Viernes, 22 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Padre Morgan Osborne

Un cura español fue el que más influyó en Tolkien en lo espiritual y en lo intelectual

Era del Puerto de Santa María y nieto del fundador de las bodegas Osborne. Sustentó economicamente a los dos hermanos cuando se quedaron huérfanos.

Padre Xavier Morgan Osborne
Padre Xavier Morgan Osborne
La vida de John Ronald Reuel Tolkien es, como la de todos, un milagro. Pero la suya, un milagro documentado. A los 2 años, era un niño enfermizo de futuro incierto. A los 4, su padre murió y la penuria obligó a su madre, Mabel, a abandonar Sudáfrica (Bloemfontein, “la ciudad de las rosas”) para volver a Inglaterra, y lo que es peor, a los suburbios de Birmingham.

Cuando John tenía 8 años, Mabel se enfrentó a su familia baptista y se convirtió al catolicismo. Desamparada por lo suyos, con el único auxilio del párroco, el padre Morgan (Francis Xavier Morgan Osborne), un cura gaditano de padre galés a quien llamaban “tío Curro”, pero con un espíritu que Tolkien describió como el de una mártir por su fe, Mabel murió poco después de diabetes y J.R.R. y su hermano Hilary quedaron al cuidado de una tía política de mal carácter durante cuatro años largos y oscuros hasta que Morgan los rescató y los llevó a vivir a una pensión en Birmingham que servía de orfanato.

Salir de la comarca
El cura gaditano (nacido en el Puerto de Santa María y nieto de Thomas Osborne Mann, el fundador de las bodegas) administraba los pocos bienes de los Tolkien, y como viera que aquellos no bastaban, iba aportando de su bolsillo lo necesario para que pudieran estudiar en el King Edward’s School y después en Oxford.

Fue en aquella pensión-orfanato donde Tolkien se enamoró con locura de Edith Mary Bratt, pero el sacerdote prohibió toda comunicación entre los enamorados hasta que J. R. R. cumpliera 21 años. Tolkien obedeció.

El tío Curro ayudó a cimentar su fe católica
No es difícil conjeturar que lo hizo no sólo por la deuda impagable de gratitud que su pequeña familia había contraído con el padre Morgan, sino porque durante aquellos años, el tío Curro fue quien ayudó a Tolkien a cimentar su fe católica, que llegó a ser, como aseguran los estudiosos de la obra del escritor, el componente fundamental de sus posiciones ideológicas tan presentes en sus obras (Tolkien se movió entre el conservadurismo y una suerte de anarquismo antitotalitario y antibelicista).

El referente del cura gaditano
Por lo tanto, sin aquel cura gaditano, sin el dinero del vino de jerez, sin la instrucción católica recibida, nada nos habría llegado de Tolkien porque es muy posible que el joven huérfano que llegó a imaginar el hobbit jamás habría salido de la comarca.

Más sobre Tolkien: 

Libros de J.R.R.Tolkien en OcioHispano

Sociedad Tolkien Española

Tolkien, Chesterton, Campbell y el paganismo que acerca a Cristo
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA