Lunes, 23 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

La Iglesia siempre necesitará del Derecho Canónico

La Iglesia siempre necesitará del Derecho Canónico

por Duc in altum!

Muchas personas, dentro y fuera de la Iglesia Católica, cuestionan la existencia del Derecho Canónico, afirmando que choca con el Evangelio. Le atribuyen rigidez y/o exceso de formalidades, subrayando que corresponde a una época desconectada de la nuestra; sin embargo, dicha postura pertenece a una corriente de pensamiento que se opone a la Iglesia como institución. Olvidan que si no estuviera institucionalizada se perdería la garantía de evangelizar en todo tiempo. No habría condiciones de cambio de estafeta entre una generación y otra. La dimensión institucional siempre requiere de revisiones y purificaciones, pero en el entendido de que no se trata de un capricho sino de una necesidad en materia de regulación pues la Iglesia incluye un conglomerado de obras que, de otro modo, colapsarían o perderían fácilmente su identidad afectando a millones de personas, pues además de brindar ayuda humanitaria generan empleos. Y lo más importante: Dan a conocer el mensaje de Jesús. Es decir, el sentido práctico de la fe.

Veamos qué nos dicen los números en cuanto a la tarea de organizarnos de la mejor manera posible. Según las estadísticas del Anuario Pontificio 2019, los católicos somos 1,313 millones; es decir, el 17.7% de la población mundial. Sin duda, una cifra de tal magnitud distribuida en los cinco continentes requiere del Derecho canónico. Es decir, la rama jurídica que se ocupa de las normas eclesiásticas. Pero ¿acaso para regular la vida de los católicos en comunidad no basta el Evangelio? Es suficiente en el sentido de que es la clave para vivir la fe, pero lógicamente la Biblia no está pensada para resolver cuestiones estructurales como, por ejemplo, la fundación de una nueva congregación o la apertura de una carpeta de investigación a causa de un sacerdote que ha cometido uno o varios delitos. Necesitamos, por lo tanto, un ente regulador que nos ayude como conjunto de creyentes y de eso se ocupa el Derecho canónico. Olvidarlo, sería caer en la abstracción de una idea agradable pero irreal.

Millones de personas requieren normas y la Iglesia, precisamente para superar las crisis que la han estado golpeando, necesita aplicar tales disposiciones. De otro modo, resulta imposible hacer justicia y mantener la necesaria comunicación y cooperación con las autoridades civiles de cada país. El Derecho Canónico constituye una respuesta viable para ayudar a que la comunidad católica sea coherente. Lógicamente, en un marco de respeto a los valores del Evangelio y a los Derechos Humanos. Justamente para evitar los abusos de poder y otro tipo de desviaciones se abre la necesidad de contar con textos canónicos actualizados.

Incluso la primera comunidad de cristianos, compuesta por los apóstoles, tuvo que poner en orden ciertos puntos logísticos. Por ejemplo, durante el Concilio de Jerusalén. De modo que, si bien la Biblia no es un sinónimo del Código de Derecho Canónico, si presenta el sentido de una comunidad de creyentes que camina unida en la diversidad, dando lugar a ciertos acuerdos normativos. De ahí la relevancia del tema que hemos tratado en los párrafos precedentes.  

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA