Lunes, 23 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Tu matrimonio como Dios lo pensó.

Querer querer. Comentario para Matrimonios.

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

Salió el sembrador a sembrar
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 4, 1-20

En aquel tiempo, Jesús se puso a enseñar otra vez junto al mar. Acudió un gentío tan enorme, que tuvo que subirse a una barca y, ya en el mar, se sentó; y el gentío se quedó en tierra junto al mar.
Les enseñó muchas cosas con parábolas y les decía instruyéndolos:
«Escuchad: Salió el sembrador a sembrar; al sembrar, algo cayó al borde del camino, vinieron los pájaros y se lo comieron. Otra parte cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra; como la tierra no era profunda, brotó enseguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y, por falta de raíz, se secó. Otra parte cayó entre abrojos; los abrojos crecieron, la ahogaron, y no dio grano. El resto cayó en tierra buena: nació, creció y dio grano; y la cosecha fue del treinta o del sesenta o del ciento por uno».
Y añadió: «El que tenga oídos para oír, que oiga».
Cuando se quedó a solas, los que lo rodeaban y los Doce le preguntaban el sentido de las parábolas.
Él les dijo:
«A vosotros se os ha dado el misterio del reino de Dios; en cambio, a los de fuera todo se les presenta en parábolas, para que "por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan, no sea que se conviertan y sean perdonados"».
Y añadió:
"¿No entendéis esta parábola? ¿Pues cómo vais a conocer todas las demás? El sembrador siembra la palabra. Hay unos que están al borde del camino donde se siembra la palabra; pero, en cuanto la escuchan, viene Satanás y se lleva la palabra sembrada en ellos. Hay otros que reciben la semilla como terreno pedregoso; son los que al escuchar la palabra la acogen con alegría, pero no tienen raíces, son inconstantes y, cuando viene una dificultad o persecución por la palabra, en seguida sucumben. Hay otros que reciben la semilla entre abrojos; estos son los que escuchan la palabra, pero los afanes de la vida, la seducción de las riquezas y el deseo de todo lo demás los invaden, ahogan la palabra, y se queda estéril. Los otros son los que reciben la semilla en tierra buena; escuchan la palabra, la aceptan y dan una cosecha del treinta o del sesenta o del ciento por uno».

Palabra del Señor.

Avisos:

(De los siguientes retiros no se han abierto las inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Madrid: 8-10 de marzo (Casa Oblatos)
  • Retiro en Barcelona: 15-17 de marzo (Casa de Espiritualidad María Inmaculada, Tiana)
  • Retiro en Cádiz (Chipiona): (Inauguramos ciudad!!!) 10-12 de mayo, Santuario de Regla.
  • Retiro en Navarra (Javier): 31 de mayo, 1 y 2 de junio.

Querer querer.

Lamentablemente, esta parábola la vivimos casi a diario. Hay algunos matrimonios que no están abiertos a escuchar la buena noticia del matrimonio, porque están demasiado centrados en lo que el esposo tiene que corregir… y están cerrados en sus criterios, no quieren escuchar, o no están abiertos a probar algo nuevo. Otros, reciben la buena noticia de la grandeza y la belleza del matrimonio con mucha alegría, pero a la primera discusión o caída, se vienen abajo y tiran la toalla, como si un montón de años de vida sin construir o construyendo mal, se arreglasen en unas semanas. Otros, reciben el mensaje también con alegría, pero no están dispuestos a renunciar a nada, ni a su tiempo, ni a su descanso, ni a su comodidad. Así que no rezan juntos, no van a los sacramentos, no van al itinerario para matrimonios, y se acaban desanimando porque no ven avances.

Pero gracias a Dios, también hay matrimonios, que acogen el mensaje, acogen la misión que les ha encomendado y empiezan a trabajar y a rezar juntos… Y su matrimonio da la vuelta como un calcetín. Están alegres, ilusionados, enamorados, los hijos flipando… Cuando vemos a éstos, que se cuentan ya por cientos en el Proyecto, uno arranca en su interior en alabanzas a Dios, glorificándole por la obra tan hermosa que está haciendo en ellos. Imposible para los hombres, pero no para Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Matrimonio Tutor: Mirad, ¿veis ese matrimonio de ahí que ahora viene de matrimonio custodio al retiro? Cuando vinieron no creían en Dios. Su matrimonio estaba fatal. Tenían ya tomada la decisión de divorciarse y vinieron invitados por un familiar. ¿Y qué hicieron? Dejarse llevar. Hicieron lo que se les dijo. Rezaron aunque no creían, y siguieron todas las pautas que se les marcaron. Mírales ahora. Nadie diría que algún día estuvieron como estuvieron.
Matrimonio tutelado: Nosotros también queremos conseguirlo y estamos dispuestos a lo que haga falta.
Matrimonio Tutor: Eso es lo único que hace falta. Querer querer. Ya veréis qué maravilla os espera.

Madre,

Tú quieres que nos salvemos, y envías a muchos hijos tuyos para que medien. El Señor se entrega por nosotros, los ángeles nos sirven… ¿Qué mas queremos? Sólo hace falta un sí definitivo, y ya. Nosotros somos testigos de lo que ha ocurrido detrás de cada “sí” y es impresionante. Para el matrimonio que ha tomado la decisión y para muchos otros. Es la cadena del transmisión del amor de Dios para los matrimonios y las familias. Alabado sea el Señor.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA