Viernes, 03 de diciembre de 2021

Religión en Libertad

Blog

y III... La Salvacion de Cristo

por Cuestión de vida

Vamos con la tercera y última parte de esta serie sobre psicosis y redención. ¿Quién nos salvará de esta esclavitud? En el vídeo https://youtu.be/8Ccpobip-Fs se nos habla de la autodisciplina y una parte de razón tiene, porque cuando una persona no se domina a sí misma y vive esclava de sus pasiones y sus emociones no puede ser libre de ninguna manera y, además de ser esclava de sus pasiones y emociones, se convierte en esclava en cualquiera que sepa manejar o excitar a su conveniencia esas pasiones sin control.

Por supuesto que la autodisciplina es buena y necesaria, pero no nos dejemos engañar por las palabras, la autodisciplina se llama ascesis en la vida cristiana y aunque tiene elementos en común es mucho más.

La autoayuda se basa en que el hombre puede salvarse a sí mismo, y no es así, todos estamos necesitados de salvación. La soberbia nos hace pensar que lo podemos todo y la realidad nos hace descubrir nuestra debilidad y el choque entre ambas suele ser muy muy duro, tan duro que preferimos negar la realidad y seguir en nuestra soberbia

¿Quién nos salvará, pues, de esta esclavitud, la de fuera y la de dentro? Pues Jesucristo nuestro Señor, Camino Verdad y Vida, no se nos ha dado otro nombre.

Cuando yo era pequeña y me hablaban de que la salvación no entendía muy bien de qué me había salvado Jesucristo, no sentía que me tuviera que salvar de nada y no entendía por qué había elegido ese camino tan extraño, escandaloso y poco atrayente de la Cruz.

Ahora, no es que haya comprendido toda la profundidad que tiene la Redención, pero sí que voy atisbando de qué cosas me ha salvado, y en concreto las voy a referir a las manipulaciones a la que la cultura de la muerte nos ha sometido y a sus terribles consecuencias destructivas.

En primer lugar, Jesús es la Verdad y la verdad nos hace libres. Vivimos en un mundo rodeado de mentira y de confusión, no sabemos a quién creer, no sabemos lo que es verdad y lo que es mentira. Las ideologías cambian y se suceden y parece que la verdad ya no existe, que cada uno tiene la suya y ninguna es la verdad. La locura que vivimos es tal que no es que no exista la verdad, es que ni siquiera existe la realidad, puesto que se niega la realidad misma. Vivimos en la mentira y la mentira no solo nos esclaviza, sino que nos destruye. Qué gozo y consuelo para el corazón y qué liberación saber que Cristo es la Verdad y que cielo y tierra pasarán, más sus palabras no pasarán.

Recuerdo un anuncio de Radio María de hace muchos años, en el que se oía mucho ruido de distintas noticias con mucha confusión y en medio de dicha confusión se oía claramente «Lectura del Santo Evangelio…». Solo Dios habla claro, solo Dios no miente, solo Él tiene palabras de Vida Eterna.

En segundo lugar, Jesús es Camino, nos enseña el camino del bien, el camino que conduce a la vida y a la plenitud y nos advierte del pecado, es decir, de aquello que nos esclaviza y destruye. ¡¡Qué liberación son los mandamientos!! Cuántas vidas se destruyen por no seguirlos y dejarse llevar de nuestras pasiones e instintos, a veces por debilidad, otras por engaño, porque el mundo nos dice que lo malo es bueno y lo bueno, malo y otras porque nuestro corazón, ya endurecido con el pecado, persigue el mal. Cuando el amor a Dios está por encima de todo y cuando no todo está bien, aunque lo desee, cuando vivo en la castidad, en la templanza, en la generosidad, en la humildad… entonces soy verdaderamente libre.

En tercer lugar, Jesús es la Vida. Los mártires cristianos son los más libres, porque no hay nada que los poderes de este mundo les puedan arrebatar, ni siquiera les pueden robar la vida porque la entregan como su Maestro. Los dictadores nos oprimen porque tememos la muerte y tenemos creo que aun más que a la muerte que se nos margine del grupo,  pero cuando hay algo por encima de la propia vida del cuerpo y una vida eterna que Cristo nos promete, entonces el emperador no puede obligarnos a echar incienso a dioses paganos, ni a ninguna otra cosa porque «los príncipes de la  tierra son seres de polvo que no pueden salvar, exhalan el espíritu y vuelven al polvo y ese día perecen sus planes».

Demos gracias a Dios por la Redención, por la de todos y por la de cada uno de nosotros en particular. Los poderes de este mundo no pueden esclavizarnos, no pueden destruirnos, porque todo lo podemos en Aquel que nos conforta

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda