Jueves, 17 de octubre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Se me pasa el arroz

                                           Se me pasa el arroz

En la actualidad, por las circunstancias que sea, que son variadas y no es el momento de analizar, se está retrasando la edad de la boda.

    Eso no quiere decir que se retrase la edad del noviazgo. En nuestra sociedad, el que no tenga pareja a una edad muy temprana, parece que esta fuera de órbita y empieza la preocupación. Las madres se muestran felices, en la mayoría de los casos, de que sus hijas e hijos, a edad temprana, ya estén con pareja, e incluso presumen de ello. Podemos decir que hay prisa por echarse novio.

   Lo cual lleva consigo que muchas parejas tengan noviazgos excesivamente largos, cosa que, según bastantes expertos, no es recomendable. O que, por otra parte, como la edad de casarse es tardía, haya personas que no tengan ganas de comprometerse hasta una avanzada edad. En muchos casos, estas ganas vienen porque su reloj biológico empieza a apretar: se me pasa el arroz.

   Se empieza a buscar novio con prisa, hay que encontrarlo cuanto antes. Cuando se encuentra, es bastante probable que se tenga mucho miedo a perderlo.

   Si lo pierdo, cada vez es más difícil encontrar otro y se me pasa el arroz.

   Este pen­samiento es bastante lógico, pero tiene algo de chantaje con uno mismo. Se tienen más prisas, baja uno la exigen­cias en lo que buscaba. Se pasan por alto defectos que pue­den ser graves para la convivencia posterior. El objetivo ya no es conocer a una persona con la que compartir mi vida, que vaya a ser el futuro padre de mis hijos. Se ha cambiado el punto de mira, el objetivo es casarse.

   Estas relaciones, por una parte tienen la ventaja de que, al ser más mayores, los novios se pueden conocer en menos tiempo, pero cuando el objetivo es casarse, es bastante pro­bable que los novios se conozcan menos. Se dicen que con la edad que tienen no pueden estar mucho tiempo de no­vios y todo va muy acelerado. Poco profundo, muy superfi­cial.

   Hay que tener mucho cuidado con los  relojes  biológi­cos, juegan muy malas pasadas, se pueden tener noviazgos muy superficiales y tan  cortos que no dejan tiempo para que  el amor se asiente.

   Se tienen relaciones sexuales, hay que comprobarlo todo, se dicen con una inseguridad grande.

    Y esas personas que no tenían prisa, que no querían comprometerse, ¡había que vivir! 

se chantajean a si mismas con unas prisas y un pasar por alto todo, que en muchos casos - lo veo con mucha frecuencia- van a unos matrimonios que son un pozo de sufrimiento, que hubiera sido evitable con otro planteamiento vital.

 

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA