Domingo, 21 de julio de 2019

Religión en Libertad

Es lo primero para normalizar el cerebro

La adicción a la pornografía online es una droga, tipo crack: se requiere 10 días de desintoxicación

Sale al mercado un libro que explica cómo desengancharse al "mono de la pornografía online", un problema que afecta a millones de personas

ReL

Internet es un medio para la actividad de las sectas
Internet es un medio para la actividad de las sectas
Ya es un problema mundial. Más de 146 millones de páginas pornográficas son vistas al día. Eso representa más del 30 por ciento de todo el tráfico en internet según cifras de 2006. Los ingresos de la pornografía online a nivel mundial se calculan en más de 100.000 millones de dólares al año, muy por encima de los beneficios que declaran en su conjunto grandes empresas como Google, Microsoft, eBay, Appel o Netflix.
 
Cuatro millones de portales pornográficos
Existen más de cuatro millones de portales de temática pornográfica, y su consumo no para de crecer. La comunidad médica ya califica la adicción a la pornografía como una nueva droga tan peligrosa como el “crack”. Domina la mente, el cuerpo y la voluntad, además de generar una liberación abundante de dopamina en el cerebro, algo que también sucede cuando se consume cocaína o heroína.


 
Un libro que da esperanza
El libro “La pornografía online. Una nueva adicción” (Vozdepapel), escrito por Óscar Tokumura, señala la correlación entre la exposición a la pornografía y la modificación física al cerebro.

Según un estudio realizado en Alemania por el Instituto Max Planck a un grupo de personas no adictas a la pornografía, se constató como esas personas experimentaban un cambio en su masa cerebral tras consumir una media de cuatro horas semanales de pornografía durante varias semanas. En concreto, la zona cerebral que normalmente se activa a causa de la dopamina y otros neurotransmisores generando excitación, se vio reducida de tamaño. Los investigadores alemanes concluyeron que ante una sobredosis de dopamina, la zona del cerebro afectada se retrae generando una reducción de masa encefálica.
 
Hay esperanzas para romper esa adicción
Con la voluntad no es suficiente para romper esas cadenas que esclavizan. Los expertos en esta nueva adicción señalan un primer paso fundamental: 10 días de desintoxicación en los que no puede haber caídas en el consumo de la pornografía. Ese es el periodo mínimo que establecen los médicos para que el cerebro del adicto se normalice de la sobredosis de dopamina y de otros neurotransmisores que lo estimulan. A partir de ese momento, Tokumura da unas pautas realistas para dejar atrás esta adicción que domina sobre la voluntad del consumidor y trastoca la vida.
 
Avalado por estudios y terapias
“La pornografía online. Una nueva adicción” es un texto que ofrece esperanza a los que están enganchados a esta droga. Avalado por infinidad de estudios y terapias que han devuelto la esperanza de miles de personas, “La pornografía online. Una nueva adicción” tiene un mensaje claro: hay salida para este laberinto.

Título: La pornografía online. Una nueva adicción
Autor: Óscar Tokomura
Editorial: Vozdepapel
PVP: 10 euros
Comprar:
OcioHispano

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA