Miércoles, 07 de junio de 2023

Religión en Libertad

Éxito de la cita deportiva e interreligiosa en Roma

Violetta llorando y Maradona incansable en el histórico Partido por la Paz con el Papa en Roma

Los futbolistas del Partido por la Paz con el Papa Francisco, con el trofeo con forma de olivo, símbolo bíblico de reconciliación
Los futbolistas del Partido por la Paz con el Papa Francisco, con el trofeo con forma de olivo, símbolo bíblico de reconciliación

ReL/Zenit

El Papa Francisco convocó al mundo del fútbol a un partido lleno de estrellas. En el estadio Olímpico de Roma jugaron los equipos de dos ONG que recibirán los beneficios del acontecimiento.

El equipo Azul, el de Scholas Ocurrentes, formó con Ginluigi Buffón; Hugo Campagnaro, Laggrotaglie, Walter Samuel, Gabriel Heinze; Mascherano, Maradona, Baggio, Radja Nainggolan, Ricky Alvarez; y Juan Iturbe.

El equipo Blanco, el de la Fundación Pupi alineó a Fernando Muslera; Zanetti, Diego Lugano, Iván Córdoba, José Chamot; Cristian Ledesma, Diego Simeone, Alessandro Del Piero, Carlos Valderrama; Iván Zamorano y David Trezeguet.

Todos ellos fueron recibidos por el Papa antes del partido. Allí acudieron también el flamante técnico de la selección argentina, Gerardo Martino y el subcapitán, Mascherano. El gran ausente fue Lionel Messi, quien no asistió por la lesión muscular que sufrió el domingo en el duelo de Barcelona ante Villarreal, correspondiente a la Liga española.

El primer tiempo terminó 2-0 con goles de Iturbe y Baggio, ambos tras pases de Maradona, una leyenda del fútbol que ya tiene 53 años.

En el segundo tiempo, ingresaron Juan Pablo Carrizo, Ezequiel Schelotto, Germán Denis, Abel Balbo y Mauro Icardi, entre otros. El ucraniano Schevchenko descontó, de penal, para el equipo Blanco. Y después Icardi marcó un doblete y Hemed, de cabeza, le dieron vuelta al resultado. Más tarde descontó el paraguayo Roque Santa Cruz para el equipo Azul y luego Schevchenko volvió a marcar e Icardi selló el resultado final: 6-3 a favor de la Fundación Pupi y el equipo blanco.

Maradona mostró su atlento y un entusiasmo incansable hasta el punto de que su hija menor, Gianinna Maradona, le dedicó un tuit.



Los participantes en este encuentro quisieron dejar constancia de su emoción y compromiso con la causa de la paz y la iniciativa del Papa Francisco, con declaraciones a la agencia Zenit.

"Haber representado la paz y estar acá, fue increíble. Creo que la música y el deporte une el mundo. La posibilidad de transmitir un mensaje, para mí es un orgullo". La cantante y actriz argentina Martina Stoessel, más conocida como Violetta por su papel en la serie de Disney, manifestó con estas palabras -y con lágrimas- su emoción tras su actuación musical en el estadio. 


Se da la circunstancia, un poco desconcertante, de que una de las dos canciones que cantó Violetta fue "Imagine", del beatle John Lennon, sin dejarse su frase "imagina un mundo sin nada por lo que morir o por lo que matar, y sin religión" ("... and no religion, too"). [Sobre la fe de Lennon en sus últimos años, léase aquí].


Violetta canta Imagine a partir del minuto 3.40, una canción que empieza imaginando que no existiese el Cielo (Heaven, en su sentido religioso).

El veterano jugador italiano Roberto Baggio, que marcó gol durante el partido, destacó "el gran corazón" del Papa y expresó un anhelo: "Espero que sea el inicio de algo".

Sulley Ali Muntari, procedente de Ghana y jugador en el Associazione Calcio Milan, indicó que había sido una experiencia muy bonita. Y añadió que "más allá de ser musulmán he venido al Vaticano que es el centro del mundo cristiano. De cualquier forma, siempre es un Dios ante el que nos arrodillamos. Por tanto, siempre es bonito estar todos juntos para dar un mensaje de paz y porque creemos en Dios".

El veterano jugador chileno Iván Zamorano (que jugó 2 años en el Sevilla y 5 en el Real Madrid) resaltó que el encuentro fue muy bonito y especial. "Cuando estás llegando sientes algo especial. Y tener la posibilidad de estar aquí con la familia, esto es una bendición".

Finalmente, Javier Zanetti, el argentino que ha estado 18 años en el Inter de Milán y ha sido el jugador que más ha impulsado el encuentro junto con el Papa, se mostró satisfecho con el resultado. "El Papa nos ha transmitido este sentimiento, este deseo de llevar la paz al mundo, sobre todo en estos momento en los que lamentablemente suceden cosas como las guerras", observó. 



Antes del partido, el Papa recibió a jugadores, familiares e impulsores de la iniciativa.

El portero israelí Dudú Aouate (que ha jugado en el Racing de Santander, el Deportivo de La Coruña y actualmente es el propietario del RCD Mallorca donde jugó 6 años), elogió “el mensaje de un partido interreligioso, porque si bien vivimos en una etapa muy conflictiva hay que demostrar que es necesario primero mirar a la persona y a los ojos de ella, y no si uno es blanco o negro, judío, cristiano o musulmán”.

Además aseguró que la familia “es fundamental, somos humanos creo que la familia es lo primero y más importante, antes mismo que el fútbol”. Añadió que espera que “cada vez sean más los futbolistas que apuestan por la familia” (él lleva casado 16 años y tiene 3 hijos).

Presente en el Aula Pablo VI con su kipá (gorrito tradicional judío) estaba el empresario argentino Eduardo Elsztain, que indicó: “Creo que es un encuentro muy valioso todo lo que tenga que ver con iniciativas para la paz, para la unión de los pueblos y lo que tenga que ver con la lucha a la pobreza, creo que es efectiva y muy valiosa. Nosotros apoyamos a esta iniciativa, y creo que venir, hacer este viaje y tener una entrevista personal con el papa Francisco fue muy especial”.

Recordó que al actual pontífice “lo conocíamos de muchos encuentros tenidos con el Congreso Judío Mundial, cuando era arzobispo en Buenos Aires, donde tenía muchas reuniones. No sólo participamos en esta iniciativa, también queríamos visitar a un amigo. Creo que el Papa se está comportando como un líder, él es un movilizador y esta es una iniciativa muy valiosa. Por ello vine aquí acompañado de mi esposa”, declaró a Zenit.

Adrián Pallarols, el artesano argentino que confeccionó el trofeo para el ganador del Partido Interreligioso por la Paz, le indicó a ZENIT: “Quisimos simbolizar el mensaje de Francisco, que no es solamente un llamado deportivo. Aquí hay gente que tiene capacidad de convocar y deseamos que pueda concientizar de que éste es un llamado a la paz. Hay gente sufriendo, familias que se desmontan, bombas que matan gentes. El icono no es el de un evento deportivo sino que se refiere a la paz".

Explicó que el trofeo tiene forma de olivo porque "Noé recibió un olivo estando en la barca y Jesús rezó en el Monte de los Olivos antes de darse por los demás. Trabajando sobre un olivo natural, la pieza tiene 24 olivas haciendo referencia a los 12 apóstoles y los 12 ancianos del Antiguo Testamento", dijo Adrián a la prensa argentina con el trofeo en sus manos. Está hecho de plata y forjado, cincelado y esculpido a mano, que con sus 85 hojas caladas a mano da la sensación de estar frente a un olivo verdadero.



 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda