Viernes, 23 de agosto de 2019

Religión en Libertad

Blog

Donde está tu Tesoro, ahí estará tu corazón...

¡¡No Tengáis Miedo!! (2)

por Jorge García Suárez

"El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo.
El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas; y al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró
". (Mt. 13, 44-46).

 
Después de haber pasado tanto tiempo, y de haber dado tantos tumbos... Ya me valía...
...Desde marzo de 2018, justamente eso me ha pasado. A día de hoy, no cambio ese Tesoro por nada. La fe en nuestro Señor, y el amor que tengo por mi esposa y mis hijos, son mis Tesoros más preciados. Y no los cambio por nada, ni me cambio por nadie... Espero que con la Ayuda de Dios, los conserve hasta el final, que será el Principio... 
 
Desde los 16 años más o menos, empecé a ver, intuir, que el Señor siempre me estuvo llamando, "a algo". Por una razón que a día de hoy sigo desconociendo; parece ser que me tiene un "aprecio especial". Esto pasa con todos, no creo que yo sea un caso aparte, que haya inventado la rueda. ¡Señor, pero cuánta paciencia y amor, tienes con todos nosotros!.
 
Creo que todo esto empezó a los once años, cuando mis padres me mandaron a un colegio en Las Palmas, vinculado al Opus Dei. Antes que nada, quiero deciros, que no pertenezco a la Obra, aunque en su día sí, por un breve período, casi cuatro años.  
Eso sí, tengo bastantes y muy buenos amigos que sí que lo son. Y son amistades, para toda la vida. Conservo amigos desde hace al menos 25 años, que son de la Obra. Por tanto, quiero mostrar y dejar constancia de mi agradecimiento y cariño, a dicha institución de la Iglesia, por la que gracias a ella, descubrí a Dios desde aquellos años. Soy consciente que sin ella, a día de hoy, no estaría cómo y donde estoy.
 
Pues pasan los años, sigo en ese colegio, y estando en 3°de BUP, en octubre de 1993, decido hacerme miembro numerario del Opus Dei. He de aclarar que, al ser todavía menor de edad, no pertenecía jurídicamente. 
Recuerdo con mucho cariño, los meses, las semanas previas al tomar esa decisión. El hecho de pensar, de ver que el Señor, me podía estar llamando a Su Servicio, me llenaba de un orgullo indescriptible. Como si me hubiera "echado novia", casi nada. 
Y eso que recuerdo que lo tenía casi todo en contra: los compañeros de clase hacían "bromas" al respecto; se metían con todo lo que tuviese que ver con Dios, el ambiente en casa de mis padres tampoco me lo ponían fácil... Con la perspectiva que dan los años, veo ahora que en esto, como en otras cosas, el Señor me estaba preparando para el futuro.
 
Pues ahí que me pongo el mundo por montera, y me entrego lo que sé y puedo en ello. No faltaron alegrías, penas, preocupaciones, éxitos, fracasos, alguna lagrimilla de dolor, gracia, pecados "a punta pala"... Lo que viene siendo la vida misma.
Hasta que en febrero de 1997, un buen amigo de la Obra (hoy sacerdote y sigo en contacto con él), me dijo que si yo creía que ese camino era el mío. Me aconsejó que lo consultara y lo rezara al Señor. Así hice. En esa época de mi vida, me notaba que no era feliz. Estaba perdido, triste, porque lo que creí ver en su momento, ya no lo veía. Ese era el problema: ya no me veía en el Opus Dei.
Lo recé, lo pensé y me decidí. Me pareció que lo más sensato y adecuado era "dejarlo", y creo que así me lo hizo ver el Señor. De modo que, desde marzo de 1997, tras casi cuatro años, dejé de pertenecer a la Obra. Tenía 20 años. 
 
Y... claro. De repente, me veo con 20 años, joven, sin compromisos, y comienza un nuevo capítulo en mi vida, que se titula: "Haciendo el chorra"
Desde esa época, estaré yendo y escapando del Señor. Varios meses tratándole, otros sin saber nada de Él. Totalmente inconstante. Cuando me alejaba de Dios, más solo, triste, nervioso y vacío me sentía. Cuando me acercaba a Él, todo lo contrario. Entonces, ¿porqué no procuraba estar siempre cerca del Señor?, pues por decirlo de una manera suave, tenía que estar "haciendo el chorra". Eso, y claro, la naturaleza caída provocada por el pecado original, y todo ese lío...
Esta época, se prolongará en el tiempo. Mucho, mucho tiempo. Se alternarán muy breves y pequeños períodos de acercamiento al Señor, con dilatados tiempos de "rebote". Desde 1997 hasta 2004, estaré así. Y desde 2004 hasta 2018, estuve ya, totalmente abandonado del trato con Dios. Todo este tiempo, excepto en abril de 2007, que me confesé para casarme, el resto, estuve actuando como si Dios no existiera. Total, unos catorce años de "huelga", como suelo decir. Catorce años de desierto. 
Sí que recuerdo, que a menudo, por la noche mientras me quedaba dormido, rezaba compulsivamente el Acto de Contricción, o "Señor mío Jesucristo ". Sospecho que esto fue lo que me mantuvo con vida, y el Señor ha tenido esa Misericordia conmigo, sin yo merecerla.
 
Así que, no nos engañemos. No pensemos que esto es para unos pocos. Soy uno como vosotros. Con sus filias, fobias, defectos (muuuchos), virtudes (esas menos), gracia, pecados... Pero nos tenemos que animar todos, a ir a por ello, a darlo todo. Tenemos que luchar, e ir a por "el premio gordo": ser santos. Morir en el intento. Ser santo puede ser difícil, pero no imposible, con la Ayuda de Dios. O, ¿para qué otra cosa estamos aquí?. ¿Para que otra cosa nos ha creado?.
Pase lo que pase, estemos donde estemos, nunca perdamos ese rumbo, que no es otro que "vernos Arriba", en el Cielo, a disfrutar y estar con el AMOR de verdad, ése que va con mayúsculas. 
 
Una vez más, San Pablo, "lo clava":
 
"Porque tengo la certeza de que ni la muerte ni la vida, ni los Ángeles ni los Principados, ni lo presente ni lo futuro, ni los poderes espirituales, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra criatura podrá separarnos jamás del Amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, nuestro Señor". (Rom. 8, 38-39).

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA