de cuántos se habían dejado la vida en holocausto durante el magno conflicto bélico.
 
            Con ser unánimes los argumentos, la respuesta no es, sin embargo, exacta, pues las mismas fuentes que avalan el relato reconocen también que ya antes, aunque a diferente escala, la costumbre se hallaba consolidada en un recóndito rincón del mismo Imperio británico, en la Ciudad del Cabo en Sudáfrica, donde cada vez que las tropas sudafricanas sufrían un revés en los avatares del mismo conflicto mundial, se venían guardando ya un/unos minutos de silencio. Lo que desde tan curioso punto de vista, debería hacer especialmente significativo el observado muchos años después en memoria del mandatario sudafricano Nelson Mandela, en el que participaron muchos de los más importantes dirigentes mundiales, pues el minuto de silencio volvía así al lugar en el que había nacido.
 
            La cuestión no termina, sin embargo, aquí, pues se sabe también quién pone en la cabeza del rey Jorge V la idea de convocar ese luctuoso lapso de silencio a sus súbditos en todo el imperio. Y aquí el protagonismo es doble, porque de manera cercana en el tiempo lo hacen, por un lado, un soldado y periodista australiano de Melbourne, por nombre Edward George Honey, quien el 8 de mayo de 1919 envía una carta al London Evening News en la que propone guardar cinco minutos de silencio en homenaje a los caídos en el magno conflicto. Y por otro, el parlamentario sudafricano Sir Percy Fitzpatrick, que no hace sino invitar al rey a elevar a escala imperial lo que ya se venía haciendo a escala local en el lugar del que él mismo provenía. Este, de hecho, recibirá de Lord Stamfordham, secretario privado del monarca británico la siguiente misiva:
 
            “Estimado Sir Percy:
 
            El Rey, conocedor de que en breve abandonará Vd. Sudáfrica, me insta a informarle de que acoge positivamente la idea debida a su iniciativa y relativa a una pausa de dos minutos de silencio a celebrar durante el Día del Armisticio, una sugerencia que se adopta y se pondrá en ejecución de manera unánime en todo el Imperio”.
 
            Visto lo visto, se podrá pensar que el verdadero alma mater de la idea fue más bien Sir Fitzpatrick que Honey. Lo cierto es que unos días antes del 11 de noviembre, se realiza con la guardia real en el Palacio de Buckingham una especie de zafarrancho del homenaje silencioso, en el que están presentes como especiales invitados del rey tanto el periodista australiano como el dirigente sudafricano. Lo cual no es óbice para que ya en el mismo se opte por los dos minutos de Sir Fitzpatrick en detrimento de los cinco de Honey, y así se pedirá después que lo haga también el pueblo.
 
            La práctica, como no podía ser de otra manera en una nación tan celosa de sus tradiciones como es el Reino Unido –cuánto echo de menos semejante afán entre mis compatriotas-, se consolidará, y esos dos minutos se siguen observando al día de hoy en las conmemoraciones del llamado Remembrance Day o “Dia del recuerdo”, celebrado precisamente cada 11 de noviembre en Gran Bretaña y otros países de la Commonwealth durante más de un siglo ya. Aunque en el resto del mundo y para eventos de diferente naturaleza, se vengan reduciendo, por lo general, a un solo minuto en lugar de dos.
 
            Y bien amigos, esperando que cada vez sean menos los minutos de silencio que tengamos que respetar, e invitando a Vds. también a rezar, por qué no, un sencillo padrenuestro, como tan devota y decididamente han hecho en Sanlúcar, en recuerdo de las víctimas de cuantos holocaustos injustificados se producen en el mundo, me despido de Vds. no sin desearles una vez más y como siempre, que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos.
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en [email protected]. En Twitter  @LuisAntequeraB
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
No es la pobreza la que produce terrorismo, es el terrorismo el que produce pobreza
No, Sra. Ana Pastor, no: los terroristas NO fueron asesinados
Del último grito en terrorismo yihadista: el niño-bomba
Del perdón cristiano y las víctimas del terrorismo
 
 
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Luis Antequera
De formación jurídico-económica, profesionalmente hablando Luis Antequera ha trabajado tanto en el mundo de la banca como en el de la enseñanza. Las tres pasiones a las que dedica su tiempo son la literatura, la historia de las religiones y la actualidad socio-política. Ha publicado tres libros, “Jesús en el Corán”, “El cristianismo desvelado” y “Derecho a nacer”. Ha colaborado en diversos programas de radio y televisión. Actualmente es director del programa de radio “Iglesia perseguida”, quincenalmente los sábados a las 15:00 hs., y colaborador del programa “Diálogos con la Ciencia”, los viernes a las 00:00 hs., emitidos ambos en Radio María. En cuerpo y alma ofrece cada día su punto de vista sobre el mundo convulso que vivimos.

Luis Antequera, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog En cuerpo y alma, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2017

D.Q. Asesinado el cuarto califa. Se descubre Dominica. Luisiana, española. Vuelve la División Azul.

Del día de los fieles difuntos que celebramos hoy: una breve reseña histórica

De la fiesta de todos los santos que celebramos hoy: una breve reseña histórica
OCTUBRE 2017

De las muchas palabras japonesas que derivan de la hermosa lengua portuguesa

D.Q. Constantino ve la cruz en el cielo. Se descubre Cuba. Nacen Erasmo y Paganini, muere Servet.

¿Es correcto hablar de "Descubrimiento" de América?

D.Q. Guerras y mas guerras en América desde que España se va. Juegos olímpicos de Zappas. Y más...

De ese judío convertido al catolicismo, autor de la Segunda Sinfonía de Mahler

¿Sabes por qué hemos celebrado Santa Teresa ayer 15 de octubre, y no el 4 como habría correspondido?

D.Q. La rojigualda, bandera nacional. Golpe a los templarios. Nace la Thatcher, muere Claudio.

Maduro, ya te explico yo por qué los españoles estamos orgullosos de haber descubierto América

Del jesuíta español Pedro Paéz, verdadero descubridor de las fuentes del Nilo

Del tratamiento de la violencia de género en los telediarios

D.Q. España legaliza el aborto. Nacen el cine y Mateo Ricci, mueren Bette Davis y Amalia Rodrigues

Del "hecho diferencial" de la Leyenda Negra Española frente a otras leyendas negras

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2017 (10 artículos)

AGOSTO 2017 (12 artículos)

JULIO 2017 (7 artículos)

JUNIO 2017 (10 artículos)

MAYO 2017 (11 artículos)

ABRIL 2017 (13 artículos)

MARZO 2017 (10 artículos)

FEBRERO 2017 (14 artículos)

ENERO 2017 (9 artículos)

DICIEMBRE 2016 (14 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (14 artículos)

OCTUBRE 2016 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (3 artículos)

JULIO 2016 (8 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

ABRIL 2016 (7 artículos)

MARZO 2016 (4 artículos)

FEBRERO 2016 (16 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (13 artículos)

OCTUBRE 2015 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (13 artículos)

AGOSTO 2015 (10 artículos)

JULIO 2015 (31 artículos)

JUNIO 2015 (30 artículos)

MAYO 2015 (31 artículos)

ABRIL 2015 (27 artículos)

MARZO 2015 (31 artículos)

FEBRERO 2015 (26 artículos)

ENERO 2015 (31 artículos)

DICIEMBRE 2014 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (30 artículos)

OCTUBRE 2014 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (30 artículos)

AGOSTO 2014 (31 artículos)

JULIO 2014 (31 artículos)

JUNIO 2014 (30 artículos)

MAYO 2014 (31 artículos)

ABRIL 2014 (30 artículos)

MARZO 2014 (31 artículos)

FEBRERO 2014 (28 artículos)

ENERO 2014 (30 artículos)

DICIEMBRE 2013 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (29 artículos)

OCTUBRE 2013 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (29 artículos)

AGOSTO 2013 (29 artículos)

JULIO 2013 (31 artículos)

JUNIO 2013 (30 artículos)

MAYO 2013 (31 artículos)

ABRIL 2013 (30 artículos)

MARZO 2013 (31 artículos)

FEBRERO 2013 (29 artículos)

ENERO 2013 (31 artículos)

DICIEMBRE 2012 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (23 artículos)

OCTUBRE 2012 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (30 artículos)

AGOSTO 2012 (30 artículos)

JULIO 2012 (30 artículos)

JUNIO 2012 (29 artículos)

MAYO 2012 (31 artículos)

ABRIL 2012 (29 artículos)

MARZO 2012 (29 artículos)

FEBRERO 2012 (29 artículos)

ENERO 2012 (29 artículos)

DICIEMBRE 2011 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (30 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (20 artículos)

AGOSTO 2011 (21 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (30 artículos)

ABRIL 2011 (29 artículos)

MARZO 2011 (30 artículos)

FEBRERO 2011 (26 artículos)

ENERO 2011 (26 artículos)

DICIEMBRE 2010 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (30 artículos)

OCTUBRE 2010 (23 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (30 artículos)

AGOSTO 2010 (25 artículos)

JULIO 2010 (27 artículos)

JUNIO 2010 (27 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (19 artículos)

MARZO 2010 (21 artículos)

FEBRERO 2010 (24 artículos)

ENERO 2010 (20 artículos)

DICIEMBRE 2009 (24 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (25 artículos)

OCTUBRE 2009 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (8 artículos)

JULIO 2009 (11 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS