Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Defensa del protocolo

La mirada impertinente

6 diciembre 2017

Soy hijo (tardío) de los sesenta y pertenezco a una generación que aprendió muy pronto a desconfiar del protocolo y de las formalidades. Había que reivindicar la espontaneidad, la libertad expresada con naturalidad, sin los corsés de unas rígidas normas concebidas no se sabía bien para qué. Entendíamos que la vida social requiere alguna organización, pero la palabra orden estaba sometida a la cuarentena de la sospecha: el orden era siempre una forma de imposición de alguien. Y el protocolo era la máxima expresión de esa lógica. Era “la plástica del poder”, según la muy gráfica definición del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol. Pero mi generación, o al menos parte de ella, tenía una idea roussoniana de lo social y soñaba con una sociedad bucólica, sin cortapisas, ni límites, ni represiones, ni formalidades. En este contexto, la rigidez del protocolo nos parecía algo del ‘antiguo régimen’, un residuo del pasado que merecía nuestro desdén.  

Algunos empezamos a entender que los ritos sociales podían tener otro sentido cuando nos enamoramos de ‘El hombre tranquilo’, la obra maestra de John Ford. Allí comprendimos por primera vez que ciertas formalidades buscaban facilitar, y encauzar, el encuentro (en el caso de la película, el del hombre y la mujer más allá de su diferencia sexual) en vez de impedirlo, como arrogantemente habíamos creído. También empezamos a entender que lo contrario del orden no es la libertad, sino el caos. Y que, si bien el exceso de orden ahoga, su ausencia hunde en la insatisfacción, la incertidumbre, el vacío y el desasosiego.

El diplomático francés Talleyrand lo explicó de forma muy poco protocolaria: “Sólo los tontos se burlan del protocolo. Simplifica la vida”. Y algo similar ha venido a decir el responsable de este departamento en Naciones Unidas, Peter Van Laere, estos días en Valladolid: “El protocolo es el arte de conseguir que una persona pase del caos a la comodidad en menos de un minuto”.

Laere nos ha visitado invitado por el Congreso Internacional de Protocolo, que ha reunido a 850 personas, y ha demostrado la ambivalencia de nuestro mundo. Y es que la misma sociedad que ensalza esa forma deformada de espontaneidad que hemos dado en llamar autenticidad -y que básicamente viene a ser actuar sin tener en cuenta a los otros- demuestra una creciente fascinación por el mundo de las formas. Como se ve muy claramente en la gastronomía, la viticultura, la moda, las relaciones sociales, el protocolo o los bailes de salón.  

Eso que hemos convenido en llamar protocolo expresa una visión del mundo que tiene en cuenta su complejidad y busca simplificarla. Pero, a diferencia de los viejos ritos, que no sólo ordenaban la vida, sino que le daban un sentido desde lo social y lo antropológico, nuestra actual preocupación por las formas parece conformarse con servir a la funcionalidad. Y cuando va más allá, como en la cita de Pujol, sólo reaparece la oscura sombra del fin político.

Publicado en El Norte de Castilla

ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Vidal Arranz
Vidal Arranz Martín es Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid (1984-1989). Su carrera profesional se inició en El Norte de Castilla, desde donde dio el salto a la edición vallisoletana de El Mundo, de cuyo equipo fundacional formó parte. En esta empresa trabajó durante más de 20 años, ocupando todo tipo de puestos de responsabilidad, incluida la dirección, que desempeñó durante los años 2009, 2010 y 2011. En la actualidad es columnista y colaborador de El Norte de Castilla, periódico para el que ha realizado una serie de entrevistas en profundidad con distintas personalidades de la cultura y la sociedad españolas.

Gran aficionado al séptimo arte, completó los estudios de la Cátedra de Cine de la Universidad de Valladolid, y es miembro de la Asociación Cultural Trama y Fondo. Ha asistido como participante o asistente a numerosos congresos y jornadas relacionadas con cuestiones cinematográficas y culturales, así como directamente referidas a su quehacer profesional.

Vidal Arranz, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog La mirada impertinente, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
DICIEMBRE 2017

Lo que importa

Defensa del protocolo
NOVIEMBRE 2017

La teoría sueca del amor

La tentación de la perfección

El verdadero odio

Independencia virtual

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2017 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (1 artículos)

JULIO 2017 (2 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS