Martes, 15 de octubre de 2019

Religión en Libertad

Verne y «El conde de Chanteleine» en Libertad Digital: «el silencio se ha roto», dice Barbadillo

ReL

Julio Verne, en una fotografía de su época madura... su libro El Conde de Chanteleine tardó 130 años en ser publicado como tal en Francia
Julio Verne, en una fotografía de su época madura... su libro El Conde de Chanteleine tardó 130 años en ser publicado como tal en Francia

El conde de Chanteleine, de Julio Verne, es una novela de reciente publicación en España con una historia muy peculiar: hablaba mal de la Revolución francesa, era muy pro-católica y el editor habitual de Verne no quiso publicarla en Francia. No salió como libro a las librerías francesas hasta 1994, 130 años después.

"El silencio se ha roto", escribe Pedro F. Barbadillo al contar en Libertad Digital la historia de esta novela apasionante.

La novela, explica, "apareció como independiente en 1994, 130 años después de su tímida aparición. ¿Por qué? Porque desvelaba la realidad de la revolución francesa que los republicanos, los jacobinos y los masones quieren ocultar incluso hoy: sangre, despotismo, genocidio, hambrunas y anticatolicismo".

conde_de_chanteleine

Pedro Fernández Barbadillo, doctor en Derecho, es periodista y escritor, autor, entre otras obras, de Eternamente Franco y Lecciones de España. Explica el cruel contexto histórico en el que suceden los hechos.

La novela, de poco más de 200 páginas en la edición española, describe la sublevación campesina del oeste de Francia, sobre todo en Bretaña, por la persecución del clero católico y la imposición del reclutamiento militar obligatorio y luego el genocidio perpetrado por los republicanos, que ocurrieron entre 1793 y 1795. La guerra fue tan despiadada que la Vendée perdió casi un 15% de su población. Las brutalidades de las llamadas columnas infernales (colonnes infernales) aterraron incluso a los que se consideraban defensores de la libertad. Y aunque el Comité de Salud Pública estaba al tanto de la orgía de muerte, en vez de prohibirla, la animó", escribe.

Barbadillo recupera un testimonio real de la época, de un oficial de policía, apellidado Gannet, que describió lo que hacía el general republicano François Amey, que luego combatiría en España y que incluso tiene su nombre inscrito, con honores como si fuera un héroe, en el Arco del Triunfo de París:

"Amey hace encender los hornos y cuando están bien calientes mete en ellos a las mujeres y los niños. Le hemos hecho amonestaciones; nos ha respondido que era así como la República quería cocer su pan. Primeramente se ha condenado a este género de muerte a las mujeres bandidas, y no hemos dicho demasiado; pero hoy los gritos de esas miserables han divertido tanto a los soldados y a Turreau que han querido continuar esos placeres. Faltando las hembras de los realistas, se han dirigido a las esposas de verdaderos patriotas. Ya veintitrés, que sepamos, han sufrido este horrible suplicio y no eran culpables más que de adorar a la nación. Hemos querido interponer nuestra autoridad, los soldados nos han amenazado con la misma suerte".

le_conte_de_chanteleine_1

Francia tardó 130 años en publicar
El Conde de Chanteleine en formato libro

 

"El protagonista de la novela es el conde Humberto de Chanteleine, uno de los jefes militares del alzamiento popular contra los jacobinos. Verne, que no ahorra las descripciones de las matanzas perpetradas por las tropas republicanas, se inspiró en un personaje verdadero, Pierre-Suzanne Lucas de La Championnière, que figuró entre los lugartenientes de François de Charette, general del Ejército Católico y Real de la Vendée. En casa de su tío Prudent, en Nantes, Verne conoció y trató a los hijos de La Championnière. Sin duda, éstos le contarían historias de las batallas y también avivarían en él los relatos de la represión revolucionaria sobre los campesinos y sus familias", escribe Barbadillo.

¿Y cómo era ese editor que no quiso publicar esta novela de Verne? "Hetzel, de familia protestante, había participado en la revolución de 1848, que sacudió toda Europa. En cuanto la Segunda República dio paso al Segundo Imperio, Hetzel se marchó a Bélgica, donde publicó panfletos contra el emperador Luis Napoleón. De regreso a su país, contribuyó a desprestigiar el régimen imperial y luego apoyó la III República, hasta su muerte en 1886. Por fortuna, el silencio se ha roto".

Adquiera aquí en OcioHispano El Conde de Chanteleine

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA