Domingo, 13 de junio de 2021

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Hace bella a la familia. Comentario para Matrimonios: Marcos 3, 31-35

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

El que haga la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 3, 31-35

En aquel tiempo, llegaron la madre y los hermanos de Jesús y desde fuera lo mandaron llamar.
La gente que tenía sentada alrededor le dijo: - Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan.
Les contestó: - ¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?
Y, paseando la mirada por el corro, dijo: - Estos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Hace bella a la familia.

Desde que vino Jesús a este mundo, por el bautismo, nos ofrece otro tipo de relación que va mucho más allá de la relación carnal o de consanguinidad. Los lazos que nos unen con un amor imperfecto, olvidadizo y egoísta, son elevados a una unión que sólo la hace posible el Espíritu Santo.
Jesús en el Evangelio nos habla de la gente que había sentada a su alrededor. Cuando la familia se sienta alrededor de Jesús cada día, todas las cosas se renuevan, se trasforman y se embellecen. El trato entre los esposos adquiere una belleza y una comprensión nuevas. De los padres hacia los hijos florece la paciencia y de los hijos a los padres el respeto y la obediencia, entre los hermanos desaparece lo grotesco: ni se insultan, ni se desprecian, sino que se apoyan entre ellos, desean estar juntos y se echan de menos.
La familia que se reúne alrededor de Jesús, irradia la luz de Jesús, pues Él comparte con ellos Su corazón, Sus sentimientos, el deseo por lo bello y el bien común... Éstos son una verdadera Familia. La familia que reza unida, permanece unida para siempre, siempre… Tienen claro que sus lazos en la carne son pasajeros y ponen su objetivo en la eternidad. Convirtamos nuestra familia en la Familia del Señor, cumpliendo Su voluntad.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juanjo: (Hijo) Es una pena que mis amigos de clase (Bachillerato), a pesar de estar en un colegio religioso, no crean.
Rafa (Padre de Juanjo): Y tú ¿Por qué crees?
Juanjo: Porque he experimentado la presencia de Dios en mi vida y en la vida de nuestra familia. He visto cómo ha actuado. He comprobado cómo eran las cosas antes de que rezásemos juntos y cómo son ahora, cómo nos ha unido, y también he experimentado lo que pasa cuando dejo de rezar. Entro como en una oscuridad, una falta de paz, tengo menos paciencia y soy menos comprensivo con los demás…
Rafa: ¿Y tú crees que eso lo hace el Señor?
Juanjo: No tengo la menor duda.
Rafa: Me gusta que ayudes a otros a unirse más. Te he oído varias veces ocupándote de resolver conflictos entre amigos tuyos, aconsejando e intercediendo. Veo que además de estar unido a Jesús, intentas hacer su voluntad y vas en Su nombre. Enhorabuena, Juanjo.

Madre,

Ata a nuestros hijos a Tu corazón, tuyos son. Nosotros te necesitamos, queremos pertenecer contigo a la santa Familia de Dios.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda